Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL SEMANAL
Martes, 11 de abril de 2017

Carta abierta de la Plataforma del Agua al exalcalde de Alcázar, Diego Ortega

Guardar en Mis Noticias.

Desde la Plataforma Contra la Privatización de Aguas de Alcázar hemos leído con estupor las declaraciones del exalcalde, Diego Ortega, y máximo responsable de la privatización de nuestra empresa municipal de aguas con la complicidad de Ángel Puente y Ángel Montealegre, referidas a la avería que hace algunas semanas dejó sin suministro de agua a la población durante 24 horas.

 

Como siempre en sus declaraciones, Diego Ortega, falta a la verdad. Es un mal alcalde que pretende sin pudor y con cualquier excusa justificar la mayor traición que un dignatario público ha hecho a la ciudadanía de Alcázar.

 

De sus palabras se desprende que Diego Ortega desconocía el mal estado de la tubería general que desde Las Perdigueras abastece de agua al pueblo. Eso no es cierto, pues siendo alcalde ya sabía de primera mano el estado de la misma, ya que en su etapa de gobierno se produjeron averías similares cuando la empresa era pública y él no hizo nada por abordar este problema.

 

Incide Diego Ortega en la necesidad de una inversión de 11 millones de euros para la renovación de una tubería nueva, ¿De dónde saca Diego Ortega esa información?, ¿Se la ha proporcionado Aqualia?, ¿Por qué es necesario sustituir toda la tubería?¿Y por qué dice que el gasto lo tiene que asumir el Ayuntamiento y no la empresa mixta?

 

En respuesta a todas estas preguntas entendemos que Diego Ortega habla en el interés de Aqualia, ¿A quién, si no, benefician todas sus argumentaciones?

 

Vayamos por partes, ¿Es necesario sustituir toda la tubería? El sentido común nos dice que las grandes obras públicas o privadas hay que asumirlas poco a poco, sustituyendo lo estrictamente necesario, y en este caso sería el tramo central, que como muy bien contestó nuestra alcaldesa, Rosa Melchor, supondría unos dos millones de euros. También queremos recordarle a Diego Ortega que cuando Aguas de Alcázar era empresa municipal 100% asumía todas las obras de renovación de la infraestructura y el Ayuntamiento no desembolsaba ninguna cantidad. Sirva de ejemplo que de los años 2004 a 2010, la empresa pública invirtió 4.000.000 de euros.

 

¿Por qué dice Diego Ortega que debe ahora pagar el Ayuntamiento cuando ahora la nueva empresa mixta ingresa todo el importe del recibo del agua, incluido lo que antes era tasa del alcantarillado, que antes se destinaba precisamente a este tipo de reparaciones? ¿A quién se está intentando beneficiar con estas declaraciones? Al pueblo de Alcázar está claro que no. A Aqualia, desde luego, le conviene la actuación de una gran obra para evitar la remunicipalización y además aumentar sus ganancias por los contratos a la carta con sus propias empresas.

 

Sigamos con las declaraciones. Afirma Diego Ortega que para remunicipalizar Aguas harían falta unos 18.000.000 de euros. Sr. Ortega, ¿de dónde saca usted esa cifra? ¿Quién se la ha dicho? ¿Por qué ese empeño en engañar y asustar a su pueblo?

 

Usted, Ángel Puente y Ángel Montealegre, regalaron la empresa de aguas por un préstamo de 6.500.000 euros en diez años al 4%, que la empresa está devolviendo puntualmente a costa de todos los vecinos, además de un canon adelantado y de unas acciones cuyo valor Aqualia recuperará. La auténtica realidad es que la empresa se vendió por la mísera cantidad de 1.100.000 euros de prima de emisión.

 

Si en los dos años pasados tras la venta se han devuelto 2.200.000 euros, quedan por devolver 7.100.000 euros. Dado que hay una sentencia firme declarando nula la convocatoria del Pleno y, por tanto, la venta de aguas, se deduce que el Ayuntamiento únicamente tiene que devolver 1.500.000 de euros del canon adelantado y el resto la empresa de aguas.

 

Deje de asustar a su pueblo, Diego Ortega. Bastante daño le ha hecho ya con su pésima y nefasta gestión en los cuatro años que estuvo al frente de la alcaldía.

 

Plataforma contra la privatización de Aguas de Alcázar

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress