Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Lunes, 17 de abril de 2017
Brillante resultado de todas las procesiones

Manzanares culmina una extraordinaria Semana Santa

Guardar en Mis Noticias.

El buen tiempo hizo disfrutar de los atractivos de la ciudad

La Semana Santa 2017 será recordada por contar, de principio a fin, con un extraordinario buen tiempo que dio lucidez a todos los actos celebrados y permitió que muchas personas salieran a las calles de Manzanares para disfrutar de un magnífico ambiente y de la solemnidad de sus procesiones. Bares, restaurantes y hoteles también se vieron beneficiados de esta suma de factores en una ciudad que presentó sus mejores galas en unos días en los que recibió la visita de muchos manzanareños ausentes que en estas fechas tienen una cita ineludible con sus raíces.

 

Con la novedad de algunas de las calles de los recorridos procesionales semipeatonalizadas y con la “Casa Josito” estrenando sus rehabilitadas fachada y techumbre, Manzanares celebró una Semana Santa en la que todo el esfuerzo de las diferentes hermandades se vio recompensado por la vistosidad de sus respectivas estaciones de penitencia, en las que sus pasos y cofrades brindaron unos magníficos desfiles procesionales, marcados por el orden y la solemnidad.

 

El buen tiempo del Domingo de Ramos se prolongó durante toda la Semana Santa. Así, el Vía Crucis del Miércoles Santo permitió disfrutar de una templada noche camino del Cristo de la Agonía. En esta procesión salió por primera vez a la calle el Cristo del Consuelo, que habitualmente preside la sala de cabildos de la ermita de la Vera Cruz. La resplandeciente luna llena acompañó a varios cientos de fieles que hicieron el recorrido por las estaciones del Vía Crucis situadas en la Avenida de Andalucía, donde componentes del grupo de teatro Lazarillo TCE realizaron las lecturas en el trayecto de ida y de vuelta hasta la ermita de la Vera Cruz.

 

Al día siguiente, las cuatro hermandades que participaron en la procesión de la Pasión de Cristo dieron realce a un magnífico Jueves Santo. Con una agradable temperatura, la procesión llegó con luz solar a la carrera oficial, en la que algunos tramos del casco antiguo lucieron su nueva urbanización con aceras y calzada al mismo nivel.

 

La Hermandad de la Oración en el Huerto llevó por tercer año sobre ruedas el paso de su titular, al igual que el de San Juan Evangelista. El trono del Divino Cautivo fue llevado por 24 costaleras y por 25 costaleros el de la Virgen de la Bondad.

 

La Hermandad del Cristo de la Columna y María Consoladora de Afligidos volvió a ser una de las que contó con más nazarenos. Estrenaron cirios de color sangre, igual que los que iluminaron el magnífico paso del Cristo atado a la columna tallado por Ortega Bru. La banda de cornetas y tambores de los verdugos, propia de la hermandad, y la banda de música “Julián Sánchez-Maroto”, pusieron el acompañamiento musical. También lleva cada año más nazarenos la Hermandad Ferroviaria del Encuentro, que estuvo acompañada por la banda de Jesús Nazareno de Membrilla.

 

El paso del Cristo de la Humildad, precedido por el alcalde, Julián Nieva, junto a miembros de la Guardia Civil de Herrera de La Mancha, abrió la participación de la Hermandad de la Virgen de los Dolores. Tras el Cristo, un trío de viento y un buen número de nazarenos dieron paso a la titular de la hermandad, acompañada por la banda de música “Santa Cecilia” de Bolaños.

 

Madrugada

 

La procesión del Silencio de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón transcurrió en la madrugada del Viernes Santo con el fervor habitual que recibe el patrón de Manzanares. Fue una noche espléndida, con mucho público que asistió al estreno de la nueva Virgen de la Misericordia formando paso de calvario con el Cristo de la Vera Cruz y San Juan Evangelista.

 

En medio de las hileras de nazarenos de túnica morada, la banda Santa Verónica de Membrilla acompañó el paso de Nuestro Padre Jesús del Perdón, siempre imponente. Tras él, centenares de fieles con velas, pies desnudos, promesas y agradecimientos.

 

Luego llegó, precedido de un trío de viento, el no menos llamativo conjunto escultórico que se estrenaba en esta procesión formando un paso de calvario, con las tallas del Cristo y de San Juan, obras de Luis Ortega Bru, junto a la nueva imagen del imaginero sevillano Manuel Téllez.

 

Las nazarenas de capa verde de la Virgen de la Esperanza acompañaron a su titular, que cerró la procesión y tras la que desfilaron las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde, Julián Nieva, y el teniente de la Guardia Civil, Antonio Villalta.

 

Viernes Santo

 

El buen tiempo volvió a acompañar durante el Viernes Santo y contribuyó a la brillantez de los desfiles procesionales. En la procesión del Calvario de Cristo participaron las hermandades de Santísimo Cristo de la Buena Muerte y de la Virgen del Traspaso.

 

Los pasos que recorrieron las calles de Manzanares fueron los de la Elevación de la Cruz, el Santísimo Cristo de la Lanzada, el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, el Descendimiento, la Virgen del Traspaso -en su 75 aniversario- y la Santa Cruz. El acompañamiento musical corrió a cargo de la banda de cornetas y tambores de verdugos de la Hermandad del Cristo de la Columna, de la banda de cornetas y tambores del Traspaso y de la Banda de Música “Julián Sánchez-Maroto”. Entre los nazarenos también hubo mucha participación infantil.

 

La última procesión del Viernes Santo, la del Santo Entierro, comenzó a las 21:45 horas en la Parroquia de la Asunción, desde donde salieron los penitentes y los pasos de Cristo Yacente y de la Virgen de la Soledad.

 

Con gran solemnidad y con el único sonido del redoble de tambor que marcaba el paso de los portadores de trono, la procesión hizo su estación de penitencia hasta pasada la medianoche. También hubo notable presencia infantil en las filas de nazarenos del Santo Entierro. Como en el resto de procesiones, no faltaron las mujeres con la clásica mantilla. Tras el paso de Cristo Yacente, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, encabezó la comitiva de autoridades, de la que también formó parte el Comandante de la Guardia Civil, José Mena.

 

Con el mismo buen tiempo que ha marcado toda la Semana Santa, los desfiles procesionales culminaron en Manzanares el Domingo de Resurrección con la participación de nazarenos y cofrades de todas las hermandades penitenciales de la localidad, con sus túnicas y estandartes para anunciar el paso de Cristo Resucitado. La primera teniente de alcalde, Isabel Díaz-Benito, encabezó la representación municipal en esta procesión que concluyó en la ermita de la Vera Cruz pasadas las dos de la tarde.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress