Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gema González
Actualizada el 18:09
Lunes, 24 de abril de 2017
Se intenta buscar una solución con el prestamista

Paralizado el desalojo de Rafa, Mari y sus tres hijos menores en Campo de Criptana

Guardar en Mis Noticias.

El desahucio estaba previsto a las 11:00 horas de hoy lunes en la calle Zorrilla de Campo de Criptana, pero la comisión judicial no se ha presentado en toda la mañana.

En torno a las 13:30 horas se ha anunciado la paralización del desalojo del matrimonio de Rafa, Mari y sus tres hijos menores de edad anunciado para la mañana de hoy en la calle Zorrilla nº 25 de Campo de Criptana. La noticia se ha recibido con alivio y lágrimas entre el matrimonio afectado y las decenas de personas que han arropado durante toda la mañana al matrimonio a las puertas de su vivienda, con pancartas y cánticos para evitar el desahucio. Al la vivienda han acudido también miembros de la Plataforma de Afectados por la Hispoteca de Campo de Criptana y de otras localidades, como Tomelloso. Mientras se busca una nueva fecha (pueden transcurrir uno o dos meses) se intentará buscar una solución con el prestamista.

 

El matrimonio formado por Rafa y Mari han agradecido de todo corazón la colaboración y apoyo a las decenas de personas que han acudido a las puertas de su casa durante la mañana de este lunes, un lunes que parecía ser aciago y que finalmente ha terminado con lágrimas, pero de alegría por mantener aún su vivienda.

 

Cabe recordar que miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se han personado por la mañana en el juzgado de Alcázar para hacer un último intento y evitar el desalojo, pidiendo el mes que permite la ley para recoger los enseres, además de presentar documentación necesaria para evitar el desalojo, como el hecho de que Campo de Criptana no cuenta en estos momentos con viviendas sociales para esta familia.

 

Una vez paralizado el desalojo, ya que la comisión judicial no se ha presentado a lo largo de la mañana para proceder al cambio de cerradura de la vivienda, ahora se tendrá que buscar una nueva fecha, lo que supondrá un mes o dos meses más para que esta familia siga luchando por la vivienda en los juzgados. De hecho, la familia ha pedido a aquellas personas que se encuentran en su situación y que han tenido tratos con el mismo prestamista, que se pongan en contacto con ellos para buscar soluciones.

 

ANTECEDENTES

Cabe recordar que la PAH de Campo de Criptana ha informado que el caso de Rafa y Mari es peculiar ya que no se trata de un desalojo por problemas con el banco, sino con un particular, que desde la Plataforma señalan que es “un presunto estafador, abogado de profesión, el cual se valió de la desesperación y situación de vulnerabilidad de esta pareja para realizar con ellos una serie de contratos con unas condiciones tremendamente abusivas que les ha llevado a esta situación".

 

Otra medida previa que ha realizado la PAH de Campo de Criptana ha sido “empapelar” varias calles de la localidad de Herencia, de donde es la persona propietaria de la vivienda en la que están Rafa y Mari, con carteles en los que informan del desahucio. Como último intento y tras conocer la orden de lanzamiento, la familia ha puesto una demanda contra el propietario de la vivienda para evitar que se ejecute esta orden de lanzamiento por, entre otras muchas cosas, condiciones abusivas del contrato de arrendamiento y que ahora mismo está en trámite.

 

Por otra parte, los miembros de la Plataforma han explicado a El Semanal que esta familia en ningún momento se quedará en la calle, ya que se están buscando alternativas, aparte de que existe una colaboración plena por parte del Ayuntamiento de Campo de Criptana y de los Servicios Sociales del municipio.

 

Según han explicado a este periódico miembros de la Plataforma, esta familia, con tres hijos menores de edad, tuvo dificultades económicas con el banco y se pusieron en manos de un prestamista, en el año 2006, que les dio un préstamo de 32.500 euros, “que supuso una segunda hipoteca, que tenían que devolver en seis meses y que fue un dinero que nunca vieron”. "En 2008, ante la imposibilidad de pagar el dinero, volvieron a la notaría para escriturar una compra-venta de la vivienda donde se saldaban los 32.500 euros, más los intereses, más lo que se debía al banco, pero siguen sin ver un euro”. En este mismo acto, "el propietario de la vivienda les deja como inquilinos con un alquiler de 600 euros al mes". El devenir de los días les ha llevado a interponer varias demandas por estafa, la primera de ellas desestimada por prescrita. La situación, según la Plataforma, “es un cúmulo de despropósitos con el abogado, los juzgados, el prestamista y en definitiva una situación insólita y complicada”, asegurando que de momento esperan que se conceda el mes de prórroga para seguir luchando en los juzgados.

 

 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress