Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera
Jueves, 4 de mayo de 2017
CON EDADES COMPRENDIDAS ENTRE LOS 10 Y LOS 14 AÑOS

Seis alumnas de Spirit Dance Studio, en la final del Concurso Nacional de Danza ANAPRODE

Guardar en Mis Noticias.

Viajarán mañana hasta Tarragona, donde volverán a competir con la coreografía "Feeling Good", de su profesor Santiago Monreal.

Después de varios meses de sacrificio y duros entrenamientos, el equipo de bailarinas integrado por Adela, Esmeralda, Paulina, Elisabeta, Alejandra y Helena, alumnas de Spirit Dance Studio de Alcázar de San Juan, viajará este fin de semana hasta Tarragona para participar en la gran final del Concurso Nacional de Danza de Anaprode (Cabe recordar que consiguieron clasificarse en la fase que se celebró el pasado mes de marzo en los Yébenes, donde lograron el primer premio de su categoría, por unanimidad del jurado, con la coreografía Feeling Good, de su profesor Santiago Monreal, en el estilo danza-jazz).


    En declaraciones a El Semanal, las bailarinas explican que para ellas, haber llegado a la gran final y salir hoy al escenario, «es todo un récord; un sueño hecho realidad del que no queremos despertar». Con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años, para estas seis alumnas del Spirit Dance Studio la danza ocupa un lugar muy destacado en sus vidas. Apasionadas, con muchos nervios, pero siempre con una sonrisa en la cara se muestran impacientes por demostrar sus cualidades sobre el escenario. Reconocen que ganar no será fácil y aseguran que se sienten muy nerviosas, pero anteponen su amistad y su unión a cualquier resultado, pues para ellas, lo más importante no es ganar, sino divertirse y tener esta nueva experiencia, convencidas y seguras de que con esfuerzo, dedicación, pasión e ilusión todas las metas se consiguen. «Si nos caemos un millón de veces, nos levantaremos trillones...», apuntan, dispuestas a superar cualquier dificultad.


    Los padres y madres de estas seis bailarinas también viajarán hasta Tarragona, «como si fuéramos una gran familia», explica uno de ellos, detallando que con el paso del tiempo y a base de acompañar a sus hijas, se han convertido en un verdadero grupo de amigos. Un grupo que se siente totalmente orgulloso de que sus hijas hayan llegado a la final, pero para el que lo más importante también es la ilusión y el amor de las pequeñas por la Danza, una actividad que les ha ayudado a fomentar valores tan importantes como el esfuerzo, la responsabilidad, la amistad, la tolerancia, la solidaridad y el compañerismo.


    Enhorabuena a esta "familia". Y a Adela, Esmeralda, Paulina, Elisabeta, Alejandra y Helena, suerte, para la gran final.

Noticias relacionadas
El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress