Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Víctor Manuel Molina Monge
Lunes, 22 de mayo de 2017

Tres ciclistas alcazareños rescatan a un águila milano

Guardar en Mis Noticias.

En la mañana del viernes pasado, tres componentes del grupo alcazareño de MTB verano azul, mientras regresaban con sus bibicletas de una de sus rutas de entrenamiento, fueron partícipes del rescate de un águila milano negro que necesitaba auxilio.

Jose Maria Lizano (Atila) aficionado a la bicicleta de montaña y mienbro del grupo de Scousts de la vecina locaidad de Campo de Criptana "Quimera 595", Julián Angora (el Juli) y Manuel Martinez (el Lolo), son los protagonistas de este rescate, llevado a cabo, a dos kilometros y medio aproximadamente del paraje del Observatorio de la Hita, en dirección a la localidad Toledana de Quero, en el margen derecho del río Gigüela caminaba un águila desorientada y asustada que no podía alzar el vuelo.

 

Según explican los tres ciclistas, al verla pensaron que estana herida. "José María no duda ni un momento en bajar de su bicicleta y seguir al animal para cogerlo pues se iba a esconder entre los juncos del río y ya sería muy difícil su localización", relatan, añadiendo que observaron que, al darle alcance, tenía fracturada el ala izquierda, posiblemente lesionada al chocar con los hilos de la linea de alta tensión.

 

Los tres amigos, junto con su invitada especial, pedalearon hasta la vecina localidad de Quero donde fueron al cuartel de la Guardia Civil, para dar el correspondiente aviso al Seprona (Servicio de Protección de Medio Ambiente). Allí, depositaron al animal en una caja grande de cartón y dieron aviso al servicio referido, cuyos efectivos se trasladaron desde la localidad toledana de Vera para recoger al aguila herida y trasladarla a un centro de recuperación de aves que existe en esta localidad.

 

Este grupo de ciclistas y amigos se enfcuentra muy satisfecho de poder realizar deporte en contacto pleno con la naturaleza y auxiliar en la medida de lo posible a todo aquel animal, planta o persona que se encuentre en apuros y necesite ayuda, como ha sido el caso de la protagonista de esta historia.

 

 

Por todo ello, quiero transmitirle personal y públicamente mi enhorabuena y recordar a todo el mundo que el disfrutar del deporte en contacto con la naturaleza no tiene precio.

 

Victor Manuel Molina Monge

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress