Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Lunes, 22 de mayo de 2017

Las Insignias de Oro otorgadas en la Asamblea a tres cooperativas centenarias ponen en valor su vigencia, solvencia y apuesta de futuro

Guardar en Mis Noticias.

La Asamblea de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha tras aprobar sus cuentas 2016 y Plan de actuación 2017 reconoció la labor del cooperativismo en Castilla-La Mancha, que representa a más de 160.000 agricultores y ganaderos y cerca de 500 empresas agroalimentarias.

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, presidida por Ángel Villafranca, ha celebrado esta mañana en Tomelloso (Ciudad Real) su Asamblea General, a la que han asistido más de 200 responsables de empresas cooperativas de la región, con la presencia además de representantes de la esfera política, agraria, empresarial y financiera de Castilla-La Mancha. Entre ellos, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo –quien clausuró la Asamblea- el concejal de Agricultura de Tomelloso, Álvaro Rubio, directores generales de la Junta de Comunidades, y la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, junto a directivos de las principales entidades financieras colaboradoras con la organización, representantes de las Organizaciones Agrarias de la región y de las organizaciones representantes del mosto y otros derivados del vino,  etc.

 

El consejero, tras felicitar a las cooperativas centenarias que se homenajeaban, volvió a destacar la colaboración de la Junta de Comunidades en “ganar el futuro” a través de conquistar el mercado con la “integración y la calidad”.

 

Actuaciones 2017

Durante la Asamblea, el director de la organización, José Luis Rojas, presentó las Cuentas 2016 que contaron con la aprobación unánime de la Asamblea.

 

Por su parte, el subdirector de la organización, Juan Miguel del Real, expuso las líneas de actuación del presente ejercicio, destacando el trabajo de aplicación de las nuevas líneas de ayudas en torno al Programa de Desarrollo Rural PDR, en especial las líneas de apoyo y fomento de la integración cooperativa (EAPIR -Entidades Prioritarias reguladas en Castilla-La Mancha-, y Orden de Reconocimiento de Organizaciones de Productores – para integraciones de menor envergadura. Igualmente se presentaron los servicios más importantes de la organización para sus cooperativas, en concreto,  el servicio de la elaboración de prevención de riesgos penales de las personas jurídicas (Complicance), las actividades de formación en consejos rectores, programas de igualdad de oportunidades y mujeres rurales, líneas de trabajo con jóvenes agricultores –destacando el I campus de Jóvenes Cooperativistas de Castilla-La Mancha que se celebrará en junio en Toledo-, fomento de la información a través de jornadas específicas sobre la PAC, vitivinicultura, mercados, etc. Una serie de actividades y prestación de servicios que junto a la labor de representación y defensa del sector centrarán las actuaciones de la organización en 2017.

 

Insignias de Oro a Cooperativas Centenarias

Pero sin duda alguna el momento culmen este año ha sido la entrega de la Insignia de Oro de la Organización a las tres cooperativas centenarias que celebran su efeméride en 2017. Recogieron la misma sus presidentes: Cesáreo Cabrera en nombre de la cooperativa El Progreso de Villarrubia de Los Ojos; Carmelo Monteagudo Presidente de Montes Norte por el centenario de su cooperativa Santísimo Cristo del Espíritu Santo (de Malagón) y Luis Fernández Muñoz presidente de la Humildad Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha de El Toboso.

 

 Pero tal y como destacó el presidente de la organización, Villafranca, la relevancia social y económica de este sector, “está por encima de nuestra edad y de haber demostrado que estuvimos, estamos y nos quedaremos donde estamos, en nuestros pueblos, en nuestra región para generar empleo y riqueza y continuar mejorando la renta de nuestros socios y de sus familias”.

 

Cooperativa Santísimo Cristo del Espíritu Santo

Santísimo Cristo del Espíritu Santo, cooperativa presidida en la actualidad por Carmelo Monteagudo, es una de las cooperativas fundadoras del Grupo Montes Norte. Nace en 1915 como Sindicato Agrícola de Malagón en este municipio. Un proyecto cuyo objetivo fue ofrecer crédito a sus asociados, fomentar nuevas técnicas de cultivo, dar formación, crear una mutualidad de socorro... Hoy, ya son 7.500 familias y un centenar de trabajadores los que hay detrás de los aceites de oliva y vinos del Grupo, de sus industrias, tiendas de alimentación, tiendas de suministros agrícolas, diferentes secciones y la nueva y recién estrenada Industria para el Aprovechamiento del Subproducto de Almazara. Esta cooperativa, a través del Grupo Montes Norte, se encuentra incorporada en el Grupo DCoop en aceites y en el Grupo AN en suministros y cultivos herbáceos.

 

Cooperativa El Progreso

La Cooperativa El Progreso, de Villarrubia de los Ojos es una de las principales productoras y exportadoras de vino de Europa. Está integrada por 2.300 agricultores que suman 10.000 hectáreas de viñedo y 3.500 de olivar en las que se producen una media anual de 85 millones de kilos de uva y 8 millones de kilos de aceituna. Da trabajo a 30 personas de forma fija y a otros 75 eventuales en campañas. Su facturación anual es de 21 millones de euros.

Cooperativa La Humildad

La Humildad Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha, de El Toboso (Toledo), fundada el 15 de agosto de 1917, con la denominación inicial de “La Dulcinea”, con 35 socios fundadores, y una capacidad de recepción de uva, blanca y tinta, de 600.000 Kg. y un capital social de 30.000 pesetas, repartidas en 300 acciones de 100 pesetas. Con posterioridad pasó a denominarse “Quijote”, y el 22 de mayo de 1951 adoptó su actual denominación. Con el fin de cubrir las necesidades de los socios, la cooperativa ha ido experimentando sucesivas reformas y ampliaciones, para adecuar el producto fina a las necesidades de los mercados, contando en la actualidad con 730 socios, 22 millones de kilos de envase y un capital social de más de 1 millón de euros. Su facturación anual es de en torno a 6 millones de euros.

 

Datos del Cooperativismo en Castilla-La Mancha

Nuestra región cuenta con 447 cooperativas agroalimentarias. Según los datos oficiales de 2015, el 10% de la población de Castilla-La Mancha es socia de una cooperativa agroalimentaria; en total son 161.964 las personas socias de cooperativas, de las cuales el 27% están integradas en cooperativas de segundo grado.

 

Respecto al empleo, las cooperativas agroalimentarias de Castilla-La Mancha dan trabajo a 4.753 personas, de las que el 51% son fijas, factor a tener en cuenta, porque de ellas depende en gran medida la sostenibilidad de muchos municipios de la región.

 

Los últimos datos del Observatorio Socioeconómico del Cooperativismo  de 2015 muestran que las Cooperativas Agroalimentarias facturan 1.811 millones de euros, de los que 1.542 son de cooperativas de primer grado y SAT (Sociedad Agraria de Transformación) y 269 millones son de segundo grado.

 

Asimismo, la aportación de las cooperativas agroalimentarias al valor de la producción agraria regional se ha incrementado en los últimos siete años en un 16%, (pasando del 32% al 48%), en una clara y sólida progresión.

        

La tasa de crecimiento del valor de la producción agraria en las cooperativas agroalimentarias de la región se ha incrementado en ese mismo periodo en un 43%, mientras  que en conjunto de la región ha sido solo del 10%.

 

        

Convenio con GlobalCaja y reconocimiento a trabajadores

Asimismo, en el marco de la Asamblea, Cooperativas Agro-alimentarias y Globalcaja firmaron un convenio de colaboración,  rubricado por Ángel Villafranca y el presidente de la entidad financiera, Carlos de la Sierra, acompañados por el director de Cooperativas, José Luis Rojas, y el director Banca Rural de Globalcaja, Alberto Marcilla con el objetivo de continuar dando protagonismo al impulso del cooperativismo.

 

Previo a la clausura, y según destacaron los responsables de Cooperativas Agro-alimentairas, “el capital más importante que tenemos son las personas”. Por este motivo, en esta ocasión la Asamblea reconoció el trabajo por más de 10 años de dedicación a los empleados de la “casa” Susana Bermejo, Ana Olmedo y Sergio Hurtado.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress