Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Belén López Jiménez (www.academiapinturabelenlopez.com)
Viernes, 30 de junio de 2017
Artículo de la directora de la academia de pintura Belén López

Arte en vivo; el placer de pintar del natural

Guardar en Mis Noticias.

Qué puedo decir sobre la pasión que me define y con la que construyo mi vida…El Arte, la única creación del mundo que no existía en el origen de los tiempos y el ser humano inventó con un pedazo de tizón y sangre sobre la roca de las cuevas.

 

[Img #34530]Cientos, miles de años de aquel acontecimiento excepcional y aún seguimos necesitando crear y expresar sueños, emociones, recuerdos para no olvidar, ilusiones, un mundo posible, nuestros amores y desvelos, las pasiones más sinceras de nuestro ser… Los tiempos y las gentes han cambiado los motivos y las razones que nos mueven a vivir con este divino que hacer, que llevó a los artistas a la gloria, incluso al desastre, a todo lo posible que las mejores y peores mentes contemplativas sentenciaron de ellos…

 

Y aquí seguimos los pintores, construyendo un mundo especial y diverso que observamos atentamente y amamos como a nadie, representando una visión más elevada y sublime para nosotros mismos, como cientos de años atrás. Color, pincel y lienzo, nada más y lo es todo. Faltarían años de vida para pintar todo lo que querríamos aprender a disfrutar desde el ojo creativo. Pero qué podemos hacer tras grandes como Miguel Ángel, Bernini, Rembrandt, Goya… aún queda por expresar porque el Arte es una experiencia y un resultado único como única es cada persona.

 

Nunca seremos como Velázquez pero podemos ser humildes y grandes en el interior y pintar nuestra verdad que se refleja muchísimo mejor si la vivimos en directo, en el natural. No hay creación más fiel y auténtica que la que el artista vive, analiza y siente a pocos metros del motivo a pintar, sin artificios como siempre se pintó… Yo misma utilizo la fotografía; trucos que hacen más fácil tener siempre al modelo en este tiempo caótico, pero cuán diferente es la representación si tengo delante al retratado en el estudio o cuando he de salir de allí para que el paisaje alimente la mente.

 

Nuestro cerebro siente una sensación placentera pintando del natural; el procesamiento cerebral que usamos al dibujar y pintar es diferente al habitual y si logramos gran concentración en esa maravilla natural de unos cuantos juncos cerca de la laguna, llenaremos nuestra existencia de profundidad y sentido. Además pintar del natural escuchando los sonidos del paisaje es maravilloso. Cada rincón de nuestro mundo es especial y se merece respetarlo y enaltecerlo con una pintura.

 

¡Nos vemos en la naturaleza con los pinceles impregnados de pasión!

 

Academia de Pintura Belén López

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress