Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Sábado, 8 de julio de 2017
Durante la activación del Plan se han producido 196 incidentes en toda la región

El Gobierno regional desactiva el Plan Especial por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) en toda Castilla-La Mancha

Guardar en Mis Noticias.

Las provincias más afectadas por las tormentas y las fuertes lluvias han sido Toledo y Cuenca, en cada una de las cuales se han registrado 86 incidentes.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha desactivado totalmente, a las 12:15 horas de hoy, el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), que se encontraba desde ayer en fase de alerta en toda la Comunidad Autónoma.
 
La desactivación del METEOCAM se ha llevado a cabo al comprobarse la evolución positiva de las predicciones meteorológicas dadas a conocer por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la reducción significativa de los incidentes registrados en las provincias afectadas por la alerta y la resolución favorable de los episodios causados por las fuertes lluvias y las tormentas.
 
Desde la Dirección General de Protección Ciudadana, perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, se ha realizado durante la activación del METEOCAM un completo seguimiento de las incidencias que se registraban en el Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, con el fin de coordinar la actuación de los organismos de intervención.
 
Durante las 25 horas en las que ha permanecido activado el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos, la Sala de Coordinación del Servicio de Emergencias 1-1-2 registró un total de 196 incidentes en las provincias de Toledo, Guadalajara, Cuenca y Albacete, siendo Ciudad Real la única de las zonas de la región en la que no se contabilizaron episodios provocados por la lluvia o las tormentas.
 
La mayor parte de las incidencias que llegaron a la Sala del 1-1-2 fueron causadas por balsas de agua en calles y vías públicas, entrada de agua en garajes, viviendas bajas o locales comerciales y caída de ramas y árboles provocadas por los fuertes vientos, sin que hubiese que lamentar daños personales.
 
De las cuatro provincias ya señaladas, las más afectadas por las intensas lluvias y el viento generado por las tormentas han sido las de Toledo y Cuenca, donde se han registrado un total de 86 incidentes en cada una de ellas.
 
Toledo fue la zona más azotada por las fuertes lluvias durante el día de ayer, donde hubo momentos en los que el 1-1-2 llegó a contabilizar más de 35 incidentes, sobre todo en localidades como Toledo capital, Torrijos, Fuensalida, Seseña, Yeles, Sonseca y Orgaz, entre otras.
 
Por su parte, la provincia conquense fue la más afectada por las lluvias y los fuertes vientos generados por las tormentas durante la noche de ayer y la madrugada de hoy, con picos de hasta 41 incidentes. Los episodios más destacados se produjeron en Cuenca capital, donde parte del techo del pabellón Manuel Ferrer se desprendió debido al fuerte viento. Ya por la noche, en la localidad de Santa María del Campo Rus, más de una decena de coches quedaron atrapados en la carretera CM-3110, debido al barro generado por las fuertes lluvias, que inundó la calzada.
 
En el resto de la Comunidad Autónoma la incidencia de incidentes fue mucho menor, registrándose 13 sucesos en la provincia de Guadalajara y un total de 11 en la de Albacete.
 
Según las previsiones de la AEMET, hasta las 18 horas de hoy todavía pueden persistir algunas lluvias y tormentas de carácter más débil en diferentes zonas de las provincias de Cuenca y Guadalajara. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha desactivado totalmente, a las 12:15 horas de hoy, el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), que se encontraba desde ayer en fase de alerta en toda la Comunidad Autónoma. La desactivación del METEOCAM se ha llevado a cabo al comprobarse la evolución positiva de las predicciones meteorológicas dadas a conocer por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la reducción significativa de los incidentes registrados en las provincias afectadas por la alerta y la resolución favorable de los episodios causados por las fuertes lluvias y las tormentas. Desde la Dirección General de Protección Ciudadana, perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, se ha realizado durante la activación del METEOCAM un completo seguimiento de las incidencias que se registraban en el Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, con el fin de coordinar la actuación de los organismos de intervención.

Durante las 25 horas en las que ha permanecido activado el Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos, la Sala de Coordinación del Servicio de Emergencias 1-1-2 registró un total de 196 incidentes en las provincias de Toledo, Guadalajara, Cuenca y Albacete, siendo Ciudad Real la única de las zonas de la región en la que no se contabilizaron episodios provocados por la lluvia o las tormentas. La mayor parte de las incidencias que llegaron a la Sala del 1-1-2 fueron causadas por balsas de agua en calles y vías públicas, entrada de agua en garajes, viviendas bajas o locales comerciales y caída de ramas y árboles provocadas por los fuertes vientos, sin que hubiese que lamentar daños personales.

De las cuatro provincias ya señaladas, las más afectadas por las intensas lluvias y el viento generado por las tormentas han sido las de Toledo y Cuenca, donde se han registrado un total de 86 incidentes en cada una de ellas. Toledo fue la zona más azotada por las fuertes lluvias durante el día de ayer, donde hubo momentos en los que el 1-1-2 llegó a contabilizar más de 35 incidentes, sobre todo en localidades como Toledo capital, Torrijos, Fuensalida, Seseña, Yeles, Sonseca y Orgaz, entre otras.

Por su parte, la provincia conquense fue la más afectada por las lluvias y los fuertes vientos generados por las tormentas durante la noche de ayer y la madrugada de hoy, con picos de hasta 41 incidentes. Los episodios más destacados se produjeron en Cuenca capital, donde parte del techo del pabellón Manuel Ferrer se desprendió debido al fuerte viento. Ya por la noche, en la localidad de Santa María del Campo Rus, más de una decena de coches quedaron atrapados en la carretera CM-3110, debido al barro generado por las fuertes lluvias, que inundó la calzada. En el resto de la Comunidad Autónoma la incidencia de incidentes fue mucho menor, registrándose 13 sucesos en la provincia de Guadalajara y un total de 11 en la de Albacete. Según las previsiones de la AEMET, hasta las 18 horas de hoy todavía pueden persistir algunas lluvias y tormentas de carácter más débil en diferentes zonas de las provincias de Cuenca y Guadalajara.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress