Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Lunes, 10 de julio de 2017

Detenidas siete personas que obligaban a mujeres a ejercer la prostitución en clubes de alterne de Albacete

Guardar en Mis Noticias.

Las víctimas eran obligadas a utilizar tarjetas magnéticas con sus huellas dactilares con las que contabilizaban cada servicio sexual, consumiciones realizadas y tiempo empleado con cada cliente

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada a la explotación sexual de mujeres en clubes de alterne de Albacete y han detenido a siete personas. Las víctimas eran obligadas a utilizar tarjetas magnéticas con sus huellas dactilares con las que contabilizaban cada servicio sexual, las consumiciones realizadas y tiempo empleado con cada cliente.

 

La investigación se inició hace tres meses, cuando se presentó en las dependencias de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos una mujer para denunciar que en un club de Albacete se estaba obligando a ejercer la prostitución a mujeres extranjeras, añadiendo además, que en dicho local se vendían diferentes sustancias estupefacientes. La denunciante, que también había sido explotada en ese club, acudió a la Policía con dos miembros de la ONG Médicos del Mundo, que la animaron a denunciar los hechos y la acompañaron en todo momento debido al miedo que tenía a posibles represalias que pudiera sufrir por parte de los responsables del club.

 

Habitación para clientes VIP

 

La víctima aseguró a los agentes que en el interior de dicho local existía una habitación con doble habitáculo, al que solo tenían acceso clientes muy selectos, donde tenían encerrada a una menor de nacionalidad brasileña a la que también obligaban a ejercer la prostitución. Si bien los investigadores verificaron la existencia de dicha habitación, no se ha podido comprobar la presencia de la menor en el club, ya que de momento no ha sido localizada. No obstante, continúan las investigaciones para el completo esclarecimiento de los hechos.

 

Inmediatamente se puso en marcha una investigación para comprobar la veracidad de los hechos denunciados que terminó con la desarticulación de una organización que captaba a mujeres extranjeras, especialmente vulnerables debido a su situación irregular en España y, aprovechándose de dicha circunstancia las obligaban a ejercer la prostitución, recurriendo para ello a todo tipo de violencia y amenazas, incluso con un arma de fuego simulada.

 

Tarjetas magnéticas para tenerlas controladas

 

Las víctimas eran sometidas a estricto control por parte de los explotadores que las obligaban a utilizar tarjetas magnéticas con sus huellas dactilares con las que contabilizaban cada servicio sexual o las consumiciones realizadas, así como el tiempo empleado en cada uno de ellos.

 

En total la operación se ha saldado con la detención de siete miembros de la organización, entre ellos los responsables de dos clubes de alterne en los que explotaba a las víctimas. También se han realizado dos diligencias de entrada y registro en dos clubes de carretera de Albacete, en los que se han intervenido más de 45.000 euros en efectivo, más de 20 gramos de cocaína, un arma de fuego simulada, varios smartphones y documentación relativa a la explotación de las mujeres (contabilidad, agendas de contactos, cuadrantes de servicios, etc…) que están siendo analizados por expertos policiales.

 

La investigación y los registros realizados al final de la misma permitieron a los agentes localizar sustancias estupefacientes en los clubes y corroborar el hecho de su venta y suministro a los clientes que lo solicitaban.

 

 

"Con la trata no hay trato: denúncialo"

 

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo [email protected] para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

 

 

 

 

 


Icono de Facebook

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress