Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Pedro Arteaga García-Casarrubios
Lunes, 10 de julio de 2017
opinión

Hay que reducir todo a lo básico: La DGT tiene unos derechos y unas obligaciónes

Guardar en Mis Noticias.

José Pedro Arteaga García-Casarrubios, director Autoescuela EQUIS

Tienen el derecho de cobrar unas tasas a los ciudadanos. Hasta aquí todo perfecto, porque este trabajo lo realizan de forma impecable.

 

El problema viene cuando tienen que cumplir con la obligación asignada, es decir, dar un "SERVICIO PÚBLICO DE EXÁMENES DE CONDUCIR".

 

Muy tristemente solo ha quedado la palabra "público" porque tanto el servicio, como los exámenes han desparecido en su totalidad. Los perjudicados directos: los alumnos, que después de cumplir con su obligación (pagar la tasa correspondiente) no reciben su derecho (examinarse).

 

Muchos culpan en su totalidad a los examinadores y su huelga, pero hay que mantener la cabeza fría, ser objetivos y mirar más allá…...ellos tienen un derecho y luchan por ello. Hay que recordar de nuevo, que los que cobran las tasas y por lo tanto, los que tienen la obligación de llevar a cabo una GESTIÓN ADECUADA para ofrecer el servicio, no son ellos sino la DGT.

 

Por lo tanto, le corresponde a la DGT haber previsto este desenlace (que ya se sabía con mucha antelación) y haber dado una solución al gran problema que se avecinaba (ya sabían las consecuencias ocurridas en el 2015). Ahora no vale ponerse las manos en la cabeza y decir que la culpa es de otros, porque cada uno es responsable de sus actos.

 

Además hay que reconocer que con la huelga no tenemos NADA de nada, pero también es verdad que sin ella solo íbamos a tener las migajas (de 6-7 exámenes en un verano normal con fecha fija para que el alumno pudiera organizarse, este año apenas íbamos hacer 2-3 con fecha indefinida, avisando al alumno  unos días antes y obligando a recorrer más de 100 km  para poder realizar el teórico).

 

Para terminar, decir que después de 41 años en el sector son muy tristes los momentos que nos están tocando vivir. Por el bien de todos espero que la DGT haga un esfuerzo para que el "público" vuelva a convertirse en un "servicio público de exámenes" digno, como lo ha sido siempre y del que siempre me he sentido orgulloso.

 

Si he ofendido a alguien, lo siento, pero solo quería dar la humilde opinión de un simple profesor de autoescuela.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress