Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera
Viernes, 14 de julio de 2017
ENTREVISTA. LA DIRECTORA GERENTE DEL SESCAM, REGINA LEAL, VISITÓ EL SEMANAL

Leal: «Los profesionales que trabajan cada día en nuestros hospitales y centros de salud son quienes dan sentido a la gestión»

Guardar en Mis Noticias.

La exconcejal de Sanidad de Alcázar de San Juan y actual directora del SESCAM, Regina Leal, ha sido recientemente galardonada como la mejor gerente de Servicio de Salud de España. Un galardón, que, según explica, es fruto del trabajo «del excelente equipo que me rodea tanto en los servicios centrales como en la Consejería, pero, sobre todo de cada uno de los profesionales sanitarios que trabajan en nuestros hospitales y centros de salud". A todos ellos, Leal agradece la dedicación, esfuerzo y compromiso, sin los cuales, "la Sanidad en Castilla-La Mancha no podría haberse recuperado". En cuanto al área Mancha Centro, reconoce que será difícil retomar por el momento los proyectos de ampliación paralizados del hospital y del centro de salud; pero recuerda que "en estos dos años ya se han realizado algunas inversiones" y anuncia, de cara a este año, un nuevo TAC y dos quirófanos más.

 

PREGUNTA. ¿Qué supone para usted este premio?


RESPUESTA. Por supuesto, una gran alegría; pero sobre todo un estímulo y un reconocimiento al trabajo de mucha gente, no sólo al mío, ni al del SESCAM, sino al del excelente equipo con el que cuento en los Servicios Centrales, en la Consejería y, por supuesto, en cada uno de los hospitales de Castilla-La Mancha, porque verdaderamente son los profesionales sanitarios quienes prestan el servicio.


    Tengo que reconocer que la gestión pública de la Sanidad no está suficientemente valorada por el usuario; pero también he de decir que es totalmente necesaria para que el sistema funcione correctamente; y para ello, el punto de partida es escuchar a los profesionales. En España, tenemos grandes gestores o gerentes sanitarios en los Servicios de Salud Públicos y cualquiera de ellos pudiera haber sido merecedor de este premio, lo que me hace sentir aún más orgullosa, ya que eso quiere decir que en Castilla-La Mancha, actualmente, estamos siendo mejores.

 

P. -Pero a pesar de estos premios y de las continuas declaraciones que los políticos realizan sobre las mejoras en la Sanidad regional, los ciudadanos siguen opinando que el sistema debe mejorar, sobre todo en lo que a tiempos de espera y masificación se refiere. ¿Cuál es la situación real?


R. La Sanidad está bien en Castilla-La Mancha, pero debemos seguir mejorando.


    Recuerde Usted que en los años anteriores a la crisis, en Castilla-La Mancha la Sanidad era una prioridad a la que se destinaba una parte muy importante del presupuesto regional. Acostumbrados entonces a ser unos privilegiados, cuando llegó la crisis, vimos que el nuevo gobierno nos limitaba los recursos y la situación pasó a ser totalmente frustrante.


    Pero ahora, a través de la gestión, hemos demostrado que podemos seguir haciendo bien las cosas, que con menos se puede hacer más y que con voluntad y dedicación se puede seguir avanzando. Hemos incrementado en torno al 10% presupuesto de Sanidad en estos dos años; y con eso hemos mejorado muchos servicios, sobre todo gracias a la participación de los profesionales, a través de las redes de expertos, una iniciativa que ha supuesto un avance considerable y que, incluso comunidades como Navarra, nos están copiando para atender de manera mucho más efectiva a los usuarios. Redes en las que se escucha a los profesionales  y se trabaja, desde la cooperación y participación.

 

P. Dentro de esa mejoría, las listas de espera siguen siendo una de las principales preocupaciones, tanto de los usuarios, como de los políticos. ¿No cree que se les da demasiada importancia y que también existen otros indicadores para medir la situación real de la Sanidad? ¿Y cuál es el momento actual de esas listas?


R. Sí, efectivamente, reconozco que, a pesar de ser un indicador entre otros, las listas de espera se han convertido en asunto político y en arma arrojadiza entre Gobierno y oposición, precisamente porque son una de las principales preocupaciones de los usuarios y porque, al final, son una forma de medir la accesibilidad al sistema público de Salud, aunque es cierto que no reflejan la accesibilidad de manera global, sino sólo parcial.   

         Tenga en cuenta que cuando alguien tiene una patología urgente accede al sistema de manera inmediata; y que cuando la patología no es urgente, se tarda algo más, pero tampoco en exceso, porque somos muy conscientes de que esa espera genera en el ciudadano ansiedad y malestar.


    Cuando llegamos en 2015, nos encontramos con unas listas nada transparentes, eran simples actos de fe, sólo datos  trasladados desde el papel a una web, pero que no se podían contrastar. En estos dos años, hemos trabajado para habilitar un sistema de información transparente y fiable para todos, que refleja el trasvase real de datos y que puede consultarse, a través del portal de transparencia  de Castilla-La Mancha, sin problemas.


    Actualmente, el volumen de esas listas es importante, pero ha mejorado y podemos decir, con satisfacción, que estamos en condiciones reales de asistir a tantos pacientes como nos demandan asistencia. Es muy importante mantener el equilibrio entre las salidas y las entradas en dichas listas, y conseguir que el cociente sea siempre 1, para que la atención sea buena y el sistema funcione correctamente.


    Reconozco que son el indicador que los políticos nos tiramos con frecuencia a la cabeza, y creo que se debe a que constituyen actualmente el indicador más transparente y más organizado que tenemos. Pero también considero que la agresividad que el PP pone últimamente al hablar de las listas de espera es una clara evidencia de su frustración. Ellos llegaron a tener 180.000 pacientes en lista de espera, una cifra inasumible por el sistema de CLM; y como solución, realizaron, sin tener en cuenta el equilibrio entre las entradas y salidas, planes de choque con derivaciones a la Sanidad madrileña, con los que sólo arreglaron la situación parcialmente. Hoy en día, siguen sin entender que existe otro método para solucionar este problema. Nosotros no hemos derivado a nadie a la sanidad madrileña, sino simplemente reorganizado nuestro sistema público para que los  hospitales con menos población asistencial puedan atender a pacientes de otras zonas.


    Es decir, poniendo todo el sistema público a disposición del castellano-manchego hemos conseguido reducir las listas de espera y atender a los pacientes sin salir de la región. Y eso, les ha generado esa frustración a la que antes me refería, porque pensaban que era la única vía y les hemos demostrado que, con la participación y colaboración de los profesionales se pueden mejorar muchos las cosas.

 

P. -¿El dinero siempre tiene mucho que ver con las prestaciones? ¿En qué medida afecta la escasez presupuestaria o el bloqueo en la aprobación de los Presupuestos regionales a la Sanidad?


R. Actualmente, estamos funcionando con el presupuesto prorrogado de 2016, cuyo incremento con respecto a años anteriores, nos permite dar continuidad a cosas que empezamos a construir el año pasado. Es verdad que en 2017 ese incremento había sido aún mayor y esas cifras nos hubieran venido muy bien para emprender nuevas acciones y programas. Esperamos, aún así, que la situación se desbloquee cuanto antes para seguir mejorando.


    Tenga en cuenta que ahora, después de dos años, es cuando estamos empezando a recoger el fruto de lo que hemos sembrado, aunque todavía queda mucho por recoger. A finales del 2016 y principios de 2017 hemos conseguido desbloquear todas las obras importantes de ampliación que se habían bloqueado en la legislatura anterior: los hospitales de Cuenca, de Guadalajara, de Toledo; el de Albacete que se licitará próximamente por un incumplimiento de contrato, etc. Cuando esos proyectos estén realizados podremos por fin ver el resultado del   plan que se paralizó en 2011 por una decisión del Consejo de Gobierno en diciembre de 2012. Para mí, una de las peores decisiones, si no la peor, de todas las que  se han tomado en Castilla-La Mancha desde que se asumieron las competencias en Sanidad, pues supuso la paralización de más de 300 obras, entre ellas las dos obras de ampliación previstas en Alcázar de San Juan, la del centro de salud y la del hospital. Ese día, de un plumazo se paralizaron 300 obras, retomarlas costará años y años.

 

P. Precisamente de aquellos proyectos nos gustaría hablar con más detalles ¿Será posible llevarlos algún día a cabo?


R. Debo ser sincera y explicar a los alcazareños, a los que me une una especial relación porque vivo en Alcázar desde hace muchos años y porque he sido concejal de Sanidad en su Ayuntamiento, que aquellos proyectos se vinieron abajo con aquella decisión del Consejo de Gobierno regional. Después de dicho acuerdo, hubo que indemnizar al arquitecto y al director de obra. En el proceso de licitación, llegaron a abrirse las ofertas técnicas, pero no las económicas. No hubo finalmente adjudicación y hubo que indemnizar, pero aún así, los contratos con el arquitecto y el director de obra son irrecuperables; es decir, cuando se retomen, habrá que empezar de cero, pues, en este caso, no pasa como en otros en los que hemos podido negociar con las mismas empresas que entonces resultaron adjudicatarias. En el caso de Alcázar, lo hecho no sirve de nada; y algún día, en cuanto sea posible, habrá que volver a ponerlo sobre la mesa, pero partiendo de cero.

 

P.- Hablando de Alcázar y del hospital La Mancha Centro, Usted, mejor que pocos, conoce este centro, pues ha trabajado en él como médico de Urgencias  y como directora médica. ¿Desde su perspectiva actual en Toledo, cuál cree que es su situación actual y cuáles son las principales demandas que le llegan?


R. El hospital de Alcázar comprende un área suficiente para tener una cartera de servicios mediana-amplia. Tiene una calidad de profesionales indiscutible y muy reconocida, tanto en CLM como en el resto de España. Nació con profesionales muy jóvenes y comprometidos, capaces de asumir como suyo el proyecto, casi como un reto personal. Profesionales que han puesto mucha dedicación, voluntad y cariño y eso siempre se nota. Es un hospital que ya ha recuperado la ilusión, que sabe que participa y que es un claro objetivo de la Consejería de Sanidad. Forma parte de nuestra red y está ayudando a otros centros; y los ciudadanos y profesionales deben saber que si no hemos podido recuperar aún su ampliación y remodelación es porque actualmente existen en nuestra comunidad otras prioridades.


    Aún así,  ya hemos podido empezar a invertir en este hospital, con una nueva resonancia, gracias al plan de renovación tecnológica. Este año va a venir  además un nuevo TAC; y vamos a invertir en dos nuevos quirófanos para ampliar el área quirúrgica, porque sabemos que hacen falta y porque Alcázar quedó fuera del plan de renovación de quirófanos anterior.  Es decir, aunque de momento no podamos recuperar el proyecto de ampliación, en estos dos años hemos invertido -y vamos a seguir invirtiendo en los que restan de legislatura- en este hospital, primero para renovar la tecnología; y segundo, para mejorar la cartera de servicios y atender a los profesionales.

 

P-¿Como profesional de la Medicina y como directora general del SESCAM, qué le gustaría hacer que no haya hecho todavía?


R. Soy una persona muy cortoplacista. No soy ambiciosa. No me planteo la vida con metas a largo plazo, Me encanta mi profesión y sólo aspiro a quedarme donde estoy, porque estoy a gusto. Me encantaría estar en este puesto toda la vida, pero ya sé que es imposible y posiblemente, dentro de un año o dos, pensaré de forma diferente, pues creo que cuando llevas tiempo en una plaza como la que tengo actualmente se empieza a perder el contacto con la realidad  resulta necesario volver  a practicar la Medicina. Por ello, de cara a futuros años, me gustaría seguir alternado, si es posible, la gestión con la Medicina. He de decir que me siento una auténtica privilegiada. He tenido la gran suerte de trabajar en lo que más me gusta, disfruto mucho con lo que hago; y eso, para mí, es el principal motivo de satisfacción.


    Siempre he tenido claro, cuando me han hecho una oferta, que lo más importante es estar a gusto para hacer un buen trabajo; y para eso es fundamentan contar con un buen equipo bueno, profesional, comprometido, con conocimientos y capacidad de trabajo. Lo demás, vendrá solo.


    Como directora del SESCAM,  me gustaría, de cara al futuro, tener todos los hospitales construidos, bien dotados de servicios y con todas las plantillas adaptadas a las necesidades reales.   

 

P.- ¿Para terminar, cuál sería el mensaje final que le trasladaría a los ciudadanos de esta comarca y a todos los castellano-manchegos?
R. En el área Mancha Centro, tenemos una Sanidad que es un lujo; y su sostenibilidad, como en toda CLM, no depende tanto de los recursos económicos, sino más bien de las personas. Por eso quiero agradecer el trabajo a los profesionales, especialmente a los que un día decidieron quedarse a pesar de las dificultades.


    Y al usuario quiero pedirle que confié en el sistema de salud público. Además, tenemos un sistema de Atención Primaria referente a nivel mundial que hace que el sistema sea sostenible; y un sistema de Emergencias y Urgencias que es un icono a nivel mundial. Además, contamos con especialides y centros hospitalarios de los mejores, muy buenos, pero que queremos seguir mejorando; y unos profesionales que son quienes dan sentido a cualquier gestión.
 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress