Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Lunes, 24 de julio de 2017

ASAJA Ciudad Real demanda que la uva se pague acorde a su calidad

Guardar en Mis Noticias.

Los miembros de la Sectorial Vitivinícola Provincial piden a la Administración que vele por el cumplimiento de las normas de producción de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas

La Sectorial Vitivinícola Provincial de la Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) Ciudad Real se ha reunido en Tomelloso para analizar diversos aspectos de la actualidad del sector, como la disminución de los rendimientos de uva por hectárea o las previsiones de campaña.

 

Los miembros de la Sectorial han señalado que el sector debe seguir apostando por la calidad, y que ésta sea reconocida a la hora del pago de las uvas por bodegas y cooperativas. En ese sentido, han advertido sobre las graves dificultades de viabilidad económica que tendrá a corto plazo el viñedo de secano sino se valora y se discrimina positivamente a la uva por sus características y calidad.

 

Sobre la disminución de rendimientos, han señalado que ya existen herramientas para ello recogidas en los pliegos de condiciones de figuras de calidad protegidas como las Denominación de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas, instando a la Administración a que no haga dejación de funciones y vele por el cumplimiento de las normas ya existentes en materia de producción vitivinícola. Desde la Sectorial se han preguntado “de qué sirven DO e IGP si no se hacen controles y ordenación”.

 

También han apuntado que no toda la uva es igual, porque hay que tener en cuenta su destino, “pues no debe tener el mismo precio la uva que se destina a vinificación que la empleada para elaborar mostos o alcoholes vínicos”.

 

Durante la Sectorial también se ha analizado la próxima campaña de vendimia, señalando que la producción sufrirá mermas debido a fenómenos meteorológicos como las tormentas localizadas de granizo y la sequía, ya que la viña de secano está padeciendo un notable estrés hídrico.

 

En cuanto a los movimientos de mercado se han mostrado optimistas debido a la celeridad en la retirada de vino desde el pasado mes de mayo así como a los primeras contactos sobre el precio de la uva de la próxima campaña, que apuntan sean superiores a los de la anterior, debido a circunstancias como menores cosechas a nivel nacional e internacional y escasas existencias en bodegas y cooperativas.

 

Por último han abordado la actual Orden de Reestructuración de Viñedo de Castilla-La Mancha lamentando que finalmente se haya incluido en los criterios de priorización a los agricultores que entreguen sus uvas a las Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional (EAPIR), demandando que en próximas convocatorias esto desaparezca de las convocatorias, al discriminar a unos productores frente a otros “sin ningún sentido”.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress