Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Miércoles, 23 de agosto de 2017

El aeropuerto de Ciudad Real revisa las luces de pista para que estén operativas tras el periodo de inactividad

Guardar en Mis Noticias.

Técnicos de mantenimiento del aeropuerto de Ciudad Real revisan estos días las balizas de iluminación de toda la instalación para recuperar y sustituir las que se encuentren deterioradas o fundidas. Son más de 3.000 puntos de luz distribuidos en los más de 50 kilómetros lineales que tiene la instalación aeroportuaria manchega.

Técnicos de mantenimiento del aeropuerto de Ciudad Real revisan estos días las balizas de iluminación de toda la instalación para recuperar y sustituir las que se encuentren deterioradas o fundidas. Son más de 3.000 puntos de luz distribuidos en los más de 50 kilómetros lineales que tiene la instalación aeroportuaria manchega.

 

El plan "Listos para Volar", puesto en marcha por Ciudad Real International Airport (CRIA), pretende que la instalación esté en perfecto estado para poder entrar en servicio en los próximos meses, una vez obtenidos todos los permisos necesarios para la puesta en marcha de la actividad.

 

Estos trabajos se suman a los que se están realizando para la plena operatividad del aeropuerto (pintado y nueva señalización de las pistas, puesta a punto de los sistemas eléctricos, de seguridad y ayudas a la navegación entre otras y que representan una inversión de alrededor del millón de euros.

 

Los aterrizajes nocturnos en aeropuertos civiles requieren de sistemas de iluminación especializados útiles durante la aproximación y el descenso de las aeronaves hacia las pistas, y luego en las diversas zonas de rodadura. Una vez iniciado el descenso, este sistema ofrece ayudas visuales respecto a la alineación del aparato: balance, horizonte y posición respecto a la cabecera o inicio de la pista para indicar la trayectoria del aterrizaje.

 

Los operarios de CRIA están revisando todas las luminarias. Las de borde de pista, luces fijas de color blanco o amarillo delimitan los márgenes del camino; las de cabecera, que indican el inicio de la pista en color verde; las del eje de la pista, que marcan el centro de la rampa con luces blancas y rojas intermitentes; y las de terminal de pista, de color rojo.

 

Por último, se están comprobando las luces de las zonas de rodadura, las que conducen a las diversas instalaciones del aeropuerto, que son de color verde. Con anterioridad, ya se han revisado las balizas PAPI, el sistema que permite una aproximación precisa de las aeronaves, todo ello regulado desde la moderna central eléctrica ubicada en la instalación.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress