Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 12 de septiembre de 2017
LUZ VERDE DEL CONSEJO DE GOBIERNO

Castilla-La Mancha incorporará, antes de final de año, tres importantes medidas sobre prevención y tratamiento de patologías oncológicas y para pacientes diabéticos

Guardar en Mis Noticias.

Las medidas se concretan en la puesta en marcha de un Programa de Detección Precoz de Cáncer de Cérvix, la financiación dentro del sistema sanitario público regional de las plataformas genómicas de cáncer de mama y de sistemas de monitorización de glucosa para pacientes diabéticos tipo 1 con edades comprendidas entre 4 y 17 años.

Tal y como adelantó ayer el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el Consejo de Gobierno ha dado hoy el visto bueno a tres importantes medidas que se pondrán en marcha antes de que finalice este año y que se concretan en la puesta en marcha de un Programa de Prevención de Cáncer de Cérvix, así como la financiación, dentro del sistema sanitario público regional, de las plataformas genómicas de cáncer de mama y de sistemas de monitorización de glucosa para pacientes diabéticos tipo 1, con edades comprendidas entre 4 y 17 años.

 

Como ha destacado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, con el desarrollo de estas acciones se da cumplimiento a tres de los compromisos en materia sanitaria adquiridos por el presidente García-Page en el último Debate del Estado de la Región. Estas tres medidas, según ha precisado, ya tienen un calendario de implantación y lo que es más importante, la financiación necesaria, gracias a la aprobación de los presupuestos regionales para este año 2017.

 

En relación a la puesta en marcha del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Cérvix (la tercera neoplasia más frecuente en el mundo en las mujeres y el quinto tumor más prevalente en mujeres españolas), Fernández Sanz ha señalado que frente a lo que se viene haciendo actualmente (la captación de la mujer cuando contacta con el sistema sanitario por cualquier otro motivo), se va a implantar un programa de cribado poblacional, similar al que se hace con el cáncer de mama y de colon, que homogeneice esta práctica preventiva-asistencial consensuada para todo el colectivo de mujeres incluidas en la población diana.

 

“Diversos estudios revelan que el beneficio de los programas de cribado organizados de base poblacional es mayor que el alcanzado por los cribados oportunistas, tanto en términos de mortalidad como de incidencia”, ha explicado el consejero, quien ha añadido que, en base a ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido hacer un esfuerzo organizativo y económico que permita ordenar y reorientar esta actividad con un enfoque poblacional.

 

El objetivo es sustituir el actual sistema de cribado con citología clásica, por un cribado poblacional organizado y con captación activa. A esta medida podrán acogerse unas 525.000 mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 65 años.

 

Tal y como ha indicado el consejero, está previsto que el inicio efectivo del programa se produzca a mediados del próximo mes de diciembre. De manera similar a lo que se ha hecho con el programa de cáncer de colon, la invitación a participar en el programa se realizará a través de una carta personalizada a cada una de las mujeres incluidas en la población diana.

 

Plataformas genómicas cáncer de mama

 

Por otra parte, Fernández Sanz ha adelantado que a partir del próximo 14 de septiembre, el sistema sanitario público regional financiará el uso de los denominados Test Genéticos Predictivos en la toma de decisiones sobre el tratamiento adyuvante del cáncer de mama precoz.

 

El estudio genético de la masa cancerosa revela la biología del tumor y da información importante sobre el pronóstico de la paciente y la respuesta de la neoplasia al tratamiento de quimioterapia. Esto, trasladado a la práctica clínica, permite decidir en un comité multidisciplinario cuál es la mejor estrategia terapéutica y de seguimiento en cada caso concreto.

 

Conocer las características específicas de cada tipo de tumor permite, por tanto, ajustar los tratamientos de acuerdo a las características clínicas, patológicas y biológicas de cada paciente, logrando terapias más efectivas, menos agresivas y con mejores resultados y calidad de vida.

 

Las destinatarias de esta medida son aquellas pacientes a las que se ha detectado de manera precoz un cáncer de mama y hayan sido sometidas a la extirpación del tumor, siempre que se cumplan los requisitos de validez analítica y clínica sustentada en la evidencia científica, utilidad clínica e impacto en la salud. El Gobierno regional ha previsto una inversión anual superior a los 600.000 euros, pudiéndose beneficiar de esta medida más de 300 mujeres al año.

 

Sistemas de Monitorización Continua de Glucosa

 

Finalmente, el consejero ha informado que, a partir del próximo 1 de octubre, los pacientes con diabetes tipo 1, con edades comprendidas entre 4 y 17 años, podrán acceder sin coste alguno a los denominados Sistemas de Monitorización Continua de Glucosa, unos dispositivos que ofrecen al paciente la tranquilidad de saber en cada momento cómo está su glucosa, sin necesidad de pincharse, sacar sangre ni usar tiras reactivas.

 

Fernández Sanz ha destacado las ventajas que suponen para la vida diaria de estos pacientes la utilización de estos dispositivos, ya que permiten medir sus niveles de glucosa públicamente y sin que se note, sin tener que sacar varios dispositivos, pincharse, deshacerse de una tira reactiva con sangre.

 

“Se puede obtener la medición de glucosa incluso con ropa sobre el sensor”, ha explicado el consejero, quien ha destacado lo que ello supone, por ejemplo, para los padres, que pueden conocer cómo tienen la glucosa sus hijos mientras duermen, sin necesidad de despertarles o pincharles, solo poniendo el medidor junto al sensor que tiene en el brazo.

 

Las estimaciones apuntan a que podrán beneficiarse de esta medida unos 700 pacientes al año, y para ello se ha previsto una inversión que ronda el millón de euros.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress