Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Miércoles, 11 de octubre de 2017

El Seprona evita la muerte de dos perros en estado de total abandono

Guardar en Mis Noticias.

Los canes permanecían encerrados y desatendidos en una vivienda deshabitada desde hacía varios meses, donde ya había un tercer perro muerto

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Elche de la Sierra han rescatado, de una futura muerte, a dos perros, encontrando muerto un tercero en el interior de una vivienda deshabitada de una pedanía de Yeste.

 

La dueña de los animales, que se encontraba residiendo en Mallorca desde hacía varios meses, ha sido investigada por un delito de maltrato animal.

 

Actuaciones

 

El teléfono de urgencias 062 que atienden los operadores de Central Operativa de Servicios (COS) de la Comandancia de la Benemérita en Albacete, recibió la llamada de un ciudadano informando del posible estado de abandono que podrían estar sufriendo tres perros en la aldea de Arroyo Morote, del término municipal de Yeste.

 

El COS trasladó hasta el lugar de los hechos a la patrulla del SEPRONA de Elche de la Sierra quienes contactaron telefónicamente con la propietaria de los animales, al encontrarse residiendo en Mallorca, autorizando esta a que se forzará la cerradura de la puerta del inmueble para atender a los perros.

Seguidamente la citada patrulla en colaboración con la Policía Local de Yeste y los servicios veterinarios de la zona, procedieron al rescate de dos perros, que presentaban extremos signos de desnutrición, hallando muerto a otro posiblemente por inanición.  

 

Los animales que aún estaban vivos, fueron trasladados a un local habilitado por el Ayuntamiento de Yeste para que recibieran la asistencia necesaria.

 

Meses de abandono

 

Según pudo conocer el SEPRONA, los animales habrían permanecido encerrados y desatendidos durante al menos cuatro meses, alimentados esporádicamente por algunos vecinos, conviviendo entre sus propios excrementos en una situación extrema, por la falta de agua y alimentos.

 

Diligencias / investigada

 

La propietaria de los animales ha sido investigada por un delito de maltrato animal, instruyéndose diligencias por los hechos que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Hellín, en funciones de guardia.

 

Igualmente esta persona ha sido denunciada por varias infracciones administrativas sobre legislación sanitaria y de tenencia de animales domésticos.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress