Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Leal Giménez
Viernes, 3 de noviembre de 2017
ENCUENTROS EN LA CASTELAR

Hoy con M. Luisa Quintanilla González (Geóloga, Profesora y entusiasta del Mundo Rural)

Guardar en Mis Noticias.

Por Antonio Leal Giménez

Nacida en la calle Méndez Nuñez, muy cerca del actual Museo del Hidalgo. Gran entusiasta de la naturaleza y aficionada a la botánica la ornitología y a la astronomía, le encanta vivir al aire libre y pintar los paisajes que contempla. La escasa disponibilidad de tiempo que su profesión como docente en el instituto Ramiro de Maeztu de Madrid le deja, lo dedica a formar parte de expediciones científicas que han operado en lugares tan diversos como China, Antártida, Namibia, Tanzania e Islandia por citar algunas.

En sus paseos en bicicleta, hace algunos años, camino del rio Cigüela para bañarse en las calurosas tardes de verano, o contemplando la vasta planicie desde los molinos, soñaba dar una explicación al origen de esas piedrecitas que llenaban sus bolsillos o a esos colores rojizos tan manchegos.

 

Tiene muy claro que la aplicación de técnicas innovadoras en docencia, cuyo propósito es la  continua actualización de mejoras en el proceso de aprendizaje de los estudiantes y en la calidad de la docencia, contribuye así al cambio cultural necesario para la época actual. Su sistema de enseñanza está basado en hacer que los alumnos se sientan felices en el aula con lo que aprenden, estimulado su creatividad y capacidad natural y aportando valores como la conservación de la naturaleza y la honestidad como norma de vida.  Su principal peculiaridad radica en el amplísimo margen de libertad que deja a sus alumnos para que realicen cuantas preguntas se les ocurra. También fue en el centro de alto rendimiento (Blume) profesora de deportistas olímpicos, alguno de ellos medallas de oro,  y ha sabido  ganarse su respeto con la puesta en marcha de proyectos adaptados , dadas las dificultades que presentan estos alumnos respecto al tiempo de estudio dedicado. En adición a su labor de docente de más de tres décadas ha formado parte de la dirección de la Asociación Española para la enseñanza de Ciencias de la Tierra (AEPECT) de la que aún sigue siendo un activo miembro.Nos sentamos en un banco de piedra en la Castelar y comenzamos nuestra conversación.

 

PREGUNTA.: Toda tu familia por línea paterna han sido Veterinarios. El primero Miguel Quintanilla era albaitia y maestro herrador, títulos militares. Le siguió Benito Quintanilla que ingresó en la Escuela Especial Veterinaria en 1870. Siendo tan amante de los animales desde pequeña, tus padres pensaban que seguirías la tradición. Qué te motivó a estudiar Geológicas y romper con más de 150 años de tradición?

 

R. Creo que antes las decisiones que tomábamos para estudiar no eran tan prácticas como ahora, seguramente la elegí porque es una profesión que requiere el gusto por  los viajes y el trabajo al aire libre, desde pequeña coleccionaba minerales, y después una  buena profesora de geología en el bachillerato pudo más que cualquier tradición. Volvería de cualquier manera a estudiar lo mismo.

 

P.: Te marchaste muy joven. El vivir alejada puede que fortalezca tener una visión más objetiva y quizá más nostálgicamente romántica de la ciudad de Alcázar de San Juan? ¿En qué consideras que ha cambiado durante los últimos treinta años?

 

R. No conozco en profundidad los cambios económicos que ha podido haber en Alcázar, en otro plano parece que  la vida de la ciudad se ha dispersado del centro  hacia la periferia y el centro queda un poco relegado, en cuanto a las personas percibo que están más concienciados de su ideosincrasia o peculiaridades, por lo demás creo que siguen siendo tan reivindicativos, emprendedores y lúdicos como los recuerdo.

 

P.: En cierta ocasión le pregunté a tu hijo, ¿cuál es la profesión de tu madre?. He aquí lo que me respondió: “Mi madre es una exploradora  trata de encontrar minas,  busca petróleo  y agua, investiga volcanes y analiza rocas y fósiles en el laboratorio". Interesante respuesta... ¿Cómo le responderías a alguien que te pregunta por qué son necesarios los geólogos?

 

R. Su actuación en la sociedad es muy amplia y va desde la gestión de recursos minerales, agua, energéticos hasta realizar los estudios necesarios para grandes obras como carreteras, vías de ferrocarril, pantanos o ubicación de residuos la evaluación y prevención de riesgos naturales no solo volcánicos o sísmicos, también y más frecuentes en España de inundaciones, deslizamientos o procesos de erosión del suelo y en evaluaciones de impacto ambiental.

 

P.: ¿El geólogo lee la Tierra como si fuera un libro?

 

R. La labor de los geólogos es un tanto detectivesca y este es uno de sus mayores encantos, a través de pistas que lee en las rocas reconstruye una historia, pero en este caso de millones de años. Las rocas son como páginas de un libro que cuentan la evolución de la Tierra.

 

P.: Aunque las misiones Apolo nunca tuvieron como prioridad el conocimiento científico, el geólogo H. Schmitt se convirtió en el undécimo hombre en pisar la Luna, Tomó la muestra geológica más interesante de las misiones Apolo, además de obtener una de las fotografías más hermosas y reproducidas de la historia: la Canica Azul, una imagen de la Tierra completa flotando en el espacio que se convertiría en un símbolo. ¿Se encuentra suficientemente valorado el trabajo de un geólogo en el transcurso de los tiempos?  ¿Cuál es el aporte de la profesión a la sociedad?

 

R. Esas rocas todavía se están estudiando y nos han ayudado mucho a comprender el origen de la luna  e incluso del Sistema Solar, esto demuestra el valor del ojo humano bien adiestrado a la toma de muestras y dice mucho a favor de la necesidad de geólogos en las misiones espaciales.

 

Creo que no está suficiente valorado, quizás por desconocimiento de lo que hace, te he comentado  algunas de las funciones que realizan, yo creo que para casi todas ellas no se piensa en los geólogos. En cuanto a grandes paradigmas que han cambiado la concepción de la Tierra y casi me atrevería a decir del pensamiento humano, señalaría como muy importantes la aportación del llamado” Tiempo Geológico” y la “Tectónica de Placas”, las considero tan importantes como la teoría de la “Evolución”, es más, sin estos dos conceptos no se entendería esta última teoría.

 

P.: ¿Cuál es la percepción que las personas tienen sobre los geólogos específicamente sobre su labor profesional?

 

R. Normalmente la gente asocia al geólogo solamente a la búsqueda de recursos y si ha visto películas de catástrofes naturales andando por lavas incandescentes a los volcanes y como mucho a los dinosaurios por Parque Jurásico. Ya que estamos en la zona diría que los ve hasta un poco quijotescos.

 

P.: Aunque conozco a dos geólogas alcazareñas, ¿por qué cuando se pregunta a los jóvenes que escriba tres profesiones que les gustaría ejercer en el futuro, difícilmente dirán “geólogo” como respuesta.

 

R. Además de ser la gran desconocida, no es una profesión en la que uno se haga rico, por otra parte creo que es vocacional y requiere ciertas características por parte de las personas que la estudian y se dedican a ejercerla.

 

P.: ¿Hay muchas empresas que demandan profesionales de la geología? ¿En qué campos de la geología hay más trabajo? ¿En qué países hay más trabajo para un geólogo?

 

R. En España hubo mucha demanda con el boom constructivo y disminuyo con la crisis, en regiones en crecimiento como América Latina, Canadá, Africa o Australia hay mayores posibilidades de trabajo. Actualmente creo que los campos con más salida son los informes geotécnicos para obras públicas, en hidrogeología y en prospección de recursos energéticos convencionales y minerales. Pero en el futuro sería deseable una mayor presencia en la gestión de riesgos y de conservación del medio ambiente.

 

P:. A Antonio Machado se le atribuye la frase: "Leyendo el Quijote se comprende todo". El paisaje manchego se ha convertido en una imagen universalizada y legendaria. ¿Existen diferencias entre La Mancha de Cervantes y el paisaje actual desde un punto de vista geológico?

R. Existen diferencias pero todas ellas de origen antrópico y realizados en poco tiempo, para el tiempo geológico menos que un suspiro. El cambio más llamativo aquí sería la bajada de los acuíferos por regadío y las desecaciones para usos agrícolas lo que ha dado lugar a la desaparición de muchos humedales o zonas encharcadas similares a las lagunas, por otro lado, las zonas boscosas serían más abundante. Quizás Cervantes si pasó por la zona de Calatrava notaría cambios aún más drásticos que por aquí, vería como han desaparecido decenas de volcanes.

 

P.: Qué interés científico puede despertar en un geólogo el Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan formado por las lagunas: Laguna del Camino de Villafranca, Laguna de las Yeguas y Laguna de la Veguilla.?

 

R. En la composición de cualquier paisaje no se puede prescindir de su componente geológico, en este caso el origen de las lagunas estaría en antiguos paleocauces y/o rebosamientos del nivel freático, la composición de sus aguas más dulces o salobres depende del tipo de roca que atraviese, esto de alguna manera es determinante para la flora y la fauna acompañante y entender estos principios dinámicos  es entender el equilibrio del ecosistema en su conjunto

 

P.: Consideras que el Patrimonio Geológico y Paleontológico de Alcázar de San Juan es suficientemente conocido? Qué tipo de divulgación científica recomendarías que se hiciera?

 

R. Sin duda el patrimonio natural más valioso de Alcázar son los sistemas lagunares, estos si creo que son conocidos por los aficionados a la observación de aves y además tienen varias figuras de protección. Por otra parte, creo, que la divulgación  del medio natural no tiene por qué estar restringida a las aulas de naturaleza o a una cartelería explicativa en el lugar que se visita,  que además normalmente solo divulga las plantas y los animales, por ejemplo,  enseñar a los alcazareños en el campo  las rocas de dónde se extraía las sales para la pólvora y que sustentó parte de la economía  durante varios siglos sería una forma de divulgar la geología y acercarla a la gente aprovechando la historia y la economía.

 

En la actualidad desde la AEPECT se está trabajando mucho en la divulgación: la promoción en los institutos de las “Olimpiadas de Geología” y para la gente en general, con la propuesta de los Geolodías que se realiza en cada provincia el primer domingo de mayo, donde geólogos expertos explican en el campo puntos de interés geológico. Apuntarse  a estas actividades sería una forma de valorar  este patrimonio.

 

P.: Has tenido mucha relación y experiencia en la docencia de las ciencias geológicas, ¿Podrías comentar un poco sobre ellas?, ¿Cuáles crees que son las debilidades de los estudiantes interesados por la geología?, y ¿Cómo crees que se podría paliar esas deficiencias?

 

R. Lo más difícil para los estudiantes es llegar a percibir las escalas tan grandes de tiempo y de espacio que interpreta la geología, a veces estos conocimientos son un poco abstractos para ellos y en general tienen mayor aceptación a la biología porque es más cercana. Otro factor que es determinante es que entre el profesorado de enseñanzas medias los geólogos somos minoría. Se podría paliar con una mejor formación del profesorado, haciéndola más práctica con laboratorios, salidas al campo y utilizando modelos entre otras muchas cosas, pero sobre todo acercándosela a la vida cotidiana.

 

P.: ¿Actualmente existe una sobreoferta para la formación de nuevos geólogos?

 

R. Existen ocho facultades de Ciencias Geológicas, no me parece un número excesivo dadas las competencias que puede asumir un geólogo, otra cosa es la existencia de competencia entre otros grados para ejercerlas con los pocos puestos de trabajo que se generan actualmente en España. Como en otras profesiones hay fuga de jóvenes geólogos al extranjero.

 

P. Para terminar y como despedida, ¿cuál es el nivel de riesgo por su vulnerabilidad a las catástrofes y al cambio climático que tenemos en Alcázar de San Juan? ¿Son naturales las catástrofes?

 

R. Muchas inundaciones que es riesgo de mayor incidencia en Alcázar  están asociadas a cambios que hacemos nosotros modificando el medio natural en los cauces o con construcciones en lugares inadecuados.  El cambio climático acentúa las sequías y las precipitaciones se hacen más torrenciales como estamos comprobando y Alcázar es una zona ya proclive a estas características, por tanto el riesgo de inundaciones tenderá a aumentar así como el riesgo de erosión de suelos si no se toman las medidas de prevención adecuadas.

 

 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress