Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
@JesusVillajos
Viernes, 3 de noviembre de 2017
entrevista con antonio jesús paule, cardiólogo con formación avanzada en medicina del deporte

Clínicas Medfyr adquiere la tecnología más avanzada en chequeos cardíacos preventivos

Guardar en Mis Noticias.

«La muerte súbita en deportistas, tanto amateur como profesional, ha aumentado considerablemente en los últimos años por lo que es altamente recomendable realizar un chequeo cardíaco preventivo antes de realizar cualquier actividad deportiva»

Pregunta: Doctor, cada vez se dan más casos de muerte súbita en el deporte. ¿A qué se debe y como se puede prevenir?


Respuesta: Resaltando en primer lugar que la actividad deportiva es beneficiosa para la salud, también es cierto que algunas enfermedades cardíacas, que han pasado desapercibidas, se ponen de manifiesto con la actividad deportiva. En España, se producen al año entre 100 y 200 casos de muerte súbita en deportistas.  Estos casos tienen un gran impacto social al darse en personas aparentemente sanas.


    Cada vez es más frecuente porque en los últimos años ha aumentado considerablemente el número de personas que practican deporte y que paralelamente no lo acompañan de un reconocimiento médico que le garantice realizarlo de manera segura.


    En la mayoría de los casos, los deportistas compran material deportivo de alta gama y precio (zapatillas con innovaciones técnicas, bicis con materiales específicos, etc) y en cambio no se invierte en lo principal, que es nuestra salud y de lo que no disponemos recambios.


    Durante la práctica de ejercicio físico ocurre una serie de circunstancias que condicionan unos cambios que producen un aumento de la presión arterial, de la frecuencia cardíaca y la contractilidad miocárdica con el consecuente consumo miocárdico de oxígeno. Esto pondría de manifiesto enfermedades latentes hasta ese momento, como la cardiopatía isquémica (angina o infarto de miocardio). Asimismo, la estimulación simpática puede, por sí sola, favorecer la aparición de arritmias. Por todo esto, es altamente recomendable realizar un chequeo cardíaco preventivo antes de realizar cualquier actividad deportiva. En muchos países europeos, estas revisiones son requisito obligatorio, antes de apuntarse a una competición deportiva o a un gimnasio.


[Img #40255]P: En este sentido, ¿Qué tipo de pruebas realizáis en Clínicas Medfyr?


R: En la unidad se realizan diversas pruebas de cardiología destinadas a detectar posibles enfermedades cardíacas no conocidas y que pudieran poner en riesgo al deportista. Además, disponemos de otras novedosas técnicas que ayudan a optimizar el rendimiento deportivo. Para ello, realizamos: historia clínica cardiológica completa, exploración física, análisis clínicos, electrocardiograma, ecocardiograma doppler color (para detectar posibles enfermedades del músculo cardíaco que predisponen a la aparición de arritmias, principal causa de la muerte súbida), espirometría, prueba de esfuerzo convencional y prueba de esfuerzo «con análisis de gases», también llamada ergoespirometría. Se trata  de una novedosa prueba, actualmente la más completa, para la valoración del deportista y el diseño de sus entrenamientos. Consiste en caminar sobre un tapiz rodante -o en el caso de ciclistas, sobre un cicloergómetro- con incrementos paulatinos de velocidad y pendiente y que, a diferencia de la ergometría convencional, al paciente se le coloca una mascarilla en la cara para poder analizar en cada momento el consumo de oxígeno y la producción de dióxido de carbono.  De esta manera, obtenemos los umbrales aerobio y anaerobio, que junto con otros parámetros ventilatorios, frecuencia cardíaca y presión arterial nos permite tener una información global de su función cardíaca, respiratoria y metabólica. Así vemos las distintas fases por las que pasa el deportista: aeróbica, mixta y anaeróbica, para poder diseñar un entrenamiento óptimo y seguro.


    En el informe clínico que emitimos, damos unas pautas de entrenamiento con unos intervalos de frecuencia cardíaca adecuados para el tipo de ejercicio físico (extensivo, intensivo, interválico). Además, con esta prueba valoramos si existe riesgo de producción de arritmias o falta de riego sanguíneo (isquemia) que puedan manifestarse en un futuro en forma de angina o infarto de miocardio.


P: ¿Quién debe hacerse este reconocimiento y en qué momento es más adecuado?


Estas pruebas deberían realizarlas tanto amateurs como profesionales que realicen cualquier actividad deportiva.


    La ergoespirometria es aconsejable realizarla al inicio de la temporada y en la segunda mitad de ésta para poder ajustar más el tipo de entrenamiento a las condiciones físicas de cada deportista.


P: ¿Es cierto que tenéis el mismo modelo de ergómetro que uno de los mejores clubes de futbol del pais?.


Si, es cierto. Aunque no diré el nombre para no herir susceptibilidades. Lo importante es que ahora está al alcance de todos en Clínicas Medfyr.


    Para más información y precios los interesados se pueden dirigir a la Avda. Criptana, 1 de Alcázar, en el tel. 926 58 83 81 y en clinicasmedfyr.com.

 

[Img #40257]

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress