Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL SEMANAL
Sábado, 11 de noviembre de 2017
CLM acoge las III Jornadas de políticas autonómicas en prevención y control del tabaquismo

En Castilla La Mancha el 74,5% de la población (15 a 64 años) ha fumado alguna vez y casi un 37% fuma a diario

Guardar en Mis Noticias.

El tabaco es la segunda sustancia más consumida y la droga con mayor continuidad en el consumo. El Plan Regional de Castilla-La Mancha de drogodependencias y otras adicciones Horizonte 2018, contempla actuaciones para la prevención del consumo de tabaco y la atención al tabaquismo.

Castilla-La Mancha ha acogido las III Jornadas de políticas autonómicas en prevención y control del tabaquismo que se han celebrado esta semana en Toledo. A esta reunión inter-autonómica han asistido cerca de 30 técnicos responsables de los programas de atención al consumo de tabaco.

 

El principal objetivo de estas jornadas se ha centrado en la puesta en común de las estrategias de abordaje del tabaquismo que actualmente se están llevando a cabo en las distintas comunidades autónomas.

 

Durante este encuentro, que ha transcurrido a lo largo de dos jornadas, se han analizado estas experiencias y los planes puestos en marcha para resolver las dificultades encontradas, el acceso al tratamiento farmacológico, los pacientes destinatarios a los programas, los protocolos de tratamiento, así como las consultas y unidades que podrían realizar el tratamiento y la formación de los especialistas en tabaquismo, entre otros.

 

Enfermedades asociadas al consumo

 

El consumo de tabaco constituye una de las principales causas de morbilidad y mortalidad evitable y prematura. El tabaquismo se asocia a más de una veintena de enfermedades entre las que destacan los tumores, incluido el cáncer de pulmón, del que se estima que en un 91 por ciento de los casos en varones de 35 a 64 años es provocado por el tabaco; el cáncer de la cavidad oral y el de laringe, faringe y esófago, entre otros.

 

También las enfermedades respiratorias, como bronquitis crónica, enfisema y asma, son atribuibles al tabaquismo. Además, el consumo de tabaco es un importante factor de riego para desarrollar una enfermedad cardíaca isquémica o la aparición de otras enfermedades cardiovasculares.

 

La mortalidad atribuible al tabaquismo tiene una importante magnitud tanto en hombres como en mujeres, pero especialmente en los primeros, dado que han sido y continúan siendo los mayores fumadores. De acuerdo con los datos del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha referidos a 2013, un total de 1.983 muertes, el 21 por ciento de las muertes de varones en ese año, son atribuibles al hábito de fumar. Entre las mujeres, el porcentaje es mucho menor, con un 2,2 por ciento del total de defunciones.

 

Según los datos proporcionados por la encuesta EDADES-2015/16 del Plan Nacional de Drogas a población general de 15-64 años, en Castilla La Mancha el 74,5 por ciento de esta población ha fumado alguna vez en la vida y casi un 37 por ciento fuma a diario. Estas últimas cifras, son más elevadas que las correspondientes al total nacional que se sitúan en un 30,8 por ciento.

 

Estos datos convierten al tabaco en la segunda sustancia más consumida tanto en España como en Castilla-La Mancha, después del alcohol y la droga con mayor continuidad en el consumo, ya que del porcentaje total de personas que han probado alguna vez el tabaco la mitad, el 49,4 por ciento, siguen fumando a diario. Por sexos, su consumo está más extendido entre los hombres que entre las mujeres, si bien estas diferencias tienden a disminuir.

 

Intervenciones en tabaquismo

 

En el contexto nacional, las políticas más importantes que se han llevado a cabo y que han marcado un antes y un después en la lucha contra el tabaquismo han sido la aprobación de la  Ley  28/2005, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro,  el consumo y la publicidad de los productos del tabaco y la Ley 42/2010 por la que se modifica la ley anterior. Mediante esta normativa se establece como criterio general y fundamental la prohibición de fumar en todos los espacios públicos cerrados en el territorio nacional. 

 

En Castilla-La Mancha el pasado mes de diciembre de 2016 se aprobó el ‘Plan Regional de Castilla-La Mancha de Drogodependencias y otras Adicciones, Horizonte 2018’, que contempla actuaciones previstas para la prevención del consumo de tabaco y la atención al tabaquismo.

 

A ello se une la intención del Gobierno regional de impulsar aquellas medidas dirigidas a hacer frente al tabaquismo a través de un programa de prevención y control del consumo de esta droga, por considerarlo uno de los problemas de salud pública más importantes que tenemos en la actualidad.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress