Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Lunes, 27 de noviembre de 2017
Aurelia Sánchez ha visitado el Centro de Atención Residencial ‘San Julián’ de Cuenca

El Gobierno de Castilla-La Mancha reafirma su compromiso con las personas sin hogar a través de 13 de recursos en las cinco provincias

Guardar en Mis Noticias.

“En 2017 se han atendido a unas 5.400 personas sin hogar en Castilla-La Mancha”, ha destacado la consejera de Bienestar Social.

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha reafirmado hoy el compromiso del Gobierno regional con las personas sin hogar a través de 13 recursos distribuidos en las cinco provincias de la región.
 
Sánchez se ha pronunciado así durante su visita al Centro de Atención Residencial ‘San Julián’ de Cuenca junto al delegado de la Junta en la provincia, Ángel Tomás Godoy, y la directora provincial de Bienestar Social, Amelia López.
 
La consejera, que ha recordado que el último domingo del mes de noviembre se celebra el Día Mundial de las Personas sin Hogar, ha afirmado que este colectivo es “el eslabón más grave de las situaciones de exclusión social”.
 
En Castilla-La Mancha, hay recursos de urgencia y residenciales que están financiados por el Gobierno de Castilla-La Mancha y “muchos de ellos gestionados por Cáritas”, como los dos que hay en la capital conquense.
 
La consejera ha detallado que en 2017 se ha atendido a unas 5.400 personas en toda Castilla-La Mancha en los 13 recursos que hay en la región, de ellos aproximadamente 500 en los centros residenciales y el resto en los dispositivos de urgencia.
 
“Son cifras importantes, de lo que se trata no es solo de atenderlos en ese momento para sus necesidades básicas sino de ayudarles, de acompañarles para que consigan esa inclusión social, si puede ser en un futuro laboral, pero sobre todo personal”, ha aseverado.
 
El Centro de Atención Residencial ‘San Julián’ tiene capacidad para diez personas, está ubicado en el edificio de Cáritas Diocesana de Cuenca y es un recursos de alojamiento, acompañamiento y convivencia en grupo donde se acuerda y se inicia el proceso de inserción sociolaboral individualizado con la persona durante un periodo máximo de 18 meses.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress