Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Viernes, 1 de diciembre de 2017
En el III Concurso de la FEMP

Alcázar recibe el premio a las buenas prácticas en prevención del absentismo por la Unidad de Integración Socioeducativa

Guardar en Mis Noticias.

Alcázar de San Juan recibió en Madrid -de manos de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y del Ministerio de Educación- un nuevo reconocimiento nacional por su Unidad de Integración Socioeducativa que, desde hace 17 años, viene operando en la ciudad para prevenir el absentismo, el abandono y el fracaso escolar, habiendo conseguido en este tiempo reducir casi a cero (0,12%) la incidencia de este problema. La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, y el concejal de Educación, Mariano Cuartero, recogieron el galardón.

La Unidad de Integración Socioeducativa alcazareña recibió -junto con seis municipios españoles más con una población superior a 20.000 habitantes, como Elche, Getafe o Lucena- el premio a las buenas prácticas municipales para la prevención del absentismo escolar.

 

Este concurso de la FEMP y el Ministerio de Educación -que en 2017 celebra su tercera edición- premió a un total de 22 municipios en diferentes categorías: buenas prácticas en la atención del acoso escolar, así como en la prevención del absentismo escolar para municipios con menos de 20.000 habitantes y municipios mayores. Entre todos ellos, tan sólo dos municipios castellano-manchegos, Manzanares y Alcázar de San Juan, vieron reconocido su trabajo a la buena gestión municipal en el área educativa.

 

La alcaldesa alcazareña agradeció el trabajo coordinado de la Concejalía de Educación y técnicos municipales, así como de toda la sociedad alcazareña, para la puesta en práctica del proyecto premiado que explicó brevemente, incidiendo en la importancia de la necesaria transversalidad que implica a todas las áreas y servicios municipales. Señaló las acciones que conforman la Unidad de Integración Socioeducativa que intervienen con los menores en riesgo de exclusión. Acciones como el Centro Saturno para la integración socio-educativa, los talleres pre-laborales o el programa para los jóvenes expulsados de los centros educativos con graves problemas de adaptación escolar. Acciones que previenen el absentismo, el abandono y el fracaso escolar de niños, niñas y jóvenes entre los 6 y 16 años de edad, durante la etapa de educación obligatoria. Un proyecto en el que se trabaja tanto con el alumnado, sus familias, los centros educativos y todos los agentes de la comunidad educativa implicados.

 

La primera edil subrayó que “es importante que desde los Ayuntamientos trabajemos para mejorar el sistema educativo y garantizar la igualdad de oportunidades, implicando a toda la sociedad, con la que hay que trabajar de la mano si queremos dar solución a los problemas que se plantean, como es el caso del absentismo escolar que, afortunadamente, hoy en Alcázar es casi inexistente”.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress