Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 2 de enero de 2018

Desde ayer no hay que pagar nada por las licencias de apertura en Villacañas

Guardar en Mis Noticias.

El 1 de enero entraron en vigor las ordenanzas municipales que regulan los impuestos y las tasas municipales para 2018, y que –en líneas generales- se mantienen congelados un año más. Pero la principal novedad es la eliminación de la tasa por licencia de apertura. Es decir, que los nuevos negocios que se abran este año en Villacañas no tendrán que pagar nada para conseguir la licencia de apertura. Una medida que supone un apoyo destacado a los emprendedores locales que abran un nuevo establecimiento, ya que no van a tener que pagar esa tasa, ahorrándose un dinero importante precisamente en el momento más delicado, como es el comienzo de la actividad.

 

Se trata, explica el concejal de Hacienda, Jaime Martínez, de una medida que favorece a los autónomos y a las pequeñas empresas, que son los verdaderos motores de la creación de empleo y están siendo muy importantes en la economía villacañera durante la crisis.

 

Otra de las novedades que han entrado en vigor el 1 de enero afecta al IBI de rústica, ya que si el impuesto para cada finca es menor de 6 euros, este año no se cobrará a los vecinos. “Estamos hablando de casi 2.000 recibos de IBI de fincas en el campo que no se van a cobrar, ya que son cantidades menores a los 6 euros”, confirma Martínez.

 

Y por último, en relación al IBI de urbana, a la conocida como “contribución”, el concejal de Hacienda ha destacado que Villacañas no se encuentra ente los 1.296 municipios españoles en los que este impuesto subirá en 2018, ya que el Ayuntamiento no ha solicitado una revisión catastral. “En Villacañas se mantienen los valores catastrales de 1996 y si se solicitara una revisión, como han hecho muchos ayuntamientos de España, subiría el valor catastral de los bienes y esto provocaría que pagáramos más por el IBI”, explica Martínez, que insiste en que el compromiso con los vecinos continúa siendo el de no subir los impuestos y “es lo que seguimos haciendo año tras año”.


 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress