Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EL SEMANAL
Jueves, 4 de enero de 2018
El DOCLM publicará mañana la convocatoria para la subvención de estudios arqueológicos y paleontológicos sobre yacimientos y bienes de los mismos

450.000 euros para la financiación de proyectos de investigación del patrimonio arqueológico en 2018

Guardar en Mis Noticias.

Las subvenciones pueden ser solicitadas por universidades, fundaciones de universidades dedicadas a la investigación del patrimonio, organismos públicos de investigación y ayuntamientos y entidades locales menores.

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará este año un presupuesto de 450.000 euros para la concesión de subvenciones destinadas a la investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico en la región, con lo que actuaciones en yacimientos de gran interés como Recópolis, Carranque, Segóbriga o Tolmo de Minateda tendrán la oportunidad de continuar las líneas de investigación abiertas desde hace años.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha avanzado hoy la publicación de esta convocatoria mañana en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, tras visitar los yacimientos del entorno de la Ermita de Nuestra Señora de la Esperanza en Lillo y de la Plaza de Moros en Villatobas, dos actuaciones que podrán concurrir a la convocatoria de ayudas con los correspondientes proyectos.

Con estas subvenciones, cuya convocatoria se adelanta este año unos meses para facilitar así la organización de la campaña, el Gobierno regional contribuye a fomentar la investigación sobre el patrimonio cultural que repercutirá en un mayor conocimiento y permitirá no sólo su difusión y conocimiento en la actualidad, sino también su  mejor conservación para el futuro.

Asimismo, las excavaciones que se realizan gracias a estas ayudas gestionadas desde la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, favorecen la dinamización de la economía de los municipios, por el beneficio directo sobre el empleo que llevan aparejadas dichas excavaciones, así como un servicio posterior, al repercutir en un mayor conocimiento de su riqueza arqueológica y paleontológica que es utilizada para el fomento del turismo en la zona.

Las subvenciones ahora convocadas pueden ser solicitadas desde el 8 de enero y hasta el 8 de febrero, por universidades españolas; fundaciones de universidades que tengan entre sus fines la investigación en patrimonio histórico, artístico y cultural; organismos públicos de investigación; y ayuntamientos y entidades de ámbito local menor para la realización de proyectos ubicados en su término municipal.

Son conceptos susceptibles de recibir subvención los gastos de personal para la formalización de contratos de trabajo, gastos de material fungible, gastos para la realización de aplicaciones técnicas de análisis y documentación, gastos de viajes y dietas o gastos de manutención, alojamiento y transporte de estudiantes en prácticas de universidades que tengan convenio suscrito con el Gobierno de Castilla-La Mancha para la realización de las mismas en yacimientos de la región.

El importe máximo individual por proyecto para el año 2018 será de hasta un 90 por ciento el total del proyecto presentado, con un límite máximo de 30.000 euros por proyecto. El plazo de ejecución de los proyectos se determinará en la resolución de la concesión de la subvención y transcurrirá desde el momento de la notificación de la adjudicación hasta el 20 de septiembre de 2018 como fecha límite.

 

Nuestra Señora de la Esperanza

 

En la visita al yacimiento de Lillo, el consejero ha podido conocer los trabajos que se vienen desarrollando para poner en valor en el entorno de la Ermita de Nuestra Señora de la Esperanza, edificación situada sobre una plataforma estructural con una altitud media de 650 metros sobre el nivel del mar, junto al vaso de una antigua laguna desecada que aflora en años de lluvias.

El yacimiento se conoce ya desde los tiempos de la Misión Rescate, estando incluido en el Inventario del Patrimonio de Castilla-La Mancha desde 1991.

El Ayuntamiento de Lillo está llevando a cabo un programa de revitalización medioambiental de la zona, y así el yacimiento cuenta con un centro de interpretación arqueo-ambiental, donde se exponen paneles arqueológicos realizados especialmente para la explicación del yacimiento, además de cartelería informativa que lo relacionan con las características medioambientales  tales como lagunas salobres, sal, estepas o rutas pecuarias, y culturales como la ruta del Quijote y episodio de la carreta de las Cortes de la muerte, caja del ferrocarril de Negrín o de los Cien Días.

 

Asentamiento prerromano en Villatobas

 

Y en Villatobas ha visto el asentamiento prerromano conocido como Plaza de Moros, adscrito a la cultura carpetana, datado entre los siglos IV y II a.C., con una superficie de aproximadamente a una hectárea donde se localizan tres fosos secos tallados en el terreno, entre ellos debió existir un muro o parapeto, situados ante una muralla, levantada con una parte inferior de piedra, procedente del tallado de los fosos, y un alzado de adobes.

Dicha muralla conserva una longitud de unos 20-25 metros, una anchura de unos seis metros, con un alzado conservado de unos dos metros, y debió alcanzar los cinco metros de altura.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress