Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera/Foto Checa
Sábado, 3 de febrero de 2018
SE HAN VENDIDO 5.400 BOLSAS

Los alcazareños hacen cola para comprar los tradicionales rosquillos de San Blas

Guardar en Mis Noticias.

Fieles a la tradición, los alcazareños han desafiado esta mañana a las bajas temperaturas para comprar los rosquillos de San Blas que todos los años elabora un grupo de voluntarias en el horno de Espinosa.

Como puede verse en la fotografía, a partir de las nueve de la mañana, con apenas un grado en el termómetro, decenas de personas han aguardado pacientemente turno para hacerse con una de las 5.400 bolsas que este año se han puesto a la venta, como siempre en el local junto a la Sacristía de la Parroquia de Sana María, donde se venera  la imagen de San Blas Obispo y Mártir, protector de los males de garganta.

 

Los rosquillos se han elaborado en los días previos con 1.300 kilos de harina, azúcar, vino, anís, ralladura de limón y “el toque personal” de las voluntarias, que ofrecen su trabajo desinteresadamente para colaborar en el mantenimiento de esta fiesta y costumbre, así como para recaudar fondos a favor de la Parroquia de San María, beneficiaria del dinero recaudado con la venta de los rosquillos.

 

Este año se han hecho 5.400 bolsas, es decir unos 54.000 rosquillos. Una cifra que puede parecer elevada pero que todos los años resulta insuficiente para la gran cantidad de personas que acude a comprar este típico dulce alcazareño, a quienes parece no importar ni el frío ni las largas colas.  

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress