Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 6 de febrero de 2018
EN ALCÁZAR DE SAN JUAN, ESTE VIERNES, A LAS 20 HORAS

Rosa Pérez-Carasa inaugura exposición en la Galería de Arte Marmurán

Guardar en Mis Noticias.

La Galería de Arte Marmurán (Castellanos, 37; en Alcázar de San Juan) presenta, a partir de este viernes y hasta el día 10 de marzo, una exposición de pintura de Rosa Pérez-Carasa con una variada muestra de su personal visión en torno al paisaje

Rosa Pérez-Carasa es licenciada por la Facultad de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y obtuvo beca de paisaje del Ministerio de Cultura, Medalla de Honor del premio de pintura BMW, segundo premio de pintura Unipublic, entre otros. Su pintura se enmarca dentro de la tradición figurativa, representando fundamentalmente temas urbanos. Pretende expresar la problemática del ser humano y su entorno. Utiliza el medio pictórico como defensa y delación del acontecer diario en la ciudad. Retrata especialmente los paisaje anodinos o cotidianos donde nada importante sucede. Ha realizado numerosa exposiciones tanto individuales como colectivas por toda la geografía española.

 

Rosa Perez-Carasa

 

…Lo que años después nos muestra, (R P-C) no es otra cosa que una profundización en el mar de cicatrices de la tensión entre lo habitado, inhabitado e inhabitable: las demoliciones de los viejos barrios, los derribos con sus fachadas apuntaladas, dispuestas para nuevas inversiones con sus ruinas y decrecimientos asimétricos ,con sus paradojas. Y  Lo hace a bordo de, digamos la misma nave, evidenciando la pugna imposible de la pintura por congelar el fluir, en ese regazo de impresionismo mental teñido de borroso naturalismo y antropología de los ecos de la presencia humana.                   

                                                                                               Abel H. Pozuelo. El Cultural     16/10/2009

 

 

Rosa Pérez-Carasa, recoge en los espacios industriales, en ocasiones, factorías aun activas, las naves agrupadas tras un potente depósito de agua y otras veces, andenes donde los pilares, como fragmentos de un peristilo, sujetan las cubiertas bajo las que se almacenaran los productos que aguardan el correspondiente medio de transporte para su distribución. Imágenes carentes de figuras humanas y que provocan la inseguridad de lo desconocido.           

                                                                                                     

Hay además una nota que separa las obras de Pérez-Carasa:  es el aire de caducidad que de un modo u otro se deja sentir en algunos cuadros. A veces recoge instalaciones abandonadas: un grupo de pequeños edificios que quizás alojaron hornos con evidentes signos de degradación y en otras ocasiones se trata simplemente de instalaciones clausuradas que tienen el aire de ruinas modernas. 

             

Este amplio abanico de ideas ahorma una atractiva poética porque parece surgir la sombra de lo moderno… Llevar la pintura a la desazón del hábitat urbano, el trabajo industrial carente de rostro o las ruinas del productivismo, equivale a dar  la palabra al otro, silencioso habitante del trasfondo de lo moderno cuya voz crítica apenas logran ahogar  las reiteradas propagandas.  

 

                                                                                   J. Bosco Díaz- Urmeneta.   Diario de Sevilla.  Julio 2014

 

 

Lo primero que sorprende en los paisajes urbanos  de Pérez-Carasa  es que no se dejan reducir a los tópicos del realismo contemporáneo; su ciudad no es la mercancía reluciente  de los foto realistas americanos, pero tampoco la ruina cochambrosa de tantos realistas españoles. Esta pintora sería, como la llama acertadamente  Mariano Navarro, una original “vedutista de la soledad”.  Frecuenta lugares que no figuran en ninguna guía turística, fachadas sin importancia monumental, escenarios anónimos por donde pasarían personajes anónimos pisando la dudosa luz del día.   

 

                                                                                              Guillermo Solana . El Cultural (3/10/1999)

 

 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress