Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Miércoles, 7 de febrero de 2018
Financiado por el Instituto de Salud Carlos III

El Hospital de Parapléjicos y la Universidad de Castilla-La Mancha investigarán el potencial de la estimulación espinal en la rehabilitación de pacientes con lesión medular

Guardar en Mis Noticias.

El estudio se basa en la estimulación del “generador de patrones central” y su capacidad de generar movimientos cíclicos y alternantes en los miembros inferiores, similares a los de la marcha.

El Grupo de Investigación en Fisioterapia Toledo (GIFTO) de la Universidad de Castilla-La Mancha, liderado por Julio Gómez-Soriano, llevará a cabo el proyecto NEUROTRAIN en el laboratorio del Grupo de Función Sensitivomotora del Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, laboratorio que dirige Julian Taylor.

 

El proyecto NEUROTRAIN, financiado por el Instituto de Salud Carlos III, tiene como objetivo estimular la neuroplasticidad de los pacientes con lesión medular. El concepto de neuroplasticidad hace referencia al modo en el que nuestro sistema nervioso cambia a partir de su interacción con el entorno.

 

Según ha indicado Gómez-Soriano para conseguir este fin durante el proyecto, que durará desde 2018 hasta 2021, “vamos a combinar la estimulación eléctrica de la médula espinal de manera no invasiva junto con el movimiento intensivo de pedaleo en una bicicleta estática especial y adaptada técnicamente para la investigación”.

 

El estudio se basa en la estimulación del llamado “generador de patrones central”, un entramado de neuronas situado en la médula espinal a nivel lumbar y que tienen la capacidad intrínseca de generar patrones de movimiento cíclicos y alternantes en los miembros inferiores, similares a los de la marcha. De esta forma, la activación del generador de patrones central está siendo una de las claves de la rehabilitación de la marcha en los últimos años.

 

NEUROTRAIN, ha explicado el investigador, “pretende activar estas redes neuronales con electrodos no invasivos colocados en la piel sobre la espalda, y no con procedimientos quirúrgicos como se venía haciendo hasta ahora. Además, según fundamentan los últimos avances en neurociencia, el estudio plantea la hipótesis de que la combinación de la estimulación con un movimiento cíclico como el pedaleo, puede potenciar cambios específicos sobre el sistema nervioso central que contribuyan a la recuperación motriz y a la mejora de la funcionalidad de los pacientes.

 

Por su parte, el investigador del Hospital Nacional de Parapléjicos Julián Taylor ha explicado que “esta estrategia de rehabilitación podría, además, controlar los espasmos musculares muy habituales en este tipo de pacientes que además interfieren directamente con mejora  de la marcha tras una lesión medular”.

 

El proyecto NEUROTRAIN, único proyecto de Castilla-La Mancha financiado en esta convocatoria por el Instituto de Salud Carlos III,  busca además, en una primera frase, establecer y validar nuevas herramientas neurofisiológicas que permitan cuantificar y predecir estos cambios específicos sobre el sistema nervioso, con el fin de poder determinar el perfil de paciente que mejor puede responder a estas nuevas terapias de neurorrehabilitación.

 

En el proyecto colaboran tanto profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha como investigadores, médicos y fisioterapeutas del Hospital Nacional de Parapléjicos, gracias a la estrecha relación que existe entre ambas instituciones.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress