Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Domingo, 11 de marzo de 2018
III Gala de la Igualdad

Zapatero: "España es feminista y no saben cuánto me alegra"

Guardar en Mis Noticias.

El expresidente del Gobierno recoge el Premio 'Igualdad' del Ayuntamiento de Manzanares

José Luis Rodríguez Zapatero, en cuyos gobiernos se impulsaron importantes medidas en favor de la igualdad y de los derechos ciudadanos en España, recogió este sábado el Premio 'Igualdad" en categoría nacional que concede el Ayuntamiento de Manzanares. El expresidente del Gobierno dijo que, tras lo vivido este 8 de marzo, "España es feminista" y estamos más cerca "de enterrar el machismo". Felicitó al gobierno municipal por hacer de la igualdad su programa político y pidió que se vuelquen los esfuerzos con las mujeres con capacidades diferentes, en quienes las desigualdades y la discriminación se multiplican.

 

Zapatero, muy aplaudido por el público que le recibió en el Gran Teatro de Manzanares en la III Gala de la Igualdad, recogió el Premio 'Igualdad' de manos del alcalde de la ciudad, Julián Nieva. El presidente que creó el primer Gobierno paritario y que en 2007 sacó adelante la Ley de Igualdad, agradeció una distinción "que colma muchas de mis expectativas y anhelos". También se refirió a las galardonadas en categoría local en la frase que generó el titular de la noche: "Gracias a muchas Isabeles y Encarnaciones, podemos decir, después de lo que vimos el jueves, que España es feminista y no saben cuánto me alegra proclamarlo con esta solemnidad".

 

En el discurso que cerró la gala, con un tono reflexivo y sin entrar en partidismos, dijo que el feminismo no responde a una ideología, ideas o color político. "Son principios, son valores incuestionables, el valor de la igualdad, que es la única manera por la que podemos ser libres, independientes, autónomos y responsables" afirmó Rodríguez Zapatero, para quien, en favor de la libertad y derechos de las mujeres, "debemos muchas rectificaciones" tras tanto tiempo perdido.

 

El expresidente abogó por compartir, quererse y respetarse frente a ruindad de dominar, apropiarse, vejar y destruir. Y aunque el de la igualdad de género ha escalado posiciones en los objetivos de desarrollo, está en quinto lugar cuando, a su juicio, debería ser el primero. "La desigualdad histórica más lacerante, permanente e injusta de la llamada civilización ha sido la desigualdad de las mujeres, que no ha conocido fronteras, ni culturas, ni ideologías, ni religiones", añadió en su intervención.

 

También consideró paradójico que la democracia coexistiera con la negativa del derecho al voto de las mujeres, o que ni las revoluciones francesa y rusa lo fueran para los derechos de las mujeres. "Las dos grandes ideologías del siglo pasado coincidían en no poner a la mujer como elemento central de su ideario político", expuso Zapatero, que por ello calificó el feminismo como "el pensamiento más transformador y más avanzado socialmente que podemos poner en pie para reducir desigualdades, para construir paz y reducir violencia, para saber amar y educar desde la empatía y el respeto, para saber construir país y sociedades".

 

Derechos como elemento de cohesión

Otra de las esperanzadoras lecciones del "feminismo poderoso, vibrante y culto" del pasado 8-M, según Rodríguez Zapatero, "es que es una palanca decisiva para la cohesión social, para la cohesión del país". "Nada une más a un país que una ciudadanía con derechos" expuso antes de felicitar a tantas feministas pioneras y a asociaciones de mujeres que desde hace décadas enarbolan la bandera de la igualdad. "Fueron ignoradas y despreciadas, luego temidas y ahora han dado un salto cualitativo" dijo. Por ello, considera que después de lo vivido el pasado jueves en España, "estamos muy cerca, aunque aún no hemos llegado, de enterrar el machismo".

 

Consciente de que donde hay discriminación y desigualdad contra las mujeres, todas las demás discriminaciones y desigualdades se multiplican, Zapatero calificó la violencia de género como la discriminación más cruel e inaceptable, "donde se concentra todo lo peor de ese patriarcado dominante". "El machismo criminal es la vergüenza que debemos sentir los hombres", afirmó con rotundidad mientras se preguntó cómo podemos hablar de civilización y democracia mientras haya víctimas.

 

"Es responsabilidad individual y colectiva, hay que pedir perdón y felicitarse por la conciencia social creada", añadió en su discurso, en el que pidió que cada acto recuerde "con rabia, indignación y solidaridad" a las víctimas que han muerto a manos de sus parejas. "Seremos un país digno si erradicamos la violencia de género, pero seremos un país digno si la memoria de las víctimas está con nosotros", prosiguió para, a continuación, exigir una auténtica rebelión "que será incompleta e imperfecta si los hombres no estamos a la cabeza, si no denunciamos cada chiste machista o a quien trata mal a una mujer".

 

Doble discriminación

Hablando de desigualdades y discriminación, el expresidente del Gobierno recordó que hay colectivos en los que éstas se duplican, en alusión a mujeres con capacidades diferentes, dos millones en nuestro país, y que suponen el 20% de las víctimas de violencia de género. "Es un mundo invisible de más dolor, de más acoso sexual del que no se habla y que tienen que estar en la primera página de las políticas de igualdad, al igual que las mujeres inmigrantes, que sufren doble discriminación", reclamó con el objetivo de que la sociedad ponga también su mirada donde hay más vulnerabilidad, como también ocurre con las empleadas de hogar.

 

Finalmente, tras poner en evidencia ejemplos del machismo imperante, como en el mundo editorial, José Luis Rodríguez Zapatero se felicitó por encontrar ayuntamientos como el de Manzanares "que hacen de la igualdad su gran programa político. Aprovechó también para felicitar a Julián Nieva "por tener las ideas claras". "Estoy muy feliz de ver qué alcaldes tan buenos hay por esta tierra", concluyó ante el atento auditorio.

 

El Ayuntamiento de Manzanares distinguió a José Luis Rodríguez Zapatero con este Premio 'Igualdad' en categoría nacional "porque en materia de Igualdad, muchísimas cosas han cambiado desde que fue presidente", recordó la concejala de Igualdad, Beatriz Labián, para quien el galardonado "ha sido el Presidente del Gobierno que más herramientas ha puesto encima de la mesa en materia de igualdad en forma de leyes y que de manera decida más ha hecho por implementar más igualdad en la esfera pública".

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress