Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 13 de marzo de 2018

La Galería de Arte Marmurán contará a partir del viernes con una exposición dedicada a Antonio Fernández Molina

Guardar en Mis Noticias.

La Galería de Arte Marmurán (C/ Castellanos 37, Alcázar de San Juan) acogerá este viernes 16 de marzo la inauguración, a las 20:30 horas, de una nueva exposición, que en esta ocasión está dedicada al poeta y pintor Antonio Fernández Molina.

 

La muestra, un recorrido sobre su obra, consta de 22 cuadros entre óleos, técnicas mixtas y dibujos y podrá visitarse en la Galería de arte del 16 de marzo al 30 de abril de 2018.

 

A.F.Molina, Alcázar de San Juan, Ciudad Real 1927 -  Zaragoza marzo del 2005.

Tras la muerte de su padre en 1935, la familia se traslada a Guadalajara, donde cursa sus estudios y a muy temprana edad, descubre su vocación artística. Ya en 1945  comienzan sus colaboraciones en el periódico local Nueva Alcarria. En su columna Veleta al viento habla sobre el arte y la literatura más vanguardista del momento.

 

Participa en la creación del cine-club Vino y pan donde organiza entre otras cosas, el primer happening de España con la escenificación del entierro de Velázquez por las calles de la ciudad.

 

A este cine-club acudió D. Camilo José Cela y conoció a Molina. Quedó fascinado de sus conocimientos y de su poesía y  desde ese momento al dirigirse a él le llamaría Poeta.

 

Sus estudios universitarios en Madrid le proporcionan la oportunidad de entrar en contacto con los movimientos vanguardistas del momento principalmente los Postistas, con quienes colaborará en todos sus proyectos: Deucalion, El pájaro de paja, Poesía de España...                                                

 

Compatibilizando su profesión de maestro nacional con la literatura, en el año 1951 funda la revista de poesía Doña Endrina, en la que encontramos colaboraciones de: Gregorio Prieto, Chicharro, Ory, Crespo, Francisco Nieva, Laguardia, Mathias Goeritz, Celaya o Miguel Labordeta, con quién más tarde trabajaría como redactor jefe en la revista Despacho literario.

 

Durante el año 1952, se producen dos importantes acontecimientos para Molina. El primero, la publicación de su poemario titulado El cuello Cercenado y  la exposición de sus dibujos en el Club de Prensa de Madrid, que organiza Ramirez de Lucas.

 

Comienzan a ser habituales sus colaboraciones en revistas literarias Hispanoamericas. En Venezuela en el año 1969, Monte Ávila, edita su libro de minirelatos: En Cejunta y Gamud.

 

En 1953 publica Biografía de Roberto G y Una carta de barro, que le valió la inclusión en la Antología poética del siglo XX, realizada por Enrique Azcoaga en Argentina.

 

En el año 1964, Molina se traslada a Mallorca para trabajar como redactor jefe de la revista Papeles de Son Armadans que dirigía Cela.  Ese mismo año recibe el Premio Ciudad de Palma de Poesía por su libro Jinete de espadas y en 1969 el de novela por Un caracol en la cocina. Ejerce de crítico de arte en la Vanguardia y en El diario de Mallorca difundiendo sobre todo, la obra de los artistas que como él, compaginan la literatura con la plástica.

 

De mano de Miró, se inicia en las artes gráficas y comienzan sus exposiciones por Palma y Barcelona, pero su 1ª exposición individual es en la Sala Libros de Zaragoza en 1972.

 

Desde 1975 y hasta su muerte, residió en Zaragoza, donde fue en un gran dinamizador cultural, participando en la fundación de revistas literarias: Almunia, El pelo de la Rana, Laberinto… y continuando con su actividad de critico de arte y literatura. Su libro Humo de pensamiento y sueño obtiene el premio San Jorge de Poesía en 1980.

 

En 1983 organiza la 1ª Semana de Aragón en Nueva York. En 1999, la editorial Libros del innombrable, publica el primero, de los tres volúmenes  que formaran  La Antología poética del autor. En 2000 la Diputación de Zaragoza elige una pintura suya como regalo al príncipe de Asturias en su primera visita oficial.

 

Entre sus exposiciones podemos destacar: Galería Juana Mordó en 1979; 1980 Trayectorias, exposición itinerante por iberoamérica; 1989 carpeta de grabados con Cobra; Galería Schöen, Berlín; 1988 Palacio de la Aljafería; 1999 Arco; Miguel Marcos 2001…

 

En 1999 en París, le nombran socio honorífico del Club de los Patafísicos. En el 2003 coincidiendo con sus 50 años en la poesía, se producen varios homenajes a su persona entre Zaragoza y Madrid. Se hacen exposiciones, publican la antología de relatos  La vida caprichosa, se estrenan piezas de teatro y como colofón al homenaje Arrabal da una conferencia multitudinaria en el Museo Reina Sofía, con el título: A. F. Molina, Genio. En 2005 se presenta su candidatura a los premios Príncipe de Asturias, pero fallece ese mismo año.

 

Desde entonces, como sucede ahora, no se han dejado de realizar homenajes,  en forma de libro, exposiciones o conferencias.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress