Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera
Lunes, 9 de abril de 2018
HA TRASLADADO A ADIF SU PREOCUPACIÓN, COMO PROPIETARIO A QUIEN CORRESPONDE ACTUAR PARA DESALOJAR A QUIEN CORRESPONDA

El Ayuntamiento de Alcázar, preocupado por los ocupas y las fiestas ilegales en el antiguo cuartel de zapadores

Guardar en Mis Noticias.

El sábado pasado hubo alguna detención por tenencia de sustancias ilegales. Según ha explicado la alcaldesa, no es la primera fiesta que se organiza sin los correspondientes permisos legales en estas instalaciones, propiedad de Adif, abandonadas desde que en la anterior legislatura el gobierno regional decidiese cerrar el Centro Integral para Toxicómanos.

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha trasladado a Adif su preocupación ante el uso irregular que un grupo de “inquilinos” viene realizando del antiguo cuartel de zapadores (ubicado cerca del cerro de San Isidro, donde antes se ubicaba el Centro para Toxicómanos), donde se organizan fiestas, raves, conciertos y “actividades incluso comerciales” sin los correspondientes permisos. Preocupación que el pasado sábado, tal y como ha explicado esta mañana la alcaldesa Rosa Melchor, se tradujo en “alguna detención”, ya que algunos de los jóvenes que se dirigían a la fiesta fueron sometidos al control policial que se instaló, con la colaboración de la Policía Nacional, en la entrada al cerro, por donde obligatoriamente hay que pasar para acceder al antiguo cuartel.

 

Según ha explicado la primera edil, el Ayuntamiento tenía hace algún tiempo conocimiento de estas fiestas, conciertos y actividades; y sabía que las instalaciones estaban ocupadas. Pero, como las dependencias son propiedad de Adif, la administración local no se había planteado, hasta el pasado fin de semana, otra intervención más allá de contactar con Adif para conocer con más detalle la relación existente entre el administrador de infraestructuras ferroviarias y los “inquilinos” en cuestión.

 

Sin embargo, al tener conocimiento de que el pasado sábado iba a celebrarse otra fiesta, con la colaboración de la Policía, decidieron establecer un control de vigilancia de vehículos y personas en la entrada del cerro para identificar a los jóvenes que pretendían entrar en la fiesta y velar por el cumplimiento de la ley, registrándose varias detenciones por tenencia de sustancias ilegales. Ante tal situación, según ha apuntado la alcaldesa, los organizadores decidieron cancelar el concierto.

 

En cuanto al posible control o desalojo de los “inquilinos”, la primera edil ha señalado que “tendrá que ser Adif, como propietario, quien actúe en consecuencia”.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress