Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gema González
Viernes, 18 de mayo de 2018
con el proyecto [email protected] del plan director de la policía nacional

La Policía Nacional de Alcázar alerta a los escolares sobre los peligros en las redes sociales

Guardar en Mis Noticias.

Bullying, grooming, sexting, vanping o tecnoadicciones son algunos de los peligros a los que se enfrentan día a día los escolares y adolescentes de todo el mundo y para informar sobre ellos, la Policía Nacional ha puesto en marcha con escolares, dentro del Plan Director, el proyecto [email protected], en el que además de los peligros anteriores se informa de las claves de seguridad de acceso, las TIC o contenidos inapropiados en las redes sociales.

La Policía Nacional de Alcázar de San Juan está formando y alertando sobre los peligros en las redes sociales a todos los escolares de sexto curso de Primaria de aquellos colegios de la ciudad que se lo solicitan, como ya ha ocurrido en el curso 2016-2017 con el Juan de Austria, Jesús Ruiz, Sagrada Familia y Picasso, y este curso que finaliza el mes próximo con los escolares del Jardín de Arena y El Santo. Precisamente, los escolares de El Santo recibieron la pasada semana el carnet de [email protected], que la Policía Nacional entrega a todos los alumnos que han recibido la formación.
    

Según ha informado a El Semanal Francisco Javier Gómez Regatero, delegado de Participación Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional de Alcázar de San Juan, son muchos los peligros que acechan en las redes sociales a los adolescentes y jóvenes, que precisamente, en esas edades, se inician en el uso de las redes sociales, de ahí darles toda la información necesaria sobre lo que se pueden encontrar.

 

PRINCIPALES PELIGROS
En este caso se informa de los siguientes peligros:
Bullying, el acoso físico o psicológico al que someten, de forma continuada, a un alumno sus compañeros, y también se puede hacer a través de las redes sociales.
Grooming, cuando una persona se hace pasar por un menor para cosneguir algo de otro menor, normalmente de carácter sexual.
Sexting, conducta a través de la cual se envían fotos de contenido sexual y el receptor puede utilizarlas de mala manera.
Vanping, cuando una persona se engancha a juegos online hasta altas horas de la madrugada
Tecnoadicciones, engancharse a un juego con el que te olvidas de comer, dormir, de relacionarte con el exterior…

 

CLAVES DE SEGURIDAD
Además, la Policía Nacional se centra también en las claves de seguridad, para que realmente sean seguras en el acceso a las redes sociales, se les explica lo que son las TIC, tecnologías de la información y comunicación y de los contenidos inapropiados en la red. Asimismo, según Gómez Regatero, también se les explica que «no todo vale, que las acciones tienen consecuencias y que algunas son penales».
    La práctica mayoría de estos escolares ya conoce y usa el teléfono móvil a esas edades, aunque se recomienda su utilización a partir de los 13 ó 14 años, y algunos de ellos ya han sido sufridores de algunos de los peligros anteriormente citados, de hecho, ya se han producido algunas denuncias de menores «aunque no se denuncia lo suficiente», según el responsable de la formación.

 

INFORMACIÓN Y FORMACIÓN
Para que no se produzcan estas situaciones es necesaria una mayor información y formación, y para que los profesores puedan detectar a tiempo si alguna de estas circunstancias está ocurriendo en su centro, se les entrega una clave y una contraseña para acceder a toda la información del proyecto.

 

SEÑALES Y SOLUCIONES
Según ha informa Francisco Javier Gómez Regatero, algunas señales importantes para saber si el menor está sufriendo alguno de estos abusos pasan por la disminución de su rendimiento académico, se vuelve apático, deja de relacionarse con los amigos o deja de comer, y para poner solución al problema hay que ponerlo en conocimiento de los padres, recibir ayuda de expertos, hablarlo y si sigue la conducta denunciarlo.
    

Cuando se produce la denuncia , la Policía Nacional hace las hipótesis para saber quién lo está haciendo, cuando se dtecta se le toma declaración y posteriormente se remite al fiscal de menores.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress