Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Julián Mateos Dorado
Miércoles, 23 de mayo de 2018

El PP de ayer y hoy

Guardar en Mis Noticias.

Por Julián Mateo Dorado

Mayo 2011, las elecciones municipales autonómicas están a punto de celebrarse, los partidos políticos están en plena campaña y en el mío, el partido popular, reina un optimismo y una alegría desbordante; tenemos un equipo de gente con muchas ganas de trabajar, y eso se demuestra en todos los eventos, tal es así que conseguimos sacar 9 concejales y con el apoyo de otro grupo político conseguimos gobernar y así desbancar al PSOE que llevaba gobernando desde que se instauró la democracia en España.

 

Aquel grupo de concejales, entre los cuales me encontraba yo, estaba presidido por el señor Diego Ortega, que fue elegido alcalde lógicamente. Pero como dice el refrán.. "qué poco dura la alegría en la casa del pobre", y toda aquella euforia se fue apagando... Llos problemas internos empezaron  surgir y enseguida nos dimos cuenta que el señor Ortega no era lo que pensábamos, así empezó la dimisión de concejales que, unos por una cosa y otros por otra, no querían seguir, sobre todo por no tener el apoyo de su alcalde. Tal fue el número de dimisiones que casi se agota la lista, cosa inédita en un partido político.

 

Pero eso no parecía importarle al señor Ortega; y al mismo tiempo que se deterioraba el grupo municipal lo hacía tambien el partido. Así llegamos a las selecciones del 2015 y el resultado fue que el partido popular ya no pudo gobernar y pasó a la oposición. En estos años de legislatura ni a los afiliados ni a los simpatizantes se nos ha informado de nada, ni siquiera en el aspecto económico, ya que se arrastra una deuda de la cual desconocemos su cuantía.

Por otro lado el señor Ortega el año pasado pasó de no querer aprobar los presupuestos Municipales a la abstención, con lo que contribuyó a que dichos presupuestos fuesen aprobados ¿Por qué ese cambio?¿Qué ocultaba ese cambio de actitud?¿Había alguna contrapartida?. Esto entre otras preguntas son las que nos hacemos afiliados y simpatizantes; como por ejemplo también ¿Qué ocurre con las termosolares?.

Para el señor Ortega, el cual ni está ni se le espera, seguimos esperando información de todo esto, y así llegamos a mayo de 2018 y todo aquel capital humano que el señor Ortega se encontró en 2011 lo ha liquidado, no tenemos ni sede, los Comités ejecutivos brillan por su ausencia, los afiliados devolvemos las cuotas porque para qué se van a pagar si no hay sede ni gasto alguno y además no se nos informa de nada?, y las perspectivas de cara a las próximas elecciones tampoco parecen muy positivas. Con todo este panorama creo que ha llegado la hora de que la dirección provincial de mi partido tome cartas en el asunto y se dé cuenta de una vez por todas que con el señor Ortega al frente del partido Popular de Alcázar de San Juan no podemos aspirar a lo que fue el espíritu del año 2011.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress