Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 5 de junio de 2018
Reunión con el Director de la Agencia del Agua

La alcaldesa negocia con la Junta la instalación en Alcázar de una nueva depuradora de aguas residuales

Guardar en Mis Noticias.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, acompañada por el concejal del Ciclo Hidráulico, Javier Ortega, se reunió este lunes con el Director de la Agencia del Agua de Castilla La Mancha, Antonio Luengo, en la Consejería de Fomento en Toledo. El encuentro sirvió para negociar la instalación de una nueva depuradora de aguas residuales en la ciudad, ya que la que opera en la actualidad es insuficiente para atender las necesidades de Alcázar.

Las tres líneas de funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (E.D.A.R.) de Alcázar de San Juan que en la actualidad operan en la ciudad y prestan también servicio a la localidad vecina de Campo de Criptana, comienzan a ser insuficientes para atender a usuarios particulares e industriales. Ante esta situación y las necesidades de la ciudad, la alcaldesa alcazareña negocia con la Junta de Comunidades, a través de la Agencia del Agua, la instalación de una nueva estación.

 

La actual depuradora empezó a funcionar en Alcázar de San Juan en el año 1987, para cubrir las necesidades de depuración de los vertidos urbanos de la ciudad, no así de los industriales. Ante esta situación, los industriales afectados en colaboración con la Junta de Comunidades construyeron una segunda línea que entró en servicio en 1994. El aumento de caudales surgido por el auge industrial de las empresas agroalimentarias  -como lácteas o vinícolas- hizo que estas dos líneas fueran insuficientes e ineficaces, produciéndose malos olores y vertidos contaminantes que llegaron a producir situaciones de alarma en cuanto a la conservación ambiental y la calidad de las aguas. Ante esta situación se hizo necesario un mayor grado de depuración y se construyó una tercera línea para cubrir las deficiencias de las dos iniciales. Esta tercera fase comenzó a operar en el año 2002, con una capacidad para tratar un caudal diario de 24.000 metros cúbicos de aguas residuales, tanto de Alcázar de San Juan como de Campo de Criptana.

 

En la actualidad, las tres líneas de la E.D.A.R. están preparadas para dar servicio a una población equivalente a 320.000 habitantes y las aguas depuradas –con una calidad óptima para el medio ambiente- se aprovechan para la regeneración de las lagunas colindantes. No obstante, como ha venido sucediendo a lo largo del tiempo, la estación comienza a estar obsoleta y la actividad y nuevas necesidades de la ciudad reclaman una nueva inversión. Por este motivo, el Ayuntamiento está negociando con la Junta de Comunidades la instalación de una nueva estación depuradora en la ciudad, dotada con la última tecnología y acorde con los tiempos.

 

Así se lo trasladaron la alcaldesa de Alcázar y el concejal del Ciclo Hidráulico al Director de la Agencia del Agua de Castilla La Mancha, Antonio Luengo, en la reunión mantenida el lunes, 4 de junio, en la Consejería de Fomento.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress