Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Viernes, 6 de julio de 2018

Caballero demanda para la provincia en la entrega del Premio Corral de Comedias a Carlos Hipólito actos culturales de alto nivel

Guardar en Mis Noticias.

Afirmó ante el ministro de Cultura que está convencido de que se inicia un tiempo nuevo y de esperanza también en este ámbito

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, pidió ayer en Almagro, durante la entrega del Premio Corral de Comedias al actor Carlos Hipólito, actos culturales de alto nivel en el medio rural porque, según dijo, la Cultura es un bien al que todos tienen que tener la posibilidad de acceder con independencia del lugar en el que viven. Llamó la atención sobre el hecho de que el 50 por ciento de las representaciones teatrales se ofrecen en Madrid y Barcelona a pesar de que no viven en ciudades 15 millones de españoles y españolas.

 

Caballero, que dijo que está convencido de que con el nuevo Gobierno se va a iniciar un espacio para la esperanza también en el ámbito cultural, no ha dudado en recordar ante el nuevo ministro del ramo, José Guirao, aprovechando su presencia en Almagro, que todos los ciudadanos tienen derecho a participar en actividades culturales de calidad.

 

Comentó, por otro lado, que el teatro nos ayuda a ser más cultos y más humanos y puso en valor, aprovechando el inicio del Festival de Almagro, el Corral de Comedias diciendo que es un escenario maravilloso que cumple ahora 390 años de su construcción como seña de identidad de nuestra tierra y emblema de la cultura que acoge a artistas de todas las creencias y lenguas. En este sentido añadió que espera que pronto podamos celebrar el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco “por ser desde 1934 templo del teatro clásico de España”.

 

En otro momento de su intervención dijo que Almagro se convierte este mes en escenario de libertad, celebración, alegría y convivencia, en un lugar donde se entremezclan actores y ciudadanos por la calle.

 

Reconoció, por otra parte, en Ignacio García y su equipo un esfuerzo constante y permanente para conseguir la mejor calidad y excelencia en el programa que se va a desarrollar durante las próximas tres semanas conservando los principios de austeridad que desde hace algunos años vienen marcando la actividad cultural. Y se mostró partidario de incrementar la aportación al Festival antes de agradecer la colaboración del ministerio, de la Junta de Comunidades y del Ayuntamiento de Almagro. “Invertir en cultura es invertir en progreso en torno a una actividad cultural que crea empleo y riqueza además de que favorece el turismo de interior. Son muchos, según ha precisado, los que ven como su negocio experimenta un revulsivo.

 

En otro orden de cosas, el presidente de la Diputación de Ciudad Real remarcó que en Almagro se goza con el teatro, una manifestación artística que despierta en el espectador sentimientos de ilusión, alegría y esperanza. Algo a lo que ha contribuido, a su juicio, en muchas ocasiones el acto Carlos Hipólito, a quien se le premia por su rigor en el trabajo, “algo que, sin duda, es exigible en el mundo del teatro y de los cómicos, pero también a todos los profesionales para no defraudar a los demás y ser honestos con nosotros mismos”.

 

Antes del acto inaugural del Festival de Almagro con la entrega del 18 Premio Corral de Comedias a Carlos Hipólito las autoridades presentes visitaron en la iglesia de San Agustín la exposición “El arte de crear ilusiones, sonido, luz e ingeniería en el Teatro Barroco”. La muestra, dirigida por Beatriz Patiño y coordinada por José Manuel Montero García, fue explicada a los presentes por los comisarios Juan Sanz Ballesteros y Miguel Ángel Coso Marín.

 

Y al término del acto, que resultó muy ameno con la intervención del actor Arturo Querejeta, el escritor y periodista Julio Bravo y la actriz Carmen Conesa, que ha interpretado una canción, la organización ofreció en la Plaza Mayor de la ciudad encajera, que ya respira teatro por los cuatro costados, el espectáculo “Soñemos, alma, soñemos otra vez”, concebido como una celebración de la música y de la danza que convirtió a Almagro en una fiesta de luz, color y teatro a la que ha contribuido el actor Carlos Hipólito recitando.

 

Con una coreografía que ha corrido a cargo de Manuel Segovia Almagro ha levantado el telón de la mano de Ibérica de Danza, La Danserye, y la Asociación Folclórica Tierra Roja. El talento local se ha mezclado con el talento nacional e internacional para iluminar La Mancha. El festival ha recuperado así, tal y como anunció en la presentación del evento su director, Ignacio García, la música y la danza que homenajea el origen del festival y ayuda a comprender la frondosa teatralidad barroca.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress