Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Leal Giménez
Viernes, 6 de julio de 2018
ENCUENTROS EN LA CASTELAR

Hoy con Mercedes de la Cruz Navarro (Maestra, Filóloga, Teóloga, Enamorada de la Enseñanza y Madre de una Gran Familia)

Guardar en Mis Noticias.

Por Antonio Leal Giménez

Nacida en "La Castelar" entre el Kiosco de la Benita y la tienda de la Fortuna. Para Mercedes, la educación[Img #55374] es una gran vocación.Hablando con ella se percibe rápidamente que la siente, ya que, a través de su comunicación,nos trasmite energía, pasión, amor, entusiasmo y una gran alegría en cada una de las respuestas, destacando la importante tarea que es educar en conocimientos, pero sobre todo en valores. Entiende la docencia desde el compromiso y siempre ha mantenido una relación de apoyo y de franqueza con las familias.

Por motivos profesionales de su marido, Ingeniero de Telecomunicaciones, tuvo que viajar durante una temporada a Italia. Durante su estancia allí estudió a Miguel Ángel, Da Vinci, Rafael... y pasaba largas horas escuchando a Vivaldi y a Verdi. Tiene carácter y es muy rigurosa en el ejercicio de su quehacer diario. Su capacidad para explicar en sus clases es extraordinaria y no le importaba mucho las respuestas de sus alumnos a sus preguntas, lo verdaderamente significativo era el conocer el porqué y el cómo el alumno había sabido dar la respuesta correcta. Tiene verdaderas aptitudes para la comunicación, capacidad de interacción y de creatividad, lo que la convierte en una verdadera líder y así lo ha demostrado como Directora del Colegio que ha permanecido muchos años, siendo elegida siempre por unanimidad del claustro. Es muy cordial y cercana y siempre ha mostrado un gran entusiasmo y entrega en su trabajo.

Se licenció en Filología Hispánica, destacando su  predisposición a continuar formándose, prácticamente de forma ininterrumpida. Esta manera de ser aún continua ya que en su etapa de "jubilo", estudia Teología y su formación y aptitudes musicales le permite de un modo totalmente altruista,dirigiry ofrecer a la comunidad la posibilidad de conocer y disfrutar de la música vocal a través de  un grupo coral cantando en forma coordinada que a veces, le resulta especialmente difícil cuando las obras presentan irregularidades rítmicas o armonías muy complejas.Tranquilamente nos sentamos en un banco frente a la antigua ferretería Castillo y comenzamos nuestra conversación.

 

 

PREGUNTA. Todavía no usabas maquillaje y con un peinado juvenil que portaba cintas en el cabello, ya estabas ejerciendo como maestra en varias localidades de nuestra provincia. Desde entonces que saliste de Alcázar de San Juan no volviste para quedarte...

R. Después de varios años en los que ejercí mi profesión en esta Comunidad, tenía claro al marcharme, que era difícil volver (no imposible), ya que el trabajo de mi marido se desarrollaba en las grandes ciudades y fue en Madrid donde nos establecimos definitivamente, después de unos años en Milán.

Esporádicamente he regresado para disfrutar junto a mi familia de unos días maravillosos en los que convivíamos y disfrutábamos en un ambiente cálido y alegre, que solía coincidir con las fiestas más señaladas del año (Navidad, S. Santa, algún acontecimiento especial…).

 

 

P. ¿Comenzaste a ejercer tu carrera muy joven.¿Cuáles fueron los motivos o circunstancias por las cuáles decidiste forjar tu carrera profesional como docente. ¿Te gusta tu profesión? ¿por qué?

R. Más bien fue seguir el mismo camino que habían iniciado mis hermanas, así es como mis padres lo decidieron y en aquel entonces me pareció bien y no puse ninguna objeción.

Sí, he de reconocer que he tenido vocación, y cuando surge te entregas totalmente en lo que crees; me gusta la relación con los niños, cualquier edad tiene su encanto, sabes que es mucho lo que les puedes ofrecer.

 

 

P. ¿Nos puedes relatar tu experiencia en el ámbito de la educación? ¿Cuál es tu especialidad como maestra?

R. Después de 40 años de ejercer mi magisterio te puedo decir que la experiencia que he adquirido ha sido muy enriquecedora en todos los aspectos de la vida, en el plano: profesional, personal, social, familiar…

En un principio ejercí en “Educación permanente de adultos”, más tarde en Madrid estuve en la “Inspección Central” y posteriormente en mi Colegio definitivo hasta mi jubilación, los primeros años como tutora y los últimos 19 años como directora.

 

 

P. ¿Qué significado tiene para ti el ser maestra? ¿Qué es lo que más te ha gustado de tu profesión?.¿Cuál ha sido el mayor reto que has tenido como maestra?

R. Significa, una gran responsabilidad; los padres te confían lo más querido y preciado que tienen para que les formes e instruyas, y lo más bonito de esta confianza es poder entrar, con todo nuestro cariño, en el alma de esas criaturas que tanto necesitan, sí de su familia (por supuesto), pero también de los docentes, que les ayudan a crecer como personas íntegras en todos los aspectos de la vida, y por supuesto en el conocimiento de las distintas materias, que es primordial para su formación.

El reto de ser maestra es preparar al alumnado a ser personas, que respeten y así se harán respetar, que se acepten como son y acepten a los demás. Mi Colegio acoge un alumnado de muy distintas etnias y culturas; el transmitir valores fundamentales que les haga crecer e igualarles como personas, a pesar de sus diferencias culturales,  que todos conocen y respetan porque les ha hecho enriquecer,  es el gran reto que he tenido que superar.

 

 

P. ¿Qué aspectos consideras que son indispensables para ser docente en la educación? ¿Cómo ha impactado en tu vida el ser docente?

R. Ante todo, tienes que tener vocación; el ser maestra implica entrega, cariño, ilusión, respeto, autoridad (no autoritarismo), empatizar con cada alumno que te confían para ayudarle en todos los aspectos de su vida, tener buena comunicación con sus padres; saber transmitir los conocimientos que son necesarios para su formación, todo esto se resume en tener con ellos un trato positivo, afable y exigente.

Es cierto que tu vida profesional afecta a tu vida personal, no se pueden separar. Recuerda que soy madre de una gran familia y mi vocación docente se sigue proyectando al llegar a casa, con mis hijos y esto es el día a día desde que nacen y no te puedes desvincular de ello.

 

 

P. Después de estudiar y ya ejerciendo Magisterio hiciste Filología Hispánica. ¿Qué saberes y/o conocimientos te proporciono la licenciatura como docente?

R. Necesitaba nuevos horizontes, nuevas metas; todas las materias que tratamos te abren y te hacen entender el por qué de cosas que ignoraba; la lectura de tantas obras que remarcaban los temas en debate, la evolución fonética de la lengua, por no enumerarlas todas.

¡Figúrate en mi vida profesional, cómo puedes ayudar al alumnado! Te proporciona herramientas que ayudan al alumno evitar errores transmitiéndoles el espíritu crítico, debates con los compañeros, exposiciones orales, comentarios de texto, etc.

Actualmente me apena el comprobar cómo se está desvirtuando nuestra lengua (cada vez se leen más erratas en escritosy se oyen vocablos que son auténticas aberraciones lingüísticas), pero parece ser que actualmente ¡todo vale!, aunque se transgreda  nuestro el lenguaje.

 

 

P. ¿Cuál es tu idea de educación y cómo entiendes el aprendizaje? Si tus alumnos se quedaran con una sola de las cosas que le has intentado ¿Cuál es la que más te ha gustado?

R.Educar es adentrarnos en lo más profundo del ser del niño para conocerle en todos los aspectos, teniendo en cuenta sus capacidades, aptitudes, limitaciones, sin perder de vista el contexto social,haciendo hincapié en todos sus aciertos y no reforzar sus errores, y todo en un clima afable y respetuoso.

En mi profesión, lo que he querido transmitir: respeto, autoestima, discernir entre el bien y el mal, solidaridad, entre otras… y la que más me gustaría sería, que sepan discernir entre el bien y el mal, buscando siempre la verdad.

 

 

P. Lo que no se evalúa no se aprende. ¿Eres partidaria de las evaluaciones continuas a los alumnos? ¿Consideras que los maestros también tendrían que tener evaluaciones continuas? ¿Qué habilidades deberían evaluarse en los alumnos para saber si realmente están preparados para ‘el mañana’?

R. Sí, son necesarias las evaluaciones del alumnado y, por supuesto, del profesorado.

Al alumnado se le ayuda a prepararse para éstas, son buenas para que el profesorado conozca los conocimientos, así como su respuesta ante situaciones críticas, cuál es su grado de atención a la hora de desarrollar o resolver problemas, cómo actúan ante situaciones tensas y de nerviosismo que provocan las evaluaciones. Para ello deben adquirir unas herramientas de estudio, control y seguridad en sí mismos.

Respecto al profesorado, éste debe seguir formándose para estar al día en esta sociedad de continuo y rápido cambio.

 

 

P. Aunque la tecnología ha avanzado mucho, y avanzará, el proceso de aprendizaje del ser humano no ha cambiado mucho. ¿Consideras las nuevas tecnologías como herramientas o como fin? ¿Ayudan a aprender y a enseñar con menos esfuerzo?

R. Es vertiginoso ver cómo las nuevas tecnologías se están desarrollando, siendo herramientas imprescindibles, hoy en día, en todos los aspectos de la vida, en el mundo laboral y cómo no en la enseñanza tanto en el aprendizaje del alumnado como en la utilidad que el maestro tiene con ellas, para desarrollar su labor docente ya que nos permite atender más y mejor una enseñanza personalizada de cada alumno. Con todo ello, está claro, que son medios que favorecen y ayudan a adquirir y transmitir conocimientos con mayor facilidad y menor esfuerzo

 

 

P. En la educación tradicional y vertical el maestro que sabe enseña al alumno que no sabe. Sin embargo cada alumno, dependiendo de su motivación y capacidades, tiene mucho que aportar e incluso que enseñar. ¿Cómo se descubre el talento en el alumnado?

R. Es cierto que el maestro enseña a su alumnado y lo seguirá haciendo, pero una faceta muy importante, que no puede prescindir de ella, es “saber escuchar”. Nos podemos sorprender cómo los alumnos, ante situaciones conflictivas familiares, (familias desestructuradas) y vivencias de momentos angustiosos (muerte de un progenitor, enfermedades graves, etc.), nos enseñan cómo se comportan ante tal carga emocional, son auténticos héroes, son un ejemplo de madurez emotiva,son lecciones que nos dan.

Hay otro tipo de alumnado que descubres por su manera de preguntar, de tomar iniciativas, con gran capacidad receptora,nos están indicando que estamos ante un alumnado con talento y que promete mucho para su formación intelectualque, junto con sus progenitores, tenemos que saber encauzar para que estos talentos no se pierdan.

 

 

P. Actualmente se habla del valor de la creatividad, de la innovación en la escuela, pero ¿se trata todavía más de teoría que de práctica? ¿Cómo ejerce su día a día en clase un maestro que ‘educa hoy en la escuela del mañana’? o, en otras palabras, ¿qué caracteriza a un profesor innovador? Qué tal fue la acogida de tus innovaciones por parte de las familias y de los alumnos??

R. No es teoría, hoy es una realidad, ya llevo varios años alejada de la enseñanza, pero sigo, en pro del alumnado, cerca de los avances creativos que se están poniendo en práctica. Ser maestro no es fácil, es una labor importantísima y ardua y que no está suficientemente reconocida.

Existen conflictos originados por la implantación de nuevos métodos educativos, no por su calidad, sino por el mismo proceso de cambio que genera dudas, inquietudes y resistencia.

“La educación personalizada” tiende a cubrir las necesidades de cada alumno, separando por niveles las asignaturas para potenciar las capacidades de cada niño, usando una guía de aprendizaje personalizado, facilitando el acceso a los recursos digitales; mediante los “planes de estudio personalizado” los centros cuentan con la colaboración de grandes firmas de informática que aportan herramientas abiertas a alumnos, profesores y padres.

Existen experiencias innovadoras que apuntan a la modificación de las relaciones profesor-alumno y que utilizan las escuelas, ámbito de comunicación, donde los conocimientos se construyen en una dinámica que involucra experiencias, interacciones, contextos, saberes que provienen de los distintos procesos de aprendizaje.

 

 

P. ¿Qué le pasa a España con la educación que ninguna ley sobrevive a un cambio de Gobierno?: LOENCE (1980), LODE (1985), LOGSE (1990), LOCE (2002), LOE (2006), LOMCE (2013). Año tras año, nuestros alumnos quedan en los últimos puestos del informe PISA. ¿Tenemos un sistema educativo que no funciona? ¿Qué es exactamente lo que falla, el sistema o los docentes? ¿Por qué los expertos no llegan a un consenso eficaz para que los resultados sean otros?

R. Hay que tener en cuenta dos aspectos:  por un lado, el partido político que sube al poder, implanta su Ley educativa, que va encaminado más a su ideología política que a la mejora de la enseñanza, de ahí tantos cambios que no hacen más que volver locos a todos los componentes de la labor educativa y que impide una auténtica LEY, al margen de quien gobierne, que se encamine a mejorar el aprendizaje del alumnado.

Sí, aunque no se puede decir que todo está mal, hay aspectos muy positivos y algunas deficiencias que son convenientes subsanar. Hay que proporcionar un sistema educativo encaminado a contar con auténticos profesionales de la enseñanza que estén en continua mejora y actualización de los métodos de enseñanza, siendo positivo firme y exigente, pero siempre respetuoso con las limitaciones de cada alumno.

 

 

P. La actitud antieclesiástica que se observa en numerosos pasajes del Quijote ha de considerarse en el marco teológico de la dialéctica religiosa. Como estudiante de Teología y lectora apasionada de El Quijote, ¿En qué consiste ontológicamente la actitud, objetivada en las formas literarias del Quijote, de contrariedad y de disidencia frente a la Iglesia Católica?

R. Cervantes siendo un escritor profano, sin embargo, es un laico comprometido. Su religiosidad se hace patente reiteradamente, vislumbrándose su sentir religioso y su fe cristiana profundamente arraigada. El tema teológico está presente en su gran Obra y por tanto también la fe en su vida.

En relación con una actitud anticlerical, aparecen ciertos pasajes en los  que a unos sacerdotes, en una ocasión, hace critica a una actitud perversa y demoniaca; en otra los tacha de malandrines; lo cierto es que don Quijote no los ataca por ser sacerdotes (en un principio no los reconoció como clérigos) sino por ser seres perversos que han cometido graves acciones y crímenes y lo que intenta representar es parodiar, una vez más, las aventuras caballerescas.

 

 

P. ¿ A pesar de estar en situación de "jubilo" qué opinas sobre la docencia del presente? ¿Qué cambios has observado en tu rol como docente a través de las generaciones de alumnos?. ¿Qué le puedes recomendar como despedida,a personas de nuestro pueblo que estén iniciando su carrera para el ejercicio del Magisterio?

R. Nada tiene que ver la situación que actualmente estoy viviendo, porque siempre estaré impregnada de lo que siempre ha permanecido en mi interior, por lo que he luchado y en lo que he creído; no desaparece porque un día nos dicen: ¡basta!

Actualmente, sigo muy de cerca los progresos que se están llevando a cabo en la educación; no con todos estoy de acuerdo, como con la ideología de género. La mayoría de los centros educativos son bilingües y desde bien pequeños manejan con soltura el inglés. El trabajo en equipo adquiere gran importancia y sobre todo cómo ponen en relieve el que el alumno exponga oralmente temas que requieran la atención de todos.

Para los que estén iniciando esta maravillosa carrera les recomiendo que tengan auténtica vocación y amen su profesión porque es un trabajo arduo y requiere mucha entrega; que no escatimen esfuerzos y dedicación a cuantos cambios e innovaciones surjan como herramienta para ellos mismos y sin lugar a duda, como mejora para el alumnado; que les sepan transmitir el gusanillo de querer aprender y estar bien documentados en cualquier tema, no hay que saberlo todo pero sí saber manejar y utilizar los útiles y herramientas que el mundo actual nos ofrece y las fuentes de información, que tanto van ayudar a sus alumnos para el hoy y el día de mañana sea cual fuera la profesión que elijan.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress