Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Javier Mata (el francés)
Viernes, 27 de julio de 2018
CRÓNICAS DESDE EL CORAZÓN DE EUROPA

Tertulias de terraza y teorías conspiratorias

Guardar en Mis Noticias.

Por Javier Mata ("El Francés")

Bonjour à toutes et tous! Estamos en periodo veraniego, y todo se relativiza y banaliza. Es como si necesitásemos de esta época para relajar nuestra mente. Así que nos olvidamos de trifulcas políticas, caraduras que inventan currícula, masters y demás zarandajas, para centrarnos en si Ronaldo se va o si Mbappe se queda… Y surgen mil «conspiraciones» centradas en asuntos que poco influyen en la vida de los mortales como el futbol por ejemplo (excepto en la de los propios futbolistas, claro).


    Hace tiempo la propia televisión nos inundaba con programas banales como el «Qué apostamos», pero ahora, se ha banalizado tanto todos los meses del año que es imposible subir su listón.


    Así que de nuevo hemos de recurrir a teorías conspiratorias para mantener las tertulias de terrazas y playas. La última que ha saltado de nuevo es la de que los americanos no llegaron a la luna. Y vuelve a resurgir un debate arropado por supuestos iluminados que entienden de todo, y que prende con facilidad en el desconocimiento que tiene la población en general (no todo el mundo tiene porque tener conocimientos de física, astronomía, matemáticas, etc). Pueden estos «illuminati» seguir «prendiendo esta mecha» sin parar, que seguirá siendo motivo de tertulia, y como en medicina y futbol, todos nos sentiremos en disposición no de dar nuestra opinión sino de afirmar «sentando cátedra». Es lo que tiene la ignorancia, que es muy atrevida. No tengo ningún interés en rebatir puntos de esa teoría conspiratoria porque como dice el astronauta Pedro Duque: a cada argumento en contra rebatido, sale uno nuevo y así podríamos seguir hasta el infinito «y más allá». Lo bueno de este animal simio con un cerebro muy superior al resto de los animales de este planeta y que se llama así mismo «ser humano», lo bueno digo, es que es capaz de cosas que ningún otro animal puede y que otros animales de su misma especie son incapaces de comprender, entre otros motivos porque ese maravilloso cerebro tiene defectos, como no.


    Sinceramente, que haya teorías conspiratorias sobre la llegada de los astronautas americanos a la luna o no, carece de importancia, incluso si me apuran de la muerte de Kennedy, pero hay otras que realmente asustan como la negación del holocausto judío por la barbarie de esas teorías supremacistas nazis y fascistas.         Una cosa lleva a otra, y esta última no es banal. Se empieza aceptando teorías absurdas pero bien dirigidas por determinados estamentos o grupos políticos, y se acaba banalizando a dictadores (incluso en nuestro país también), justificando aberraciones y de nuevo atacando a otros miembros de nuestra propia especie sin piedad ni razón.


    Este es un tema recurrente en mis escritos. El auge en nuestra vieja Europa de grupos nacionalistas, de extrema derecha y supremacistas, bajo el paraguas de supuestas protecciones ante seres que llegan desesperados huyendo de miserias y guerras, de seres que no eligieron donde nacer pero que son exactamente iguales o nosotros, ni mejores ni peores; el auge digo, de todos estos grupos se alimenta de teorías para ignorantes…


    Ojalá ninguno de los que me leen caigan en su trampa. Feliz verano y bon courage!

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress