Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Miércoles, 1 de agosto de 2018
Inaugurado esta mañana por la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez

Alcázar de San Juan recupera el Punto de Encuentro Familiar

Guardar en Mis Noticias.

Un PEF es “un sitio neutral donde los niños pueden encontrartse con sus padres y madres, habitualmente cuando ya no son pareja y por una serie de conflictos no se ponen de acuerdo en el intercambio de los niños. En la región, existen 7 puntos en los que, según las previsiones, se atenderá este año a unos 3.000 usuarios.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha inaugurado hoy el Punto de Encuentro Familiar (PEF) de Alcázar de San Juan ‘Mancha Centro’, un recurso social que fue cerrado en diciembre de 2011 por el anterior Gobierno de Castilla-La Mancha y que ha vuelto a abrir sus puertas en la calle Poetisa Isabel Prieto, 5 (frente al aparcamiento del Hospital). 

 

Según los datos facilitados durante la inauguración, cuenta con cuatro profesionales especializados; de los que tres son trabajadoras sociales y un psicólogo; y atenderá a un radio de población de 300.000 habitantes, al tratarse de un recurso interprovincial y las familias y menores serán derivados -conforme a protocolo- desde juzgados y direcciones provinciales de Bienestar Social de Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Albacete. Las instalaciones disponen de cuatro salas de intercambio, un despacho y un salón de usos múltiples para ofrecer un espacio neutral a las familias que lo necesiten. El Punto de Encuentro Familiar Mancha Centro es el séptimo de la red castellano-manchega en la que se integran este tipo de recursos. La entidad sin ánimo de lucro ‘Colabora’ –dedicada a la protección de menores en la provincia de Ciudad Real- será la encargada de gestionarlo en colaboración con la Junta de Comunidades que destinará una inversión anual en torno a los 300.000 euros.

 

“Hoy es un día importante para Castilla-La Mancha y para su entorno, para las familias de esta tierra. Hoy se reabre un Punto de Encuentro que fue cerrado en diciembre de 2011 por el anterior Gobierno del PP”, ha celebrado la consejera, quien ha estado acompañada de la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor; la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; la directora general de las Familias y Menores, María Ger; y el responsable de la entidad Colabora, Gregorio Fernández.

 

La consejera ha lamentado el cierre de este recurso, que “dejó sin la asistencia y protección necesaria a 50 familias que tuvieron que hacer este intercambio de la guarda de los niños durante los fines de semana en las dependencias de la Policía Local de este municipio”.

 

“Diego Ortega y Cospedal se olvidaron de las necesidades de las familias y de ofrecer una atención adecuada a los menores”, ha apuntado la alcaldesa, Rosa Melchor, refiriéndose a los anteriores gestores de los gobiernos municipal y regional; y ha agradecido públicamente "el esfuerzo que ha venido realizando la Policía Local, su voluntad y su corazón; pero ellos no son los profesionales adecuados ni las dependencias policiales eran el mejor sitio para realizar los intercambios”, ha señalado; agradeciendo también la sensibilidad del Gobierno Autonómico y “que hayan entendido la importancia que tiene que este servicio vuelva a abrirse en Alcázar”.

 

 

Gregorio Fernández, gerente del PEF Mancha Centro, por su parte, ha agradecido la buena acogida que este servicio ha vuelto a tener por parte del Ayuntamiento alcazareño y su “generosidad” por luchar por un recurso que atenderá a población de toda la comarca. Tal y como ha explicado, el trabajo que realizan los profesionales de los puntos de encuentro sirve para “minimizar los conflictos surgidos tras la separación y establecer dinámicas relacionales positivas que no afecten a los menores”.

 

Datos en Castilla-La Mancha

 

La consejera de Bienestar Social ha explicado que un PEF es “un sitio neutral donde los niños pueden ver a sus padres y a sus madres aunque ya no sean pareja, que por una serie de conflictos no se pongan de acuerdo de cuándo tener el intercambio de los niños”.

 

En total, ha indicado que hay siete Puntos de Encuentro Familiar en Castilla-La Mancha, que atenderán en 2018, según las previsiones, a más de 3.000 usuarios, incluidos padres, madres, hijos e hijas.

 

En 2017, atendieron a 750 familias y realizaron 24.000 intervenciones, que consistieron en entrevistas, entrega y recogida de niños y también de visitas supervisadas.

 

Sánchez ha destacado también el incremento presupuestario para los PEF de más del 65 por ciento esta legislatura, hasta superar el millón de euros en 2018, lo que ha supuesto un aumento del número de profesionales y del número de personas atendidas.

 

“Esto es una muestra de que el Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja por el bienestar de las familias y que está reconstruyendo ese bienestar social y esa mejora de la calidad de vida de toda la ciudadanía de la región”, ha afirmado la consejera.

 

Con ello, ha valorado el trabajo de la alcaldesa de Alcázar de San Juan, “como siempre por defender y por estar al lado de todos los colectivos más vulnerables, de las familias y de todos los vecinos de Alcázar de San Juan”.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress