Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Valeriano Casarrubios
Miércoles, 24 de octubre de 2018
¡MANDA PUÑETAS LA QUE HAN LIAO LOS DE LA TOGA!

¡¡ Torpeza suprema !!

Guardar en Mis Noticias.

Valeriano Casarrubios (Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Campo de Criptana)

 Lo sucedido estos días en el TS me hace poner negro sobre blanco sin poder evitar que mi rostro esboce una media sonrisa de complacencia al comprobar que mi anterior artículo publicado en este medio con fecha 20 de abril de 2018 y bajo el título "La PAH de Criptana aclara las vías de escape de las entidades financieras", no estaba exento de razón. Dicho artículo pretendía sintetizar de manera cronológica lo acaecido en materia hipotecaria desde la sentencia dictada por nuestro Alto Tribunal en mayo de 2013 (cláusulas suelo) hasta nuestros días, intentando hacer ver al lector lo que, a mi juicio no es otra cosa, más que una trama con tintes de novela negra cuyos protagonistas son el poder político y el judicial. Entre ambos (los primeros legislando un Real Decreto-ley 1/2017 de 20 de enero de Medidas Urgentes de Protección de Consumidores en materia de cláusulas suelo para procurar contentar, engañosamente, el ánimo del consumidor ante lo "indebidamente cobrado" por la banca, y los segundos creando, cinco meses más tarde, a través de la Comisión Permanente del CGPJ cincuenta y cinco juzgados especializados en Condiciones Generales de la Contratación para reforzar las medidas empleadas en la devolución del suelo) lo han bordado para que la banca devuelva lo mínimo y de la manera más cómoda, provocando de esta manera el desaliento del consumidor. Eso sí, al menos, lo han hecho de manera muy sutil. En efecto, a día de hoy es incontestable el rotundo fracaso de los juzgados especializados para la devolución del suelo debido a la masificación de demandas, prácticamente desde el inicio de su creación, tanto es así que en algunas provincias existen ya señalamientos hasta el 2020. Esto, no cabe duda, desazona al consumidor y puede motivarle a llegar a un desventajoso acuerdo con su entidad bancaria para cobrar lo antes posible.

 

Pero, centrémonos ahora en la reciente actualidad, porque ¡MANDA PUÑETAS LA QUE HAN LIAO LOS DE LA TOGA!, a raíz de la última sentencia dictada por la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del TS sobre los Actos Jurídicos Documentados. Nos encontramos ante la tercera sentencia dictada a favor del consumidor en perjuicio de la banca, y que indudablemente debe marcar una línea jurisprudencial en el sentido de las mismas, ya que sería un escándalo supremo su rectificación. Otra cosa será, que el Pleno del Supremo modere esta línea jurisprudencial con la intención de acotar sus efectos, en cuanto a retroactividad y plazos, en beneficio de la banca.
     
Nos encontramos ante un caso único, excepcional e insólito, pues el Supremo sí que podía haberse reunido antes del dictado de la sentencia, pero no después. Y es que volvemos a las andadas, argumentando que esta decisión supone una grave repercusión económica para la banca como ya hicieron con su sentencia de mayo de 2013 sobre las cláusulas suelo.
 
¡Basta ya, señores togados, de generar incertidumbre en la sociedad española, de crear inseguridad jurídica y de cuestionar las decisiones de sus propios compañeros atentando, con ello, a la independencia judicial de los mismos! ¡Ciñan sus criterios en razones y fundamentos jurídicos porque ese es su deber, y si la banca tiene que pagar que pague! Qué duda cabe que no somos ingenuos y sabemos que el coste repercutirá al final en los consumidores.
 
El daño ya está hecho, y se lo han hecho ustedes mismos. En esta ocasión no ha existido la sutileza de la que hablaba líneas más arriba, esta vez lo han hecho a cara descubierta. ¿Acaso no se dan cuenta que esto es vergonzoso e inaceptable? Si ya creemos poco en los políticos no nos hagan de perder la esperanza que todavía nos queda en la justicia.
El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress