Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
elsemanaldelamancha.com
Domingo, 4 de noviembre de 2018
Los alcazareños “perdonaron” al principio y después tuvieron que sufrir para ganar

Trabajada y sufrida victoria del Sporting de Alcázar frente a Campillo

Guardar en Mis Noticias.

El colegiado debió expulsar al visitante Jona por una fea y antideportiva entrada sobre Alberto

2 Sporting de Alcázar.- Felipe, Antonio, Monedero (Javi Parra m.57), Raúl Fernández, Borja, Mario Alaminos, Adrían, Benítez (Pablo Fuentes m.65), Quini, Joselu (Abraham m.76) y Ahmed (Alberto Cañadilla (m.57) (Pana m.89). Entrenador: Andrei Miahi Pop

 

1 AD Campillo.- Miguel Medina, Héctor, Pino, Medina, Dani Mora (Jona m.82), Peli (Rubén m.69), Gabi, Pinki, Jonatahan (Panis m. 75), Cata y Borja. Entrenador: Rafael Sahuquillo

 

Goles.- 1-0 Joselu (m.19), 1-1 Borja (m.54) y 2-1 Quini (m.-70).

 

Árbitro: Carlos Palencia Cerdeño. Amonestó a los jugadores locales Adrián (m.28), Mario Alaminos (m.37), Raúl Fernández (m.66) y Abel (m.89) y a los visitantes Pino (m.56), Medina (m.73) y Jona (m.89).

 

Incidencias.- Encuentro correspondiente a la décima jornada del grupo 1 de la Primera Autonómica Preferente, disputado el domingo a las 16 horas en el municipal “Manuel Delgado Meco” de Alcázar de San Juan. Cerca de 400 espectadores en la grada.

 

El Sporting de Alcázar logró una trabajada y sufrida victoria en casa, en un partido con distintas fases, un comienzo de partido en el que fue superior y dispuso de claras ocasiones para marcar y cerrar el mismo, pero como no lo hizo, el Campillo con varios jugadores con mucho oficio y calidad, logró empatar, y los alcazareños tuvieron que sufrir y emplearse a fondo para lograr el gol de la victoria, por mediación de Quini, un gol, que le da al Sporting oxígeno y tres puntos muy importantes que le sitúan en la zona media alta de la clasificación.

 

Lo peor del partido sin duda, la fea y antideportiva entrada de un desesperado Jona, a un minuto para los noventa reglamentarios, que no fue sancionada correctamente por el colegiado, quien castigó la misma con cartulina amarilla, cuando debió ser una clara roja, ya que esa acción, a destiempo y con intención de derribar, puso la integridad física del jugador del Sporting, en claro peligro de lesión.

 

El partido comenzó con un Sporting de Alcázar que presionó arriba, tuvo más mordiente ofensivo, más ambición y dispuso de las primeras ocasiones de peligro para abrir el marcador. Ahmed, Joselu y Quini entraban por ambas bandas, en busca del gol que inaugurara el marcador. Por su parte el Campillo, se mostró como un equipo con varios jugadores de veteranía y calidad, pero en el comienzo del partido no le generó peligro de gol al conjunto local.

 

Las dos primeras ocasiones claras de gol a favor del cuadro alcazareño, llegaron de las botas de Ahmed y Antonio, la primera, tras un mano a mano de Ahmed con el portero Miguel Medina, que sacó una mano prodigiosa y evitó el gol, demostrando ser un gran guardameta desde las primeras acciones, posteriormente unos minutos después, Antonio, lo hizo todo a la perfección dentro del área y tras recortar, su remate final, fue demasiado inocente y débil, a las manos del portero.

 

El Sporting de Alcázar perdonó y el Campillo, lo aprovechó y a punto estuvo de marcar a balón parado, su capitán Pino, incorporado al ataque en dos saques de esquina consecutivos, remató de cabeza por encima del travesaño de Felipe.

 

Los alcazareños tres minutos más tarde, sí que acertaron con el gol, y tras varios rechaces en área visitante, el balón le llegó a Joselu, quien con un disparo cruzado y preciso con la zurda, puso el balón lejos del alcance de Miguel Medina para hacer el 1-0.

 

El Sporting dominaba el partido y Adrián, tras saque de esquina ensayado, dispuso de una gran ocasión para hacer el segundo, pero su disparo potente se marchó alto. Con el paso de los minutos, el Campillo, que iba por detrás en el marcador, se fue estirando, ofensivamente hablando e intentó entrar por la derecha por mediación de uno de sus mejores hombres, en el centro del campo Pinki y Jonathan. Los conquenses dispusieron de una ocasión para empatar en el 28, pero Borja disparo demasiado cruzado.

 

Pasada la media hora de partido, y tras una gran jugada de triangulación local, entre Quini, Adrián y Benítez, éste en pase por dentro en alto, envió a Joselu, que controló y la cambió sobre Ahmed, que disparo en el segundo palo y el portero detuvo.

 

En la siguiente acción, el Sporting que se había ido arriba, desajustó su defensa, no replegó con rapidez y Pinki, tuvo el empate en sus botas, recortó ante Felipe, que aguantó muy bien y con Antonio bajo palos, disparo junto al poste izquierdo, desaprovechando una clarísima ocasión para empatar.

 

Fueron minutos de desconcierto y errores locales que pudieron significar el empate del Campillo, primero Monedero, se complicó en el despeje, pero Felipe enmendó el error de su compañero y detuvo el disparo de Borja y unos minutos después, otro error en el despeje de la zaga local, provocó una nueva ocasión de Pinki, que disparó con el defensor encima y el Campillo reclamó penalti.

 

En estos últimos minutos de la primera mitad, el público se dio cuenta de que su equipo necesitaba un nuevo impulso y animó con gritos de Sporting…Sporting y aplausos. Con mínima ventaja local se llegó al término de una primera mitad en la que el conjunto alcazareño tras fallar sus claras ocasiones le dio vida al Campillo.

 

Tras la reanudación, el Campillo salió dispuesto a empatar el partido y el Sporting no tuvo la misma frescura ofensiva que al comienzo del partido, jugó más con el marcador a favor, y eso le perjudicó. Los visitantes, consiguieron a los nueve minutos empatar a uno, tras una rápida jugada a la contra en pocos toques, el balón le llegó a Borja, quien por debajo de los pies de Felipe, hizo el 1-1.

 

Queda mucho partido por disputar y ambos técnicos comenzaron a mover el banquillo, Andrei metió a Parra y Alberto por Monedero y Ahmed. El Sporting se puso manos a la obra en busca del gol de la victoria, ante un Campillo con el mismo propósito, que en el centro del campo, tocaba y elaboraba por mediación de Cata y Pinki. Aun así, fueron los locales, los que dispusieron de ocasiones para marcar, primero por mediación de Quini, que tras pase de Parra, marcó, pero el colegiado a instancias de su asistente anuló el gol por fuera de juego previo.

 

Destacar sin duda el grandioso partido realizado en la medular de Mario Alaminos, que fue un auténtico muro para los visitantes en el centro del campo, robando balones una y otra vez y saliendo al ataque.

 

El Campillo atacaba con mayor facilidad cuando el Sporting se quedó sin uno de sus centrales, y esto lo vio muy bien Andrei y Felipe que pronto, metieron a Pablo Fuentes en la zaga y le dieron más margen de maniobra ofensiva a Antonio, quien tuvo toda su banda para atacar y correr.

 

Cuatro minutos después, fue el Campillo, el que tuvo una clara ocasión para hacer el segundo, pero Raúl Fernández sacó bajo palos un remate de Medina, ante la salida de Felipe.

 

Corría el minuto 71, cuando Antonio tras una gran galopada por la banda derecha que llegó hasta la línea de fondo, puso un gran centro al segundo palo, al que Miguel Medina no puso llegar, el balón le pasó por encima y llegó a Quini, que llegando en carrera desde atrás, a lo “Santillana” empujó con su cabeza el balón a las mallas para hacer el 2-1, un gol tremendamente celebrado por la parroquia alcazareña.

 

De ahí y hasta el final, el Sporting de Alcázar, que había hecho un gran esfuerzo físico durante todo el partido, tuvo que sufrir de lo lindo para mantener el resultado a favor. El Campillo apretó en busca del gol del empate y dispuso de ocasiones, la primera en el minuto 75, Cata dio un gran pase interior a Rubén, que rompió el fuera de juego, pero en el momento del remate final, la defensa alcazareña llegó para enviar el balón a córner.

 

A cinco minutos para los noventa reglamentarios, el Sporting de Alcázar pudo haber logrado sentenciar el partido, en una acción, fruto de la insistencia y entrega de Antonio, que peleó y luchó un balón hasta la línea de fondo, allí lo robó y tras coger ángulo y posicionarse, disparó con todo a su favor y con el público cantando el gooooool, el balón se fue fuera por poco incomprensiblemente.

 

En los últimos minutos, el Sporting trató, con es normal en estos partidos de que su rival no jugara ni dispusiera de ocasiones de peligro, los cambios, pérdidas de tiempo, calambres, etc, desesperaron a un Campillo que quería al menos el empate y la mínima ventaja de un gol, dio incertidumbre y tensión a los últimos minutos de partido en el que el colegiado prolongó hasta 6 minutos.

 

Lo más feo del partido sin lugar a dudas, fue la entrada violenta y antideportiva de Jona al juvenil Alberto Cañadilla en la banda derecha junto al banquillo local, una entrada desproporcionada, merecedora de cartulina roja directa, como así vio todo el mundo en el municipal, los locales y los visitantes, excepto el colegiado del partido, quien con la decisión de amonestar en vez de expulsar, deslució su buena actuación, durante el partido. Esas acciones las haga quien las haga y sea el minuto que sea, hay que castigarlas.

 

Al final tangana con jugadores, técnicos y ambos banquillos sobre el terreno de juego, un jugador lesionado que tuvo que abandonar el rectángulo de juego y….una importantísima victoria y tres puntos que dan oxígeno y sitúan al conjunto alcazareño en la zona media alta de la clasificación, octavo con 14 puntos, para viajar el próximo fin de semana al José Camacho de Manzanares.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress