Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Leal Giménez
Viernes, 16 de noviembre de 2018
ENCUENTROS EN LA CASTELAR

Hoy, con José Javier Almendros Gómez (Ingeniero Aeronáutico)

Guardar en Mis Noticias.

Por Antonio Leal Giménez

Bisnieto, nieto, hijo y hermano de ferroviario, vivió desde muy pequeño en la calle Ancha (General Alcañiz).[Img #62078] Circunstancialmente nació en Madrid porque sus padres, tras casarse, se trasladaron a Barcelona; y desde allí a Collado Villalba, municipio situado en la vertiente sur de la sierra de Guadarrama. Regresó de vuelta a Alcázar de San Juan con su familia, cuando ya era capaz de armar rompecabezas de dos y tres piezas; y en esta localidad estudió, primero en el colegio Nuestra Señora de la Trinidad, como el resto de sus hermanos y luego en el Instituto Cervantes. Desde muy joven se siente identificado con temas sociales y colabora en la Comisión de Empleo del Sindicato independiente de Profesionales Aeronáuticos  en el puesto de Tesorero. También es delegado sindical y miembro de la comisión de empleo de Airbus. Siempre ha compatibilizado su trabajo con las  tareas de diseño del estabilizador del A350-1000, un avión comercial de fuselaje ancho que conjuga lo último en aerodinámica, diseño y tecnologías avanzadas. Entre sus recuerdos de niño, los muchos veranos que pasaba en una casita que tenían sus abuelos maternos en el carreterín de Manzanares. Y entre sus platos preferidos, la ensalá de limón, las gachejas y las chuletillas de aguja de cerdo...Para iniciar nuestra conversación nos dirigimos al antiguo aeródromo, ya desaparecido, de Alcázar de San Juan, que estuvo situado en el punto kilométrico 100.5 de la carretera de Tomelloso, cuya  pista de aterrizaje ocupaba una extensión de algo más de un kilómetro de longitud.

 

 

PREGUNTA: Actualmente vives en una zona que se encuentra al norte de Madrid. ¿Echas de menos Alcázar de San Juan? ¿Sueles recordar aquella calle Ancha, aquellas personas, aquellos establecimientos, aquellas ferias y fiestas… de hace tantos años? ¿Qué sentimientos te producen?
RESPUESTA: Mi familia y mis amigos siguen viviendo en el pueblo. Mucha parte de mi vida y sobre todo mis recuerdos están en el pueblo. Aun desde mi obligación de estar donde esta mi trabajo añoro la tranquilidad del pueblo. El poder pasear con los niños por la Castelar o la Plaza, los columpios del Arenal, que mis hijos siempre me recuerdan…Pase una infancia y una adolescencia feliz. Amigos del colegio y el instituto. Aun habiéndome ido a los 18 a estudiar volvía al menos una vez al mes. Y ahora sigue siendo más o menos así, aunque los requerimientos de los niños cada vez lo van haciendo cada vez más difícil.



P. Durante la década de 1890, los hermanos Wilbur y Orville Wright empezaron a interesarse por el mundo de la aviación, especialmente con la idea de fabricar y hacer volar una aeronave más pesada que el aire, que pudiese despegar por medios propios. ¿Siempre te han atraído los aviones?  Cada vez que sueñas con un nuevo modelo de avión ¿Te plantea un momento de reflexión personal? ¿Volar es cada vez más seguro?
R. Lo primero, quedaros tranquilos que volar es lo más seguro. Y cada vez lo es más. En el último avión que estoy trabajando, A350-1000, los requisitos de seguridad han crecido respecto al anterior. Y lo harán en el siguiente avión que se desarrolle.
En cuanto a la vocación. En la carrera siempre te preguntaban: ¿eres un piloto frustrado? Y en cierta manera la mayoría de los aeronáuticos lo somos. En mi caso se juntaron varias cosas. El interés por la ingeniería y por los aviones. Mi tío, piloto de profesión, también tuvo una gran parte que ver con la decisión.
Ya desde pequeño. Yendo en tren a Madrid veía la factoría nuestra en Getafe y siempre me quedaba mirando para ver los aviones en la pista. Siempre soñé con trabajar allí.



P. ¿En qué momento decidiste ser ingeniero aeronáutico? ¿Cómo surgió tu interés hacia la carrera? ¿Cuál fue el grado de dificultad mayor que te encontraste en esta carrera? ¿Qué formación complementaria consideras que necesitan los ingenieros aeronáuticos?
R. Lo primero que recuerdo son con 8-9 años comprando fascículos de esos que nos sacan en Septiembre, de aviones. Y luego ya en el instituto, yendo por ciencias y la influencia de mí tío creo que solo tenía un interés: Ingeniería Aeronáutica. Recuerdo al hacer la pre-admisión en la universidad que me costó rellenar más opciones que la primera.
La carrera es compleja. Probablemente debería haberme preparado mejor en el instituto. Necesitas echar muchas horas y cambiar la mentalidad. Te conviertes en un número y se pierde parte de ese sentimiento paternalista. A veces ni los profesores te conocían. Aprendes a sobrevivir. Pero esto es lo que te prepara para el trabajo. Yo después fui formando en cosas más específicas: Ingles, herramientas de diseño asistido por ordenador, normativa aeronáutica etc.…



P. Un tema recurrente en los sueños son los viajes, que nos llevan hasta lugares a los que no puede llevarnos la realidad. ¿Soñar con volar en avión es uno de esos sueños de bienestar que hablan de libertad y de nuevas oportunidades? Siempre que me subo a un avión y miro por la ventanilla me pregunto qué fuerzas lo mantienen volando en el aire y el por qué  el alerón se mueve hacia arriba y abajo ¿Es un poco de magia o de ciencia y tecnología? ¿Las turbulencias en los aviones son sin duda uno de los mayores temores entre los que tienen miedo a volar? ¿Son peligrosas?
R. Las turbulencias son solamente incomodas. Nada que preocuparse. Los aviones están preparados para soportar mucho más. Muchísimo más. Los aviones vuelan por diferencia de presión. El aire bajo las alas presiona el ala y levanta el avión. Tan sencillo y tan maravilloso. Luego a partir de aquí todo se puede complicar cuanto quieras. La tecnología aparece después a cada paso. Desde la pantalla que tienes para aguantar 8 o 10 horas de viaje hasta el último sistema complejo que hace que todo funciones. Y veremos más cambios tecnológicos en más corto tiempo.



P. ¿Qué papel juega ante la sociedad un Ingeniero Aeronáutico? ¿Es una profesión demandada? ¿Tu tarea está más cercana a la invención (ideas nuevas) o al desarrollo (de ideas de otros)? Si Don Quijote campeara por nuestra tierra en los tiempos actuales, ¿Se las vería con aviones más que con molinos y gigantes en su caballo volador Clavileño?
R. El ingeniero siempre debe buscar la opción más óptima y segura. Optima desde el punto de vista del coste y del peso. Pero a la vez la que sea más segura y fácil de mantener para el cliente. Y llegar a una posición que todo este recogido en tu idea es el reto diario. La parte inventiva y creativa es la que nos gusta. Pero al final, y como cada trabajo, también tenemos cosas y tareas cotidianas que realizar.
El Quijote del futuro se la verá seguro con elementos voladores. Dalo por asegurado.



P. Has pasado de ser un estudiante de Ingeniería Aeronáutica comprendiendo las claves de la Aerodinámica, del Cálculo de Estructuras o del Avión, a ser un Ingeniero que conoce bien los Procesos Industriales ¿Qué consideras que se valora de un titulado en Aeronáutica a la hora de encontrar trabajo Nos podrías resumir tu experiencia profesional?
R. La carrera siempre es solo el principio. Debes aprender de muchas más cosas. Tras la carrera estuve aprendiendo en una empresa Fabricación con materiales compuestos y gestión de la calidad. Estuve también en Suecia haciendo el proyecto fin de carrera. Aprendí allí Ingles y sobre UAVs(Aviones no tripulados) Luego tras dos años diseñando estructuras y utillaje paso a formar parte de Airbus. Allí he siempre estado realizando tareas de diseño estructural en material compuesto. (Fibra de carbono). He trabajado en casi todos los estabilizadores (Las alas pequeñas de los aviones) de nuestra compañía. Y mi último puesto ha sido relacionado con el diseño de nuestro último avión. A350-1000. En el futuro veremos donde nos lleva la vida.



P. Los ingenieros aeronáuticos estáis muy bien valorados en el extranjero por vuestra formación y la predisposición a trabajar duro. La Biblia pone en boca de Jesús (0-33) las siguientes palabras: «De cierto os digo, que ningún  profeta es aceptado en su propia tierra» (Lucas 4:24). ¿Por qué es tan difícil el ser reconocido en el ámbito de pertenencia? ¿Crees que en nuestro país se debería potenciar la investigación?
R. Que como país estemos a años luz de países como Francia o Alemania en inversión en I+D+I nos está lastrando como país. Francia y Alemania, en mi sector, tienen planes sectoriales de cientos de millones que están no solo sosteniendo el tejido industrial ahora, sino que están desarrollando las tecnologías del futuro. Están poniendo los cimientos del futuro del sector en su país. En nuestro país no se está tomando tan en serio esto. Y es un problema. Te doy un link de un encuentro de todos los CEOs en España al respecto: http://fidamc.es/news/new-detail/Article/208
    Respecto al extranjero. Me parece fundamental. En mi empresa, por ejemplo, debes haber pasado una época fuera, para poder llegar a ciertos niveles de gestión. Se nos valora y se nos quiere fuera. Aunque fuera tampoco atan los perros con longaniza.



P. ¿Estamos asistiendo en la actualidad  a una revolución en torno a la investigación aeronáutica? Hablando de un futuro a corto plazo, ¿cuáles serán los grandes temas de investigación en el terreno de la aeronáutica? ¿Cuáles crees que son las mayores demandas de los ingenieros aeronáuticos en la actualidad?
R. Yo veo varios campos fundamentales. La revolución en la navegación aérea y aquí meto desde los vehículos autónomos, la optimización de las rutas aéreas y su congestión. La aplicación de la inteligencia artificial en la gestión del espacio aéreo. Veremos una revolución inmensa en estos campos.
    La interconectividad.. En la parte militar ya está sobre la mesa. Pero llegará a todos los campos. Que cada elemento volante se conecte y «hable» con su entorno.
    La parte eléctrica y de sistemas. En este campo también veremos un gran progreso.
    No nos queda tanto para ver coches volantes y autónomos. Como en Regreso al futuro



P. ¿Encuentras alguna diferencia entre la formación que recibiste en la universidad y la que se imparte en la actualidad? ¿Había, entonces, relación entre lo teórico y lo práctico? ¿Qué opinas sobre la cantidad de grados / másteres aeronáuticos que van existiendo en España? ¿Consideras importante la formación humanística en Ingeniería aeronáutica?
R. En mi época solo se podía estudiar en Madrid. Hoy se puede hacer la carrera también en diversos sitios como Sevilla, Barcelona Valencia…Esto ha facilitado el gran desarrollo por ejemplo en Sevilla del sector. Esta es la parte positiva.
Por lo que veo con los estudiantes que convivo en el trabajo tampoco ha cambiado tanto la cosa. Pero ellos están mucho mejor preparados. Ingles y programación por ejemplo no era tan común en mi época.
La formación humanística es fundamental. Incluso cuando se hablan de los modelos de liderazgo, de gestionar personas de tratar con personas, ves la deficiencia que tenemos como colectivo. No solo como desempeñas tu trabajo, sino las habilidades sociales son importantes para tu futuro.



P. La industria de los drones está intentando demostrar que se pueden operar aeronaves tripuladas solo por un ordenador o dirigidas remotamente, de forma segura, en un espacio por donde vuelan los aviones comerciales. En el futuro ¿Haremos vuelos en aviones comerciales  dirigidos remotamente por un ordenador? ¿Crees que estamos cerca de convivir con robots capaces de sentir emociones como los humanos? ¿Cuál sería el robot que te gustaría inventar?
R. Creo que no lo veremos nunca. Al menos yo no. ¿Quién pagaría por volar sin piloto? La gente no lo quiere. Eso sí, se está estudiando el volar solo con una persona. Es más factible que eso si que lo veamos.
    Los robots y las emociones es algo muy interesante. Y daría para muchas discusiones. No soy un experto en la materia, pero creo muy complicado el que lo veamos. Sobre robots el debate con mis colegas, en las salas de café, es cuando los robots cambien todo lo que conocemos.     Puestos de trabajo etc. Se están abriendo debates entre la gente que se parecen y mucho a la aparición de las maquinas en la primera revolución industrial. Y ahora en la cuarta, parece que nos planteamos los mismos debates morales. La robótica no es mi campo. Pero con lo que ahora mismo sueño es con trabajar en un avión supersónico (Como el Concorde) o en el desarrollo del avión con propulsión eléctrica.



P. ¿Qué aconsejarías a las futuras generaciones de nuestro pueblo que quieran dedicarse a ejercer tu profesión? ¿Cuál sería el plan de carrera? ¿Es España un país para ingenieros aeronáuticos o recomiendas a los estudiantes proyectar su carrera profesional fuera de nuestras fronteras? ¿Tienes alguna propuesta con el fin de mejorar la formación del ingeniero aeronáutico en su relación con la empresa y la industria aeronáutica en general?
R. Mi experiencia en el extranjero fue de las mejores de mi vida. Tanto en lo personal como en la parte profesional lo veo imprescindible. Creo que debería ser obligatorio. Y sé que no es fácil con las becas que se dan. Yo tuve que pedir un crédito.
    En cuanto a formación les diría que piensen que la carrera es solo los cimientos de la casa. Luego hay que aprender muchas más cosas para trabajar en el entorno que tenemos. Tecnología (factoría 4.0, programación, big data…), idiomas mas allá del Inglés, Robótica… Mi empresa, como otras tantas, está muy relacionada con las universidades tanto con másters como con profesores. Pienso que es fundamental que los estudiantes vean lo que la empresa requiere y necesita. Estos másteres, por ejemplo, son una manera muy buena que la empresa ha buscado para ampliar la relación.



 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress