Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Leal Giménez
Viernes, 23 de noviembre de 2018
ENCUENTROS EN LA CASTELAR

Hoy, con José Luis Pozo Palomares (Ingeniero de Telecomunicaciones)

Guardar en Mis Noticias.

Por Antonio Leal

[Img #62499]El año que nació José Luis se inició la vuelta de los embajadores extranjeros a España, coincidiendo con el final del aislamiento internacional de nuestro país. Las telecomunicaciones se limitaban a escasas llamadas telefónicas a través de operadoras y a muy limitados servicios de telégrafos que se congestionaban a final de año con tradicionales telegramas de felicitación. Difícilmente podía vislumbrarse el actual desarrollo de las Tecnologías de la Información. Muy de pequeño, ya tenía una especial facilidad para la Física y las Matemáticas. Pasaba muchos momentos con su padre entre las máquinas de la Prosperidad, con su padrino entre aparatos de radio y, con sus primos y tíos durante las vacaciones, entre piezas de tractores y automóviles. Con lo que fue desarrollando una clara vocación de ingeniero. Gracias a diferentes becas, pudo formarse en la Academia Cervantes, la Universidad Laboral de Alcalá de Henares y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de Madrid. Ha desarrollado su carrera profesional en dos grandes grupos, FEMSA (sector automoción) y Grupo Uralita donde ha permanecido durante 37 años y donde destacan los cinco años que pasó en Venezuela, donde se trasladó con su familia y donde nació su tercer hijo. Una experiencia vital y profesional clave en su vida.

 

Piensa que para tener éxito en un mundo parecido al suyo, hace falta mucho sentido común, algo de organización, formación continua, capacidad de análisis y de innovación, pero sobre todo hay que ser capaz de montar equipos humanos estables y potentes, tener un fuerte compromiso con los objetivos y lo más importante, una familia que te apoye.
    Sus múltiples desplazamientos por todo el mundo, le han hecho afianzarse más en sus raíces alcazareñas, está obsesionado con la poca huella que dejó en la ciudad la antigua universidad, la fábrica de pólvora y la Renfe. Relee el Quijote para encontrar alguna de las razones.
    Comparte su vida actual entre Madrid y Alcázar, donde preside desde 2016 El Hidalgo Club de Golf de Alcázar de San Juan y donde tiene, con otros socios, una empresa para la gestión por telecontrol, del agua y de la energía en los regadíos agrícolas.

 

 

PREGUNTA: ¿Cuáles son los recuerdos de tu infancia que siempre guardarás en tu memoria y en tu corazón? ¿Qué significan estos recuerdos para ti? ¿Sientes nostalgia del mejor tiempo vivido y deseos de recuperarlo alguna vez? ¿Qué tradición familiar valoras más?


RESPUESTA: Los juegos de niño en la calle, con mis primos y vecinos en la calle del «Arroyo», hoy Gral. Benavent García. Cambiábamos de juego según la época del año y sacábamos de casa en cada momento los «útiles» necesarios para ese juego; la lima, las bolas, los ruletes con los emblemas y cartones, el trompo, los escudos, la talita, la taba,  y nada como aquel  aro metálico con una guía para echar carreras que me hizo el Sr. Práxedes. Me cuesta tomar partido entre aquella situación y la de los niños de hoy y creo que no sería malo preparar unas jornadas con aquellos juegos. En el otro aspecto, disfrutamos mucho en casa reuniendo en cualquier ocasión a toda la familia alrededor de la mesa para reforzar nuestra unión.

 

 

P. Toda tu vida profesional la has desarrollado fuera de Alcázar de San Juan. Como manchego y moñigón que eres, ¿Te hubiera gustado hacerlo en tu pueblo? ¿Volverías a seguir la misma trayectoria profesional si tuvieras que empezar de cero? ¿Qué es el éxito profesional para ti?


R. Cuando salí de Alcázar por primera vez, con 15 años, para ir a estudiar a la Universidad Laboral, ya me avisó mi padre de que mi futuro estaría fuera de aquí, es cierto que eran otros tiempos y nunca antes me he planteado trabajar en Alcázar. Por lo demás sí creo que intentaría seguir una trayectoria profesional parecida, hoy no me arrepiento de muchas cosas.


Personalmente estoy orgulloso por haber tenido trabajos que me gustaban, con un nivel de autonomía que me permitía conjugar resultados e innovaciones además con ciertas retribuciones «emocionales» que iban más allá del status y del sueldo y sobretodo nos ha permitido, a Esperanza y a mí, sacar adelante a nuestros cuatro hijos.

 

 

P. Suele ser recurrente la conversación entre estudiantes universitarios afirmando que su carrera es la más difícil de todas. Una de las que parece encabezar siempre las más complicadas es  Ingeniería de Telecomunicaciones, después de Arquitectura. Pero ¿es cierto que realmente es una carrera tan difícil? ¿Tiene un alto componente vocacional  y ello le confiere una motivación extra para  enfrentarse a los complejos contenidos de esta ingeniería?


R. Creo que no son estudios que puedan iniciarse para probar y ver si durante los mismos se encuentra la vocación. Hay que iniciarlos vocacionalmente y además hay que tener en cuenta que los primeros años son muy difíciles porque se ven las cosas con una profundidad matemática y una rigurosidad muy minuciosa en asignaturas como álgebra, calculo, física. Creo recordar que los percentiles de aprobado eran no mayores del 5%.

 

 

P. Dentro de tu vida laboral, tu carrera ¿Te permitió encontrar mejores ofertas de trabajo y desarrollar una carrera en el extranjero? ¿Cuál fue el primer proyecto profesional que realizaste? Si echas la vista atrás, ¿De qué logro en la gestión empresarial alcanzado estás más orgulloso?


R. Mi compromiso con el Grupo Uralita ha sido muy fuerte durante casi toda mi vida profesional y permanentemente me ha ido ofreciendo retos que acepté y también me ha permitido tener una fuerte actividad internacional, ya sea fuera de España o con socios extranjeros, que ha sido muy formativa para mí tanto en lo personal como profesionalmente.


    Aunque ya hace 45 años de mi primer proyecto profesional, fue absolutamente novedoso en su tiempo y muy actual para el día de hoy. Se trataba de implantar el control de calidad en una fábrica de material eléctrico de automóviles realizado automáticamente por un ordenador central. El ordenador testeaba automáticamente «delcos» de automóvil a 300 metros de distancia.


    Personalmente estoy especialmente orgulloso de la carrera profesional que he podido ir ofreciendo a mis colaboradores. Durante muchos años la renovación de personas en el organigrama del Grupo la hemos podido hacer  en cada momento con personal interno que había crecido dentro de la Empresa.

 

 

P. ¿Cuáles son los principales desafíos y retos para hacer frente a la globalización a los que se debe enfrentar un Ingeniero de telecomunicaciones, ante la dinámica de la economía y el desarrollo tecnológico? ¿Cuál es el perfil que se requiere en la actualidad para asumir estos retos? ¿Qué competencias facilitan el acceso al mercado laboral internacional?


R. Creo que adaptarse a la velocidad de cambio de toda la tecnología y participar en el gran desarrollo transversal de la profesión son hoy los principales desafíos para un ingeniero de telecomunicaciones. Las TIC (tecnologías de la información y comunicaciones) no dejan de ser una herramienta para conseguir otros fines y su integración en todos los aspectos de la vida hace que necesariamente los profesionales de las TIC deban de conocer perfectamente los procesos de negocio de sus empresas.


    Para acceder con cierta facilidad hoy al mercado internacional de trabajo, más allá del título, creo que es muy recomendable el dominio de al menos 2 idiomas además del castellano, poseer experiencias demostrables de trabajo en equipo y sobre todo tener en el curriculum un cierto bagaje de liderazgo en la vida.

 

 

P. Las telecomunicaciones y la tecnología siguen evolucionando de forma veloz, ¿Consideras importante la capacitación continua para conseguir buenos trabajos? La industria de las telecomunicaciones ¿Es una de las que está generando más fuentes de empleo en la actualidad? ¿Qué importancia tiene la programación de redes en los procesos de organización de una empresa?


R.  Como te decía anteriormente la velocidad de cambio de la tecnología en este sector es uno de los mayores desafíos que tienen los ingenieros de telecomunicación y es imprescindible una dedicación permanente a la actualización de sus conocimientos. Por otro lado estas tecnologías, para bien, están introduciéndose en  todos los rincones de nuestra vida y eso hace que muchísimas empresas de otros sectores se planteen actualmente la contratación de ingenieros de telecomunicaciones en su plantilla.

 

También hoy en día las redes de telecomunicaciones, como infraestructuras, han revolucionado la organización de las empresas al poder trabajar en el mismo asunto, en tiempo real, personas muy distantes entre sí, o que decir de las posibilidades que se abren al trabajo en el hogar. El concepto de oficinas centrales para las empresas ó administraciones ha cambiado completamente con el desarrollo de las telecomunicaciones.

 

 

P. En España, las industrias en telecomunicaciones ¿Están avanzando o estamos atrasados en comparación a otros países? ¿Qué tipos de proyectos de ingeniería son más demandados y qué países?


R. España es una referencia mundial en el despliegue de la fibra óptica hasta nuestros hogares, y la industria española ha realizado por ejemplo muchos proyectos en el sector aeroespacial y en sistemas de gestión de tráfico aéreo entre otros. Hoy día, hay mucho desarrollo de proyectos relacionados con Sensores y Antenas de cualquier tipo, Ciberseguridad, Robótica, etc. Y eso sin hablar de Iot (internet de las cosas), Smart Cities (ciudades inteligentes), de Big Data e Inteligencia artificial. En cuanto a países  más desarrollados depende algo más de la disponibilidad de fondos que de la geografía y puedes suponer que hay más demanda en aquellos países de mayor P.I.B.

 

 

P. La vida profesional es una mezcla de experiencias, recuerdos y personas con las que has compartido importantes proyectos. Nada motiva más que el reconocimiento, como una consecuencia del éxito. ¿Qué se siente cuando la empresa que has trabajado, te ha reconocido tu labor efectuada y los logros obtenidos durante largos años?


R. Desde mi punto de vista el reconocimiento es la principal «retribución» que puedes recibir como colaborador. El sentirse importante dentro de una empresa, porque te lo han reconocido, es fundamental para aumentar el compromiso y fidelidad con la misma.

 

 

P. Has estado muchos años realizando proyectos y viajando por el mundo, Ahora que viajas a menudo a Alcázar de San Juan, desde un punto de vista empresarial, ¿piensas en algún proyecto para contribuir al desarrollo de la ciudad? ¿Cuál es tu visión de nuestro pueblo?


R. Yo veo a Alcázar como una ciudad con una calidad de vida en general muy buena para el tamaño que tiene y sobre todo cuando la comparo con otras ciudades del entorno y tamaños similares, situación esta que pienso se debe al fuerte desarrollo del sector servicios en la ciudad. Dicho esto y con una visión a medio y largo plazo creo que sería muy conveniente reforzar el sector industrial y quizás el agrícola hoy muy por debajo de lo que sería deseable. Para hacer crecer el sector industrial y hacer la ciudad atractiva a futuros empresarios yo recomendaría trabajar sobre la industria local actual y conseguir que sea excelente, que tenga rasgos importantes que nos diferencien en cada sector y sobretodo que sea  muy conocida fuera de Alcázar. Si en general se consiguiesen estos reconocimientos para la industria local otros empresarios foráneos querrán venir a instalarse aquí.

 

 

P. Comprender la magnitud de la figura de Miguel de Cervantes y de su creación literaria requiere de aproximaciones diversas y multidisciplinares. En El Quijote  reflejó el estado de las ciencias de su época. ¿Qué encuentras en su lectura desde el punto de vista del contenido, que tenga relación con la ingeniería? ¿Crees que su creación literaria era similar al proceso seguido en la investigación y desarrollo de productos innovadores de telecomunicaciones?


R. Hay infinidad de situaciones en El Quijote que tienen que ver con la ingeniería y sobre todo con innovación. Yo de algunos capítulos tengo una interpretación muy personal, del episodio de los Molinos ó el de los Batanes; interpreto que están muy en relación con el rechazo innato de las personas a la innovación que viene a cambiarnos la vida y a sacarnos de nuestra rutina diaria y nos rebelamos inicialmente contra ella. Por otro lado no soy capaz de encontrar similitudes entre el proceso de creación de  Cervantes y las Telecomunicaciones.

 

P. Como presidente de El Hidalgo Club de Golf estarás de acuerdo que para realizar un buen swing es fundamental mantener en su fase final el pie derecho apoyado sobre la punta de los dedos y el palo debe quedar perpendicular a la columna vertebral y paralelo al suelo. ¿Dónde y cómo diste tu primera bola de golf? ¿Qué sensación se experimenta cuando pegas a la bola y se dirige hacia donde quieres? ¿Qué afinidades encuentras entre tu afición al golf y tu profesión de ingeniero?


R. La primera vez que cogí un palo de golf fue en Bath  (Inglaterra) hace unos 20 años, en aquel campo no disponían nada más que palos diestros para principiantes y yo soy zurdo, hoy sigo jugando con palos diestros y me cuesta trabajo que la bola se dirija a donde quiero. El golf necesita mucha preparación, concentración, estrategia y las diferentes condiciones climáticas influyen a la hora de jugar cada día, ahora también te da muchas satisfacciones cuando logras vencer a ese campo, en definitiva muchas vivencias algo parecidas al ejercicio de la ingeniería.

 

 

P. Hubo un tiempo que, en Alcázar, buena parte de la población vivió de la pólvora donde se ubicó una de las mejores fábricas del Reino en el siglo XVI. Más tarde la llegada del ferrocarril atrajo a miles de trabajadores. ¿Crees posible que vuelvan a instalarse industrias de la magnitud de las señaladas? ¿Qué tipo de negocio piensas que pudieran contribuir a que Alcázar de San Juan tuviera un mayor desarrollo económico y laboral en el futuro? ¿Cómo piensas que se podría conseguir?


R. Varios años y siglos después de que estas grandes empresas hayan desaparecido total o casi totalmente  de Alcázar y no haya quedado una huella importante, ni empresas relacionadas con su sector en la ciudad yo lo achaco principalmente, y puedo estar equivocado, a que nunca residieron en la localidad ni los principales órganos de decisión ni por supuesto el I+D  o equivalente de ellas. A partir de esto y como idea general creo que lo mejor a medio y largo plazo para Alcázar es desarrollar la industria con empresarios alcazareños apoyados por un centro «compartido» de I+D ó algo parecido. Creo que hay sectores industriales ya implantados en Alcázar que podrían desarrollarse buscando otros productos y mercados.

 

 

P. «Uno es de donde pace, no de donde nace». ¿Cuál es tu opinión al respecto? Como despedida ¿Qué les dirías a los jóvenes de nuestro pueblo que tienen intención de estudiar Ingeniería de telecomunicaciones?


R. Creo que en general las personas tenemos vivencias diferentes y por lo tanto nuestros sentimientos también son diferentes. Yo más allá de donde esté en cada momento soy alcazareño y creo que este sentimiento precisamente se desarrolló en mí, cuando trabajaba lejos de Alcázar, cuando vivía en Venezuela, allí en mi despacho tenía una foto aérea del alcazareño paraje de los Anchos, esa tierra colorada, para mí inconfundible, esa sequedad del terreno me alimentaba espiritualmente a 7.500 Km de distancia. A los jóvenes que quieren ser «telecos» tengo que decirles que la vida empieza mas allá de la habitual zona de confort, que no van a estar cómodos y les va a costar esfuerzo conseguirlo, pero si lo consiguen su  satisfacción será enorme.

 

 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress