Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
G.G.G.
Viernes, 28 de diciembre de 2018
Desde hoy, 28 de diciembre, el tabernero alcazareño podría ya jubilarse

Víctor García Chocano, tras toda una vida trabajando, cumple hoy los 65 años

Guardar en Mis Noticias.

Propietario de Pizzería las Cancelas, lleva 53 años trabajando en la hostelería, 35 de ellos en Las Cancelas, y hoy podría ya jubilarse tras cumplir los 65 años

 El tabernero alcazareño Víctor García Chocano está hoy de cumpleaños, el suyo, un día muy especial ya que cumple los 65 años y reúne todos los requisitos de cotización para poder parar y jubilarse, «pero seguiré trabajando porque no entiendo la vida sin servir a mis clientes».


    García Chocano inició su vida laboral hace 53 años en un bar de Herencia, «cuando empecé a trabajar en un bar, lo reconfortante de mi madre era saber que no iba a pasar frío en invierno ni calor en verano».


    Hace muchos años que descubrió que su vocación era ser tabernero profesional, y ahora, «después de tantos años en los que he visto pasar a generaciones por Las Cancelas, niños que se han hecho mayores y que vienen con sus hijos, sé que no voy a cerrar. Hace unos días una niña de 8 años me dijo que si me iba a jubilar y a cerrar Las Cancelas, le dije que no cerraré hasta que se case», asegura.


    Para García Chocano, «como para cualquiera, mi pizzería es la mejor de España y quiero pedir disculpas a los que se han quedado sin mesa cuando ha habido mucho jaleo, por los fallos cometidos y alos clientes descontentos, porque están en su derecho a enfadarse, es un error querer caer bien a todo el mundo».


    Asimismo, haciendo balance de su vida, asegura que «como tabernero, hostelero y cocinero,  soy, por experiencia, hombre de guisar lo que se tercie, de atender a grupos  o a uno solo y siempre he tenido muy en cuenta colaborar con todos, nuestros gastos anuales en colaboraciones son importantes, además de todo tipo: deportivas, benéficas, culturales, festivas, etc, y ahora, llego a un planteamiento  en el que cumplo 65 años para parar, pero también pienso en mis siete trabajadores que tengo fijos, algunos con antigüedades importantes y que han ayudado mucho a que prosperemos y no me voy, porque si me fuera se quedarían sin empresa».


    Y es que, asegura que Pizzería las Cancelas no se puede cerrar nunca, ni alquilársela a nadie que no la siente, «este establecimiento tiene muchas cosas y todas tienen cara, no podría ver que se consumiera, porque ya no es un bar al uso, es un establecimiento con entidad propia y por eso no cierro, ha habido muchos rumores sobre mi jubilación, pero lo cierto es que seguirá abierto atendiendo a la gente».
    Hay que recordar que este local se cogió como un mesón hace 43 años, primero lo regentó Víctor García con sus hermanos y luego se quedó solo hace 35 años y lo convirtió en pizzería, una de las más conocidas de toda la zona. «Además, lleva 35 años en primera línea de ventas, de atención y de número de clientes, con unos trabajadores que llevan quince o veinte años».


    En su vida profesional, García Chocano ha creado, junto a otros hosteleros, la Asociación La Sonrisa del Quijote, con la que colaboran en todas las actividades de promoción de la ciudad, ya sea en Fitur, Carnaval, Feria de los Sabores, etc «gobierne quien gobierne, y seguiré haciéndolo mientras se cuente conmigo».



VIDA LABORAL


García Chocano comenzó a trabajar en Herencia con 13 años,  en el bar de Lozano, aunque cuando tenía 11 años trabajaba en verano en la Viña E. Tras esta experiencia trabajó por las mañanas en el bar del mercado de Alcázar y por las tarde en un local. Después, toda al familia regentó El Racimo de Oro, y posteriormente se quedó con el Aldonza, cuando éste empezó a ir mal regentó el bar de la piscina y posteriormente cogió las Cancelas como mesón, «todos mis recuerdos son felices, y hoy puedo decir que soy el tabernero más viejo en activo».

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress