Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera
Miércoles, 13 de marzo de 2019
LA DIRECTORA PROVINCIAL DEL INSTITUTO DE LA MUJER OFRECIÓ UNA CHARLA SOBRE IGUALDAD A LAS MUJERES DE LA ASOCIACIÓN CLARA CAMPOAMOR

Pimienta: "Las asociaciones y los políticos tenemos que seguir trabajando para empoderar a la mujer rural y conseguir su autonomía económica y social"

Guardar en Mis Noticias.

Bajo la denominación “Hacia la igualdad desde la diferencia”, la directora provincial del Instituto de la Mujer, Carmen Pimienta, ofreció ayer una charla en la Casa de las Asociaciones de Campo de Criptana con la colaboración de la Asociación Clara Campoamor. El objetivo, según declaró la propia directora provincial minutos antes de comenzar, “tratar de explicar cómo a lo largo de los dos últimos siglos nos hemos basado en la diferencia que existe entre sexos para establecer unos patrones desiguales y establecer unos estereotipos de género que claramente han perjudicado a la mujer”.

 

Pimienta se mostró satisfecha pero prudente ante los avances conseguidos y reconoció que en materia de Igualdad, y en lo que a la lucha contra la violencia machista se refiere, queda mucho por hacer. “La única manera de poner freno a esa violencia es seguir creyendo en el valor de la igualdad como sociedad para buscar la mejor manera de sensibilizar y prevenir esa lacra, lo que pasa por conseguir un Pacto por la Educación en el que se empodere a la mujer y a la niña”, manifestó, “un pacto que otorgue a las mujeres la misma autonomía que a los hombres, para que, entre otras cuestiones,  no haya brechas  ni laborales ni salariales ni de ningún tipo, y sí corresponsabilidad”.

 

 Para la directora provincial, ese Pacto por la Educación debe ponerse en marcha desde la igualdad, la tolerancia y la diversidad, “como se está haciendo con el pilotaje de la nueva asignatura por una sociedad libre de violencia de género”. “Si se trabajara en la orientación profesional desde la perspectiva de género, se podrían conseguir avances”, consideró Pimienta, manifestando que mientras ese momento llega “las asociaciones y los políticos tenemos que seguir trabajando para empoderar a la mujer rural, no sólo en sus actos sociales, sino también en la política, para proporcionarles  la mejor manera de ser autónomas en su economía y en la propia sociedad”. “Incidir en la educación de los niños, adolescentes y jóvenes es fundamental, porque ellos son el futuro y por ellos debemos apostar”, añadió.

 

Contestando a preguntas de El Semanal, respecto al rechazo que muchas mujeres sienten hacia la palabra “feminismo”, como si fuera un término que sólo tiene que ver con la lucha activista y con las políticas de izquierdas, Pimienta reconoció que “existe mucho desconocimiento sobre lo que el feminismo es realmente, posiblemente por el mal uso político que se ha dado a esta palabra”. “Como directora provincial del instituto de la mujer he ido viendo en estos años, en distintos contextos con mujeres, cómo el feminismo al principio daba reparo, pero una vez que se aproximan al término, lo conocen y conocen su verdadero significado la cosa cambia. Tenga en cuenta que, en el ámbito rural, y concretamente en Castilla-La Mancha, donde sobre un total de  919 pueblos, sólo 40 tienen más de 10.000 habitantes, es decir la mayoría son pueblos pequeños donde estos estereotipos están más arraigados y donde por tanto es preciso trabajar más”

 

Finalmente, Pimienta hizo un llamamiento a los hombres para que sigan favoreciendo la igualdad y soliciten, por ejemplo las excedencias disponibles para cuidar a personas dependientes. Según sus datos, en Castilla-La Mancha, ya existe un 5% de solicitantes varones, tanto en el caso de los dependientes, como en el caso de las excedencias para el cuidado de menores. Aún así, según Pimienta, el 92% de las solicitantes son mujeres , “ y eso es algo que repercute en la autonomía de las mujeres, en la economía, en la salud y en la toma de decisiones. Algo que evidencia que Igualdad es igual a libertad”.

Cabe añadir que este acto contó con la colaboración de la Asociación de Mujeres Clara Campoamor, cuya presidenta, Carmen Alberca, se mostró satisfecha de la respuesta que este colectivo está teniendo en Campo de Criptana, donde, según informó, ya cuenta con unas 60 integrantes. Entre las actividades previstas próximamente, un curso de elaboración de queso artesanal, en adhesión a Fademur (Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales).

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress