Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Viernes, 15 de marzo de 2019

Conferencia sobre el consumo ecológico en el Museo Formma de Alcázar

Guardar en Mis Noticias.

Con motivo de la celebración del día mundial de los derechos del consumidor.

Un día antes de su celebración oficial, el día 15 de marzo, la Concejalía de Consumo organizaba una conferencia sobre los productos con etiquetado ecológico. Con esta charla, el técnico de mejora de la cadena alimentaria, que forma parte de la Dirección general de Industria Agroalimentaria y Cooperativa,  Felipe Cuesta, aclaraba dudas sobre lo que está controlado como verdadero producto ecológico. Los productos ecológicos están controlados en toda Europa con un logo en la etiqueta que garantiza su autenticidad.

 

En esta conferencia estuvo presente la concejala de Consumo del ayuntamiento de Alcázar de San Juan, Rosa Idalia Cruz, quien resaltó la importancia de estar informados para que "no nos den gato por liebre" y recordó que el Ayuntamiento cuenta con una Oficina municipal de Información  al Consumidor (OMIC) que es un servicio directo y gratuito y sirve para ayudar a los ciudadanos cuando actúan como consumidores y usuarios, para defender sus derechos por medio de la información previa, el asesoramiento y la recepción y tramitación de reclamaciones y denuncias en temas de consumo.

 

La conferencia se realizó en el salón de actos del museo de la alfarería manchega, FORMMA, donde el técnico de la Junta de comunidades habló de la importancia de los productos ecológicos, cuya producción está aumentando en esta comunidad autónoma. Castilla- La Mancha es una región que está muy bien posicionada para ofrecer al mundo productos muy sanos y muy atractivos con respeto al el medio ambiente y los ciclos naturales.

 

Felipe Cuesta explicaba que existe un código europeo para marcar los productos ecológicos. Es fácilmente reconocible y además es una garantía de la condición del producto, puesto que procede de un órgano de control sobre los métodos de producción, con factores como la no utilización de productos sanitarios, el trato natural con los animales o diferentes formas de preservar el medio ambiente en el proceso. Pero ecológico no significa necesariamente que se trata de productos más sanos. Todos los productos que se ofrecen al consumidor son sanos (aunque no sean ecológicos) "y todos gozan de la seguridad alimentaria para poder comercializarlos"

 

Lo que es cierto es que los productos con la etiqueta de "ecológico" van en aumento y los productores consiguen con ellos valor añadido, porque su consumo a nivel mundial aumenta en dos dígitos cada año, es decir entre un 8 y un 10 por ciento.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress