Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Martes, 18 de junio de 2019

Más de 40.000 alumnos europeos participan en un proyecto para la evaluación y la acreditación de la competencia digital

Guardar en Mis Noticias.

Casi 270 escuelas españolas realizan las pruebas piloto para mejorar las habilidades digitales de alumnos de primaria y secundaria

Un total de 42.636 estudiantes y 2.389 profesores de primaria y secundaria de 545 escuelas de toda Europa participan en las pruebas piloto del proyecto europeo CRISS. En cuanto a España, 264 escuelas se han sumado a esta iniciativa. El proyecto tiene por objetivo contribuir al desarrollo, la evaluación y la certificación de la competencia digital en todas las escuelas europeas. Para sacar adelante la iniciativa, se ha creado el consorcio CRISS, formado por 15 instituciones, de las cuales cinco son españolas: la Universitat Oberta de Catalunya (UOC); Documenta Creaciones Multimedia Avanzadas (MyDocumenta); la Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones (Sandetel), de la Junta de Andalucía; el Gobierno de Navarra, y la Escola Pia de Cataluña.

 

En 2013, la Comisión Europea declaró la competencia digital una de las 8 competencias clave que cualquier joven debe desarrollar antes de finalizar la enseñanza obligatoria, para ayudar así a incorporarse al mercado laboral sin riesgo de exclusión. Actualmente, la mayoría de instituciones educativas necesita una metodología integradora e innovadora que sea un referente y que proponga criterios e indicadores que faciliten la evaluación y la acreditación de la competencia digital del alumnado. «El proyecto CRISS ayuda a integrar la competencia digital en el currículo escolar y a evaluarla de manera interdisciplinar», explica Lourdes Guàrdia, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC.

 

La iniciativa, de 3 años y financiada por la Comisión Europea con un presupuesto de 4.872.336 euros, ha diseñado con MyDocumenta una plataforma centrada en un portafolio digital con herramientas TIC, que permiten la evaluación de la adquisición de la competencia digital del alumno. Esta contiene diferentes escenarios de aprendizaje, que desde finales del año pasado están experimentando alumnos y profesores. Los estudiantes, que acceden por internet, practican en el aula o desde casa sus habilidades digitales en asignaturas curriculares como geografía, historia, informática, matemáticas, artes o ciencias sociales. «La competencia digital es transversal, por lo que no se trabaja de manera aislada en la clase de informática, sino que, por ejemplo, en la clase de historia se les propone redactar noticias para crear un diario recopilando información de internet y consultando las redes sociales», apunta Carles Fornas, profesor de la Escola Pia Balmes.

 

«La alfabetización digital es una competencia transversal clave en el mercado laboral. Va más allá del acceso a las TIC y su uso, y está vinculada a las habilidades y las actitudes que tienen las personas hacia las tecnologías. Es fundamental que desde la escuela se les forme para ser competentes, no solo en el uso de unas herramientas o aplicaciones, sino también para saber tratar la información (buscarla, contrastarla y seleccionarla), organizar y utilizar un entorno personal de trabajo, comunicarse y colaborar con otra gente, cuidar de la identidad digital y actuar de manera cívica, entre otros aspectos», señala Elena Osés, coordinadora del proyecto CRISS en Navarra.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress