Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ELISA DÍAZ
Lunes, 1 de julio de 2019
ARTÍCULO DE OPINIÓN

El rodillo que no cesa

Guardar en Mis Noticias.

Por Elisa Diaz

Comenzó el nuevo mandato 2019-23 con un Pleno Extraordinario en el que se dio cuenta de la nueva organización del Ayuntamiento. Y se aprobó una subida del gasto municipal en sueldos para la alcaldesa (+16,09%) y el equipo de gobierno. Principalmente, las favorecidas son las tenencias de alcaldía que ahora reciben un complemento específico de 4416€. También suben las dietas por presidencia (150%) y por asistencia a plenos y comisiones (50%), pero se produce un descenso en la parte fija que recibirán los grupos municipales (-33,36%). El incremento prima a los grupos con mayor número de concejales. La mayoría absoluta se hace así más patente en las cuentas municipales.

 

La subida en los sueldos de la alcaldesa y de los concejales del equipo de gobierno con dedicación exclusiva nos parece desproporcionada. A primera vista, resulta claramente superior a lo que marca el Índice de Precios al Consumo. Esta claro que su triunfo los lleva a considerar que se merecen mucho más. En Equo Alcázar Vecinal no estamos de acuerdo con estos números. Siguen además las asesorías a disposición exclusiva de la propaganda de la alcaldesa.

 

Creemos que el partido en el gobierno olvida que los presupuestos prorrogados de 2018 no permiten estas subidas sin modificación presupuestaria, al no existir en ellos las partidas necesarias. ¿De qué otras partidas se sacará el importe de las subidas? ¿Qué medios tenemos los vecinos y vecinas de Alcázar de supervisar que ese aumento de sueldo redunda en ventajas concretas para nuestra ciudad y no solo para sus bolsillos particulares? ¿Qué indicadores de mejora de la labor de las concejalas y concejales vamos a poder conocer para evaluar la calidad de su gestión?

 

El intento de justificar las subidas de sueldo por parte del portavoz socialista no convence a nadie. Sus referencias solo a los alcaldes del Partido Popular le hacían caer en la parcialidad. Podía también haber hecho mención de los ayuntamientos gobernados por otras siglas, en las que los sueldos no se han incrementado de esta manera tan ostentosa. Es cierto que los sueldos de los órganos de gobierno se bajaron en 2015, pero lo que entonces se entendió como una colaboración para solventar los números rojos del Ayuntamiento, ahora queda descarnadamente en evidencia. Parece que ya no hay que tener en cuenta la situación general de precariedad. En una visión cortoplacista, parece que la crisis se hubiera desvanecido, al menos para algunos.

 

Ha habido muchos cambios, no solo en la composición y la variedad de los grupos municipales, sino también en su ubicación en el Salón de Plenos. El caso es descolocar. Y un capricho a todas luces innecesario de nuestra alcaldesa: desatender parcialmente la petición de los grupos municipales unipersonales que habían expresado su deseo de mantenerse ambos en la bancada izquierda, tal y como estaban situados en el mandato anterior por ser acorde con su afinidad ideológica.

 

De modo que la generosidad de la que alardea Rosa Melchor en los medios ha empezado por ella misma y por su equipo de gobierno. Los otros representantes de toda la ciudadanía de Alcázar tendremos que adaptarnos a las nuevas circunstancias que marcan los tiempos.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress