Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
R. Tejera
Lunes, 1 de julio de 2019
ENTREVISTA AL ALCALDE DE CAMPO DE CRIPTANA:

Santiago Lázaro: «Quiero ser un alcalde del pueblo, cercano y accesible para los vecinos»

Guardar en Mis Noticias.

Profesor y padre de dos hijos de corta edad, el socialista Santiago Lázaro, alcalde de Campo de Criptana desde hace apenas dos semanas, ha comenzado la legislatura cargado de ilusión, con muchas ganas y dispuesto a echar las horas que sean necesarias para impulsar el municipio y atender desde la cercanía a todos los vecinos que precisan ayuda del Ayuntamiento. Su objetivo, dar solución al día a día, con actuaciones que pueden parecer de poco calado pero que, según matiza, son fundamentales para mejorar la calidad de vida de los criptanenses; y ejecutar, de cara a los próximos años, proyectos relevantes, como las obras del colegio Domingo Miras o la construcción del futuro Auditorio. Como tarea inmediata: rediseñar la estrategia turística y poner en marcha los planes de empleo.

PREGUNTA. ¿Cómo están siendo estos primeros días de legislatura y cómo ha sido su llegada a la Alcaldía?
RESPUESTA. Ha sido un comienzo complejo, la verdad. Son días de mucho trabajo, de ponerme al día, de mantener muchas reuniones y de recabar mucha información. Tenga en cuenta que yo he sido profesor hasta ahora y no tengo experiencia en las tareas de gobierno y gestión municipal, y por eso precisamente, en principio, me estoy ocupando de recibir toda la información necesaria, tanto de los técnicos municipales, como de las asociaciones y colectivos. Y eso se hace a base de muchas reuniones y de una dedicación plena.         

Yo quiero ser un alcalde del pueblo. Me parece muy importante ser accesible y tener todo el contacto que sea posible con los vecinos. Por eso, durante estos días, estoy recibiendo a mucha gente, conociendo sus realidades y necesidades; y en general, la situación del municipio y del ayuntamiento.

 Como le decía, están siendo días muy intensos y de mucho trabajo para mí y para todo el equipo, pues acabamos de comenzar y venimos con muchas ideas e ilusión para diseñar nuestra estrategia y proyecto de gobierno.


P. Se ha referido usted a su equipo y a la importancia de las delegaciones. ¿Tiene ya definido el reparto de concejalías? ¿Cuántos concejales liberados habrá en el nuevo Equipo de Gobierno?
R. La palabra equipo me parece fundamental. Creo que hasta ahora no ha habido demasiada coordinación. Y nos parece fundamental y básico que exista esa cooperación.
    En cuanto a las delegaciones, ya tenemos definido el reparto de concejalías (aprobado el jueves en Pleno). Vamos a tener cuatro tenientes de alcalde: Virginia Pintor, Mariano Ucendo, Rosana Fernández y Josan Ucendo, que son los que van a llevar el trabajo más diario en el Ayuntamiento (los tres y yo mismo estaremos liberados a tiempo completo y Mariano Ucendo, que también va a ser diputado provincial, tendrá media liberación, pues aunque no esté liberado por la Diputación sí recibirá las asignaciones correspondientes por asistencia).     

Como le decía, el trabajo en equipo será para nosotros fundamental. Creo que, en política no hay nada estanco, es decir, todo guarda relación, aunque nos empeñemos en separar las áreas o concejalías.  Y más en estos primeros meses, en los que todos los departamentos dependen de la Hacienda, es decir, del dinero disponible, pues todo pasa y debe sujetarse al presupuesto.
    


P. ¿Y el traspaso de competencias y la relación con los funcionarios municipales? ¿Cómo están llevándose a cabo?
 R. Afortunadamente, en este ayuntamiento tenemos muy buenos funcionarios y nos están facilitando mucho las cosas.
    También, por parte del anterior Equipo de Gobierno y del anterior alcalde, el traspaso de competencias está siendo bueno. Es cierto que ha surgido alguna información con la que no contábamos, pero en general el traspaso se está llevando a cabo desde la cordialidad y con una buena relación.


P. ¿Qué ha sido lo primero que ha hecho al llegar a la Alcaldía?
R. Bueno, lo primero que hemos hecho ha sido tomar algunas medidas que pueden parecer de poco calado pero que resultan importantes para la vida cotidiana de los criptanenses. Además, por supuesto, de conocer el estado de las cuentas municipales, que era, en principio, lo que más nos preocupaba. Entre esas medidas, por ejemplo, figuran diversas ayudas a las AMPAs de los colegios, con quienes hemos querido estar de manera especial en los finales de curso; reactivar las obras del colegio Domingo Miras, que llevaban mucho tiempo paradas y desde este lunes ya están en marcha (proyecto en el que por fin hemos superado los trámites administrativos gracias al AMPA, a los responsables de la Junta y a los del Ayuntamiento, a quienes quiero agradecer de manera especial la dedicación y el empeño). Y también sobre otras cuestiones urbanísticas que queremos resolver en los próximos meses, relacionadas con la plaza, el aparcamiento del Pósito... Actuaciones de pequeño calado que sirven para embellecer el pueblo y hacer más cómoda y agradable la vida en las calles.


P. Suponemos que el hecho de que la Diputación provincial y la Junta de Comunidades también vayan a estar gobernadas por equipos socialistas favorecerá la relación entre administraciones y la ejecución de proyectos?
R. Claro, siempre es más fácil cuando se comparte color político. Y esperamos tener, tanto desde el punto de vista urbanístico, como en materia de empleo, por ejemplo, el mayor apoyo posible de las administraciones provincial y regional, Diputación y Junta de Comunidades.
    Respecto a los planes de empleo, puede decirle que a principios de julio ya tendremos en marcha el Plan Especial de Zonas Deprimidas; y en torno a septiembre esperamos que llegue el de la Junta. También estaremos pendientes del Plan de la Diputación, una vez se constituya este sábado. Es el oxígeno que estamos esperando.


P. Se ha referido usted a la situación económica del Ayuntamiento y al estado de las cuentas como a una de sus mayores preocupaciones. ¿Cuál es la situación actual?
R. Bueno, estos meses que restan de año van a ser complicados, porque nos hemos encontrado con un Presupuesto (el de 2019) prácticamente ejecutado . Es cierto que a largo plazo no hay problemas en este Ayuntamiento. Pero en 2019 vamos a tener que ajustarnos mucho porque el presupuesto está ejecutado casi en su totalidad en muchas partidas y eso nos va a obligar a ajustarnos mucho durante los seis meses que restan de ejercicio. Se ha gastado en cinco meses lo que había presupuestado para doce y eso nos pone actualmente en una situación muy complicada para gobernar y seguir haciendo frente a los gastos comprometidos, por lo que tendremos obligatoriamente que hacer ajustes hasta fin de año.
    En cuanto a la deuda del Ayuntamiento, en la práctica, está próxima a los 3 millones de euros (sumando el corto y el largo plazo), es cierto que hay deuda a corto plazo que hay que resolver en poco tiempo, pero también es cierto que este Ayuntamiento no tiene un problema grave de deuda, nunca lo ha tenido. Tendremos que realizar algunos ajustes y acudir a alguna operación a corto plazo. Pero, le repito, a largo plazo, la deuda no es un problema grave.


P. ¿Cuáles serán sus prioridades de cara al verano o de cara al próximo curso político?
R. Una de nuestras prioridades, sin esperar a que pase el verano, será replantear la estrategia turística. Ya en los próximos meses se notarán algunos cambios en el modelo turístico. Lo que no quiere decir, por supuesto, que continuemos con los contactos que el Ayuntamiento tiene para traer grupos de turistas de países asiáticos, por ejemplo.
    Entre otras cosas y como punto de partida, queremos crear la Mesa de Turismo, en la que estarán representados los hosteleros, comerciantes, colectivos, etc. Pensamos que la estrategia debe contar con todo el pueblo.
    Y a un plazo más largo, pues proyectos importantes, como el del Auditorio, que habrá que reajustarlo y rediseñarlo cuanto antes porque el existente, de unos 11 millones de euros, es inasumible. Nuestra idea es redimensionar el proyecto y hacerlo más sostenible, de unos 6 o 7 millones de euros, teniendo de referencia otros auditorios que se han construido en poblaciones similares a la nuestra. Tenemos que pensar que no sólo se trata de construir el auditorio, sino también de mantenerlo después y asumir su gestión. Y en ese sentido, tenemos que ser realistas. Buscaremos toda la financiación posible en la Junta de Comunidades y también veremos qué puede aportar la Diputación y el propio Ayuntamiento. Y también miraremos, por supuesto, los fondos europeos disponibles. Pero todo esto hay que empezar a moverlo desde ya, porque luego los trámites son lentos y cuanto antes empecemos  la burocracia antes podremos hacer realidad el proyecto (tenga en cuenta que estas obras tardan años en ejecutarse).


P- Como profesor, suponemos que el ámbito educativo será uno de los de mayor interés en esta legislatura, aunque el Ayuntamiento no tenga competencias propiamente dichas en este asunto…
R. Bueno, competencias educativas no tenemos, pero sí en todo lo relativo al mantenimiento de colegios e instalaciones. La obra del colegio Domingo Miras, como antes le decía, es algo principal, por ser necesaria. Y además vamos a trabajar para que los demás colegios también mejoren sus infraestructuras: El Sagrado Corazón, tendrá un nuevo gimnasio, ya comprometido por la Junta de Comunidades dentro de su plan de infraestructuras 2019/23; el Virgen de la Paz, una nueva pista polideportiva y el arreglo de los baños; y el Virgen de Criptana, tendrá también que dar solución a sus instalaciones deportivas, es decir al gimnasio que ahora mismo está tan mal que no se puede utilizar. Además, será primordial el mantenimiento, pues una de las cosas que nos hemos encontrado, no sólo en lo que respecta a los colegios, sino a las instalaciones municipales en general, es su mal estado de conservación, por ejemplo, del auditorio de verano, donde hemos encontrado una situación muy mala; o de la piscina municipal, que también. Y, por supuesto, de los colegios, porque luego y con razón se quejan las AMPAs, de la falta de limpieza, del mal estado de las instalaciones eléctricas, etc. La verdad es que muchas veces nos preocupamos demasiado en hacer cosas nuevas y no en mantener en buen estado las que tenemos, y eso es algo que tenemos que mejorar.


P. Para terminar, una pregunta en el plano personal, ¿Le ha cambiado mucho la vida en estos meses? ¿Cómo lleva su familia que pase tantas horas en el Ayuntamiento?
R. Bueno... Sinceramente, a nivel personal creo que aún no soy del todo consciente del cambio. Pero sí que lo voy apreciando en la calle y en la gente de mi entorno; y por supuesto en mi familia. Como le decía, soy profesor y padre de dos hijos, de cuatro y seis meses de edad, son demasiado pequeños para darse cuenta... Pero es verdad que llevo seis o siete meses de mucho trabajo, con una campaña muy intensa y un inicio de legislatura también muy intenso. Y eso quien lo está notando especialmente es mi familia, pues tengo menos tiempo para estar con ellos. Supongo que es lo normal en estas situaciones y espero que, de cara a los próximos meses, la rutina y el día a día nos vaya a todos normalizando.
    Ahora, al principio, la falta de experiencia y la gran cantidad de información y asuntos que tenemos que abordar pueden llegar a abrumarnos, tanto a mi como al resto de concejales del Equipo, pero la ilusión que tenemos todos los que vamos a gestionar el municipio durante los próximos cuatro años y las ganas de trabajar por nuestro pueblo, Campo de Criptana, seguro que nos ayudan a poner las cosas en su lugar.
    Ahora, lo principal es recibir toda la información y canalizarla de la forma más adecuada.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress