Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

El Semanal
Miércoles, 3 de julio de 2019
Entre los 5 y 17 años de edad

El pabellón Picasso acoge el Campus de Gimnasia Rítmica en el que participan 25 niñas alcazareñas

Guardar en Mis Noticias.

Hasta el viernes 5 de julio se celebra en Alcázar de San Juan el Campus de Verano de Gimnasia Rítmica; uno de los siete campamentos deportivos que tendrán lugar a lo largo de la época estival en la ciudad. 25 niñas entre los 5 y 17 años de edad, se inician o perfeccionan su técnica en un deporte que cada vez cuenta con más cantera alcazareña. La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, acompañada por el concejal de Deportes, Javier Ortega, visitó el campus y les entregó a las participantes unas mochilas con la imagen de la ciudad.

La gimnasia rítmica es un deporte que, aparte de desarrollar la flexibilidad, aporta una mayor coordinación y disciplina. Así lo explica una de las dos monitoras al cargo del campus, Wanda de Virgilio, entrenadora nacional y juez de este deporte. “Las niñas que practican gimnasia rítmica suelen ser niñas más inteligentes, que están preparadas para afrontar cualquier cosa, más ordenadas y con una mayor disciplina a la hora de compaginar los estudios con el deporte”.

 

Cada vez son más las niñas de Alcázar que se interesan por la gimnasia rítmica, desde edades muy tempranas, como sucede en este campus. “Con ellas vamos poco a poco y hacemos ejercicios más generales para que no se aburran y vean que pueden ir consiguiendo las cosas”. Y es que el campus de verano es una buena puerta de entrada para la nueva cantera. “Pueden ver si les gusta y les viene muy bien. Como además lo combinamos con la natación, resulta muy atractivo. Es un buen complemento para el verano.”, asegura Wanda.

 

Y no sólo la cantera es cada vez mayor en Alcázar, también la afición, mucho más después de contar con un equipo que consiguió el título regional y una pequeña promesa que compitió en el nacional. “María Violero y Nayade tienen muchísimas actitudes, nos lo han dicho ya a nivel nacional. Están haciendo un esfuerzo muy grande para formarse, entrenando cuatro horas y media todos los días. Son dos niñas con mucho futuro”.

 

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, corroboró las palabras de Wanda; ya que conoce a las jóvenes que, recientemente, recibió en Alcaldía. “La escuela de gimnasia rítmica nos está dando grandes alegrías. Este campus contribuye a despertar el interés por este deporte; además que como el resto de los campus deportivos, a mejorar las relaciones sociales y a que niños, niñas y jóvenes aprendan el valor del esfuerzo, que se den cuenta que con trabajo se consiguen resultados, que con disciplina y perseverancia pueden alcanzar sus metas”. La primera edil también puso en valor la contribución de este tipo de actividades a la conciliación familiar.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress