Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
F.J.Parras
Viernes, 12 de julio de 2019
DE CARA A LA PRÓXIMA TEMPORADA 2019-2020

Los entrenadores de los equipos senior del Grupo 76 Alkasar dejan sus respectivos banquillos

Guardar en Mis Noticias.

El club se encuentra en comunicación con varios técnicos y confía en anunciar en los próximos días quienes cogerán las riendas de los primeros equipos del club

El Grupo 76 Alkasar ha hecho público a través de sus redes sociales y página web, que sus dos entrenadores de las categorías senior, masculino y femenino, dejan sus respectivos banquillos de cara a la próxima temporada 2019-2020. El hasta ahora entrenador del equipo masculino, Javier Úbeda quien ha dirigido a los chicos senior en las últimas temporadas y el entrenador del equipo femenino, Carlos Abengózar, han tomado la decisión de no continuar una temporada más al frente de los dos primeros equipos del club, por lo que el presidente del club, Alfonso Manuel Arráez Fernández y su junta directiva, buscan a dos nuevos técnicos que les sustituyan y cojan las riendas a partir de los próximos días, donde se tendrá que comenzar a planificar la temporada.  


El Semanal de la Mancha ha podido saber que el club se ha puesto en contacto con varios técnicos, algunos han declinado la oferta o el proyecto y otros están pendientes de dar respuesta. Lo cierto es que, según indica el club, en los próximos días, la junta directiva tiene la intención de anunciar los fichajes de los que serán los nuevos entrenadores de estos dos equipos que jugarán en primera nacional.  


El club quiere agradecer a ambos técnicos salientes todo el trabajo realizado en estas últimas temporadas al frente de sus respectivos equipos.  


Carlos Abengózar Chechas: fin a cuatro años inolvidables


Se acaba la temporada 2018/2019 y una gran etapa


Una vez disfrutado como espectador del Eurobasket femenino con un nuevo título para España y tras el XXI Campus José Antonio García -en el que he participado como monitor por 15º consecutivo- es el momento de poner punto y final a la temporada 2018/2019. Otro curso apasionante donde claramente las fuerzas se han ido agotando como ya venía avisando hace años. He tenido el inmenso honor de poder entrenar al equipo más representativo del Grupo76 Alkasar (que para mí siempre será el Primera Nacional Femenino) y colaborar con otra de esas generaciones que pasarán a la historia del club: el numerosísimo grupo alevín femenino.


Tras una poco cuidada (por unos y otros) Copa Femenina CLM en la que nuestro club participó, como no podía ser de otra manera, puse punto y final a mi etapa de cuatro temporadas al frente del primer equipo del CD Grupo76 Alkasar. Todo un reto que afronté en otra situación histórica para el baloncesto regional: la de sacar a los equipos senior de las competiciones federativas para demostrar que este deporte está siempre por encima de dirigentes erróneos. Dos temporadas después volvimos a una nueva competición que abría sus fronteras regionales a Extremadura y que nos permitía seguir luchando por retos apasionantes.


Pero ahora llega el momento de cambiar. Jamás será bueno que nadie se perpetúe en un determinado lugar y menos en un equipo de baloncesto. Es bueno que haya un relevo, nuevas ideas e ilusiones renovadas. El primer equipo del Grupo76 Alkasar merece lo mejor y lo más honesto es dar un paso al lado para coger un nuevo impulso. Este equipo y sus jugadoras merecen a alguien que pueda centrar su tiempo dedicado al baloncesto en ellas, con las máximas garantías y ganas de mejorar cada entrenamiento, cada partido y en definitiva cada día.
Son ellas, las jugadoras, las que hacen posible lo mejor que tiene el Grupo76 Alkasar. En estas cuatro temporadas han sido capaces de apostar por seguir jugando, por volver a casa, por no dejarlo y por sacar adelante un escudo que, aunque a veces pueda no parecerlo, tiene el sello femenino clavado a fuego. No habría Grupo76 Alkasar sin chicas y jamás se podrá entender el baloncesto femenino de Castilla La Mancha sin el club de Alcázar de San Juan.


En estos años hemos sido capaces de ganar el primer título oficial de un equipo Senior Femenino para el club, pero lo fundamental es que fuimos capaces de tener un grupo de más de 10 fichas sénior con tres entrenamientos semanales. Ese es el gran mérito de estos cuatro años. Además, conseguimos (con la gran ayuda de las jugadoras senior) que una decena de jugadoras cadetes hayan debutado en categoría senior y que todas las jugadoras júnior hayan participado al menos una vez un partido oficial en Primera división Nacional.


Su esfuerzo y compromiso ha sido innegable. Y si bien es cierto que siempre se puede pedir más, sólo hay que tener palabras de agradecimiento para todas y cada una de las jugadoras que han formado parte de esta etapa tengan 14 años, tres hijos o acudan a cada entrenamiento toda la temporada año tras año desde hace una década. También han sido importantes las que lo han intentado y no han podido. O no ha salido bien. Siempre diré que el mero hecho de pensar jugar al baloncesto en nuestro equipo durante una temporada ya significa que algo bueno hemos debido hacer.   


Inolvidable será siempre el apoyo recibido por las familias. Por esos incondicionales que han hecho kilómetros sin dudar ni preguntar. Que han formado parte del equipo con su ayuda y que en momentos de soledad, dudas o simple falta de experiencia han colaborado en todo lo que no forma parte de la pista y que en un club como el nuestro es casi más protagonista que otras cosas. De Cáceres a Almansa es la longitud de cariño que siento por todos.


Mi mente, mi cuerpo y también mi vida me piden parar. Creo que objetivamente todos sabemos que es necesario.

Es bueno buscar otros retos, cargar pilas y seguir preparándome para mejorar. Por eso lo hago más público aún, para que no haya posibilidad de vuelta atrás esta próxima temporada. También como un llamamiento a seguir apostando por la categoría Senior Femenina, cuando considero que puede haber un serio problema si no se toman medidas urgentes que permitan tener un número de jugadoras que garanticen la continuidad del equipo. Eso es responsabilidad de todas las personas implicadas, que pasan desde el club y quien toma las decisiones a cualquier exjugadora o aficionado que alguna vez hayan estado relacionados con el baloncesto alcazareño. Todos somos parte de lo que pueda pasar.


Y sí, tan solo es la despedida de un equipo del club tras cuatro años. Como estuve con otras generaciones temporadas atrás y espero estar en temporadas sucesivas. Pero tenía que hacerlo. Gracias de corazón a todas y siempre habrá lugar para una camisa divertida y una cena en La Cocinilla. #AhoraGrupoAhora
 

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress