Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Viernes, 25 de mayo de 2018
LA DELEGADA DE LA JUNTA, PRESENTE EN LA INAUGURACIÓN

Fercatur tendrá siempre al Gobierno de Castilla-La Mancha como aliado en la promoción del turismo cinegético, gastronómico y de naturaleza

Guardar en Mis Noticias.

Olmedo ha defendido el potencial del sector cinegético es una región que factura más de 630 millones de euros anuales y que supone la mitad del total a nivel nacional. Hablamos de un 1,7 por ciento del PIB de Castilla-La Mancha, que en el caso de la provincia de Ciudad Real supone un volumen de negocio cercano a los 200 millones de euros favorecida por los 1,7 millones de hectáreas y los más de 1.500 cotos de caza registrados. La delegada provincial de la Junta de Comunidades ha resaltado la recuperación de los cotos sociales por parte del Gobierno de García-Page, así como la supresión de la tasa tanto de caza como de pesca a las personas jubiladas y bonificaciones de hasta el 50 por ciento a las sociedades de cazadores.

La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha trasladado a la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir) encabeza por su presidente, Carlos Marín, que siempre tendrán al Gobierno de Castilla-La Mancha como aliado en la promoción del turismo cinegético, gastronómico y de naturaleza.

 

Apoyo de la delegada a esta iniciativa que debe contar con la colaboración de todas las administraciones que ha escenificado esta mañana con su presencia en la inauguración de una nueva edición de la Feria de la Caza, Pesca y Turismo de Ciudad Real (Fercatur) junto al director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas, Gregorio Jaime Rodríguez, y la directora provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Prado Amores, además del resto de autoridades representantes de otras autoridades, como el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el alcalde accidental Nicolás Clavero.

 

En este contexto, Olmedo ha defendido el potencial del sector cinegético es una región que concentra el 16 por ciento del terreno cinegético nacional y el 11 por ciento de las licencias, que cuenta con la mayor presencia de industria cárnica de caza y factura más de 630 millones de euros anuales y que supone la mitad del total a nivel nacional. Hablamos de un 1,7 por ciento del PIB de Castilla-La Mancha, que en el caso de la provincia de Ciudad Real supone un volumen de negocio cercano a los 200 millones de euros favorecida por los 1,7 millones de hectáreas y los más de 1.500 cotos de caza registrados que la convierten en el primer destino elegido por los practicantes de la actividad cinegética.

 

Y una capital de provincia como es Ciudad Real que alberga la sede de los organismos más importantes en gestión cinegética, como son el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, la Fundación Artemisan, y el único centro exclusivamente dirigido a la formación cinegética gestionado por APROCA España.

 

Rentabilidad social de la caza

La representante del Ejecutivo ha valorado también otra rentabilidad social al referirse a la generación de 23.550 puestos de trabajo en la región, a la fijación de población, al disfrute y desarrollo del mundo rural, a la promoción del turismo y la gastronomía o a la recuperación del uso de los caminos públicos, entre otros.

 

Relacionado directamente con este aspecto, la delegada provincial de la Junta de Comunidades ha resaltado la recuperación de los cotos sociales por parte del Gobierno que preside Emiliano García-Page que desaparecieron en la anterior legislatura, así como la supresión de la tasa tanto de caza como de pesca a las personas jubiladas que suponían un desembolso de 41,62 y 8,84 euros respectivamente y bonificaciones de hasta el 50 por ciento a las sociedades de cazadores.

 

Olmedo ha sumado a todos estos elementos “el valor cultural de la caza no sólo como elemento identitario, sino como elemento de referencia en el presente y en el futuro” al avanzar hacia un modelo de caza moderna y sostenible en el que se dé un impulso a los pueblos y se preserve el medio rural.

 

Respaldo económico e institucional

Por último, Olmedo ha recordado que el respaldo del Gobierno de Castilla-La Mancha a Fercatur 2018 se traduce en una aportación económica de 12.000 euros, la presencia de un stand institucional valorado en otros 7.000 euros y la participación del Cuerpo de Agentes Medioambientales con la unidad canina de lucha contra el uso ilegal del veneno en el medio natural.

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress