Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
elsemanaldelamancha.com
Lunes, 8 de octubre de 2018
Los alcazareños se estrellaron una y otra vez frente a la defensa daimileña

Al Sporting de Alcázar se le “atragantó” el Daimiel Racing Club

Guardar en Mis Noticias.

Faltó claridad, precisión y definición en los alcazareños que quisieron, pero no pudieron

0 Sporting de Alcázar.- Felipe, Antonio, Abel, Raúl Fernández, Pana (Mario Alaminos m.70), Ángel Vela, Benítez (Alberto m.57), Javi, Parra, Mario (Joselu m.24), Quini y Ahmed.                        Entrenador.- Andrei Mihai Pop

 

1 Racing de Daimiel.- Roberto, Marcos, Carlos, Marcos Gómez, Ángel, Enrique (Carlos Almansa m.67), Javier (Jesús María m.84), José Miguel (Rafael), Jesús, Ramón (Jesús Villanueva)- (José Carlos m.55) y Yuri. Entrenador.- Rimun

 

Árbitro.- Carmelo Ordoñez Benito. Amonestó a los jugadores locales Javi Parra (m.74) y Benítez (m.87) y a los visitantes Jesús (m.39), Marcos (m.71), Ángel (m.86) y Roberto (m.90).

 

Goles.- 0-1 m.61 Marcos

 

Incidencias.- Encuentro correspondiente a la 6ª jornada del grupo I de la 1ª División Autonómica Preferente disputado el domingo a partir de las 17 horas en el municipal "Manuel Delgado Meco" de Alcázar de San Juan. Unos 250 espectadores en las gradas.

 

Querer y no poder de un Sporting de Alcázar, que salió a por la victoria con todo, presionó arriba a su rival, le ahogó y le encerró en su campo, pero los daimieleños hicieron su partido, con veteranía y oficio se defendieron, y se aprovecharon de la precipitación y los nervios locales, para aprovechar su oportunidad, marcar el único gol del partido y llevarse la victoria y los tres puntos del municipal de Alcázar de San Juan.

 

El Sporting de Alcázar inició el partido presionando arriba y dominando territorialmente durante prácticamente toda la primera mitad. Los alcazareños, que llevaron la iniciativa ofensiva, llegaron una y otra vez con sensación de peligro pero no terminan de definir, ni materializar las ocasiones que dispone. La más clara, un disparo de Javi Parra, potente desde la frontal izquierda que el portero daimieleño detiene abajo con una gran intervención.

 

Los hombres de ataque del Sporting de Alcázar lo intentaron por ambas bandas, Ahmed, Quini, Mario, Javi Parra, Benítez..., pero el gol no llegaba, a pesar de tener ese dominio territorial y esa mayor presencia ofensiva y sensación de peligro.

 

Daimiel se mostró rocoso, veterano, con oficio y fuerte en defensa y en ataque buscó la espalda de la defensa del Sporting de Alcázar, que en la primera mitad estuvo impecable e hizo que los delanteros visitantes incurrieran en fuera de juego una y otra vez. Los de Rimun intentaron frenar las "embestidas" de los locales, con contundencia y sin complicaciones defensivas.

 

Mario tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión, dejando su puesto a Joselu a los 24 minutos, el centrocampista alcazareño, que había vuelto a la titularidad, tuvo que abandonar el césped muy pronto lesionado.

 

Corría el minuto 29 cuando el Daimiel dispuso de una falta al borde del área que lanzó Carlos y dió en la barrera, los visitantes reclamaron mano al colegiado.

 

Felipe, que sigue en estado de gracia, realizó el paradón de la primera mitad en un disparo a bot de pronto del 6 desde la frontal sin dejar caer el balón en el  minuto 38. El quereño voló literalmente y con una auténtica palomita, despejó el balón a córner. Unos minutos después, Javi Parra en el descuento de la primera mitad lo volvió a intentar con otro potente disparo que se marchó por encima del travesaño.

 

El Sporting de Alcázar comenzó la segunda mitad como un auténtico ciclón ofensivo sobre la portería daimieleña. A los de Andrei solamente les faltó esa pausa y precisión en la elaboración, que en el fútbol es necesaria, para convertir sus acercamientos y ocasiones en gol.

 

El Daimiel buscaba sorprender en alguna acción aislada en velocidad a la espalda de la zaga alcazareña y Andrei preparaba a sus hombres de refresco para intentar romper el empate inicial a cero. Cuando más se volcaba el Sporting en busca del gol, llegó el gol del Daimiel, en una jugada aislada.  

 

Corría el minuto 60, cuando Marcos de cabeza tras un centro desde la derecha se adelantó a Antonio y marcó el 0-1. El Daimiel botó un saque de esquina, el balón salió rechazado de la defensa nuevamente a la banda, donde nuevamente el Daimiel lo volvió a llevar al área y su central, Marcos, sumado al ataque se adelantó al lateral alcazareño y de cabeza marcó el 0-1.

 

Quedaban 30 minutos de partido para un Sporting de Alcázar, que por méritos, no merecía ir por detrás en el marcador, pero en el fútbol lo que vale son los goles y en esto ganaba Daimiel.

 

Joselu tuvo el empate cinco minutos después con una buena acción de ataque local, pero su disparo con la pierna zurda cruzado y buscando la escuadra larga, se marchó ajustado por encima del travesaño. El Sporting embotella a Daimiel en su campo y busca el gol del empate, lo intenta por ambas bandas, pero los visitantes se defienden como "gato panza arriba". Pana lo intentó en el 69 con un centro-chut que llevó mucho peligro.

 

Felipe evitó el segundo gol del Daimiel en el minuto 72, cuando el 14 envió una gran asistencia al 18 que se marchó en velocidad, en posible posición de fuera de juego que el línea no consideró, y ante la salida de Felipe buscó la vaselina por alto, pero el portero del Sporting adivinó sus intenciones y con un gran saltó despejó el balón.

 

El Sporting de Alcázar lo intentó hasta el final, pero el reloj, iba en su contra y conforme corría el cronómetro los nervios y la precipitación hicieron al conjunto alcazareño estrellarse frente a un entramado defensivo del Daimiel, que se sentía muy cómodo atrás bien ordenado y situado, despejando balones, con dos líneas prácticamente juntas con 7 jugadores. Los jugadores alcazareños regatearon y condujeron en exceso el balón arriba, en lugar de combinarse y cambiar el juego con mayor velocidad para sorprender al rival.

 

A nueve para los 90 reglamentarios, Mario Alaminos enganchó un potente disparo desde la frontal que envió por encima del travesaño ante el uuuuyyy de la grada. En estos minutos finales, los jugadores locales se desesperaron con las pérdidas de balón de Daimiel que jugó con el tiempo y el marcador a favor.

 

Con el tiempo cumplido, todo el campo pidió mano de un defensor daimieleño cuando pugnaba por un balón en la banda con Alberto Cañadilla, y en el posterior saque de banda y centro, Joselu, remató de cabeza por encima del travesaño.

 

El Sporting lo intentó por activa y por pasiva, de todas las maneras posibles, pero fue incapaz de materializar y transformar las pocas ocasiones de gol que dispuso y eso fue mérito de la disposición defensiva de un Daimiel que logró transformar una de las pocas ocasiones de gol que dispuso, en gol para llevarse la victoria y el partido y romper la racha de dos victorias consecutivas en casa del Sporting de Alcázar.

 

Los de Andrei Miahi Pop se desplazarán la próxima jornada a la localidad albaceteña de Barrax para medirse al Huracán de Balazote.

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress