Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Javier Mata
Jueves, 6 de junio de 2019
CRÓNICAS DESDE EL CORAZÓN DE EUROPA

El riesgo de repetir la Historia

Guardar en Mis Noticias.

Por Javier Mata

Bonjour à toutes et tous ! En la madrugada del 6 de junio de 1944, hace 75 años, cientos de miles de jóvenes estadounidenses sobretodo, pero también canadienses, ingleses y franceses, desembarcaban en las playas de Normandia en Francia, en una operación arriesgada, apoyada por el lanzamiento de otros miles de paracaidistas y el bombardeo de las defensas y también de ciudades francesas detrás de las playas. En aquel momento decisivo estaban dominadas por las tropas nazis, como mas de la mitad de Francia y gran parte del continente europeo. Y aquellas zonas o países que no estaban dominadas eran claramente aliadas de la Alemania nazi de una u otra manera como los regímenes fascistas o pseudofascistas del resto: Italia y España, entre otros.


    Hasta aquí, una manera de expresar o definir el escenario de aquel mes de junio casi 5 años después de que el nazismo de Hitler y sus aliados empezara la mas devastadora de las guerras vividas por el hombre y la mas grande de las atrocidades cometidas por seres humanos contra sus congéneres como el exterminio de millones de judíos, gitanos, etc, sin contar los millones de soldados y civiles muertos durante la contienda.


    Aquel día de junio dejaron su vida en las playas, y después en el resto del territorio que iban liberando, miles de jóvenes anónimos, venidos de otros países. Miles de chavales de entorno a la veintena de años. Y aquí la « otra » parte de la historia de la que nunca estaremos suficientemente agradecidos.


    Nuestro pais no participó directamente en la guerra y no tenemos conciencia histórica del hecho. Franco además, era partidario de Hitler y tenia deuda con él. Y al contrario de lo sucedido en Italia, que si se libraron del yugo fascista inicial, nuestro pais quedó al margen de occidente durante muchos años, incluido del « Plan Marshall ». Bueno permítanme una apreciación, que no ha mucho ha sido bien reconocida, con el papel que el regimiento de españoles exiliados republicanos enrolados en el ejército francés de De Gaulle tuvo en la liberación de París.


    He visitado las playas, he visto las tumbas de aquellos chavales, y he vivido los testimonios directos de las atrocidades nazis en los que las sufrieron aquí en Francia. No me interesa el « lado historico » de la efemérides, sino el humano. Es cierto que murieron civiles durante los bombardeos aliados, pero incluso ellos recuerdan la llegada de los americanos (el mayor grueso de las tropas) como una liberación.


    Si aquel mes de junio de hace 75 años hubieran fracasado, la historia seria quizás diferente. Murieron para conseguir lo que no vieron, es decir, cómo Europa y el mundo se libraba de la época mas negra y atroz de su historia.


    Han pasado muchos años, los protagonistas que sobrevivieron en su mayoría están muertos, y la memoria colectiva, que tiende a ser efímera, está olvidando lo que sus antepasados vivieron y por lo que muchos murieron. Debería ser obligado que la llama del recuerdo en esta Europa, tan dada a bandazos populistas, no se apagará nunca. Que estuviera siempre encendida para recordarnos la barbarie y la atrocidad que se vivió con el beneplácito de muchos y la indiferencia de una gran mayoría. Han pasado muchos años, y quizás ese sea el problema.


     No puedo dejar de recordar, para mantener esa llama encendida, que el nazismo y el fascismo que desencadenaron aquella época atroz, llegaron al poder como un populismo xenófobo, con el apoyo o la indiferencia. Así, comenzaron culpando al diferente, al de otra raza y así acabaron llevando a la muerte y la destrucción incluso a los que les apoyaban o eran indiferentes.


    Desgraciadamente en los últimos años, esos populismos xenófobos han resurgido en Europa, escondidos tras caretas de reivindicación de cultura propia, patriotismo y nacionalismo excluyentes; y culpando, cómo no, al migrante o al diferente de todos los males.


    «Aquellos que olvidan la historia, corren el riesgo de repetirla» Bon courage!

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress